Bolivia reduce la exportación de gas

- Economía

Brasil alista un ‘plan B’ si falla la provisión de Bolivia.

El campo Vuelta Grande en Chuquisaca fue ocupado por el movimiento cívico de Tarija y Villamontes. Se obligó a parar la producción. Un tramo del Gasoducto Yacuiba-Río Grande se incendió. Según el Gobierno, se trató de un atentado.

LA RAZÓN

• San Julián • Los masistas bloquean a Santa Cruz.

La toma del campo Vuelta Grande (Chuquisaca) por parte de los movimientos cívicos de Tarija y Villamontes derivó en una paralización de la producción de hidrocarburos en ese predio. A ello se sumó el incendio de una de las válvulas del Gasoducto Yacuiba-Río Grande (Gasyrg) que, según el Gobierno, ocasionó que se enviara menos gas al Brasil.

Según un comunicado de la empresa Chaco, que opera el campo Vuelta Grande, la invasión a los predios se produjo a las 23.30 del martes. El gerente de Relaciones Institucionales de esa compañía, Juan Callaú, informó que un centenar de personas (cívicos) tomó la planta, ubicada en el Chaco chuquisaqueño.

El grupo movilizado obligó al personal de la empresa a parar las operaciones, con lo que se dejó de producir los 2,4 MMmcd de gas que diariamente son entregados a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Por otra parte, ayer en la madrugada, se incendió una de las válvulas del Gasyrg. Al respecto, el presidente de YPFB, Santos Ramírez, informó que este hecho provocó la disminución de los volúmenes de exportación de gas al Brasil en 3 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd).

Bolivia exporta 31 MMmcd a Brasil, por lo que la reducción provocó que sólo se envíen 28 MMmcd a ese mercado.

Según la agencia EFE, un comunicado de la estatal brasileña Petrobras confirmó que el suministro de gas boliviano a ese país fue afectado “parcialmente”.

Ramírez atribuyó el incendio a un atentado contra el gasoducto y responsabilizó a los cívicos del sur por lo ocurrido.

Según un comunicado del Ministerio de Hidrocarburos, el atentado contra el gasoducto se produjo a las 5.00 de ayer, en la zona Palmar Grande, Yatebute, “donde un grupo de vándalos procedieron a cerrar la válvula SDV-3 del Gasyrg, destruyendo la llave de seguridad y provocando una masiva fuga de gas. Una chispa intencional causó un incendio de proporciones”.

La contrapresión del cierre de la válvula desató una segunda ruptura en la válvula SDV-2, a las 15.00, en la zona Yaguacua, Sanandita. Un gran estruendo provocó la alarma generalizada en las poblaciones aledañas, cuyos habitantes huyeron de sus viviendas, añade el comunicado.

Se trata de un tramo del ducto de Transierra, que transporta gas desde el campo San Alberto hasta Río Grande, a través del Gasyrg (de 32 pulgadas). La tubería se conecta con el gasoducto GTB, que lleva el energético hasta el mercado brasileño. El gasoducto afectado transporta 3 MMmcd de gas y está ubicado a 50 kilómetros de Yacuiba.

Los funcionarios de Transierra tuvieron la precaución de cerrar las válvulas que la circundan, para que el peligro no se expanda, señaló el gerente comercial de la empresa, Jorge Boland.

Aunque Ramírez sostuvo que se trató de un atentado de “paramilitares facistas” (sindicó a los cívicos y prefectos opositores por ello), Boland sostuvo que aún no se conocen las causas del daño.

Mientras, el presidente del Comité Cívico de Tarija, Reynaldo Bayard, que lideró la toma del campo Vuelta Grande, negó que su gente haya sido autora del hecho e indicó que se trata de un autoatentado del Gobierno.

En YPFB se explicó que los 3 MMmcd que dejó de transportar el Gasyrg se redireccionaron al gasoducto Yabog —operado por la empresa nacionalizada Transredes—, a través del cual se distribuye el gas al mercado interno y también a la Argentina,

Esto incrementó el volumen que se envía al mercado argentino, hasta los 3 MMmcd, cuando se le estaba enviando sólo un promedio de 1,5 MMmcd.

Según el presidente de YPFB, el corte del 10% de exportación a Brasil provocará una pérdida de $us 8 millones por día. La pérdida total llegará a $us 100 millones, incluidos los costos de reparación (que durará 20 días), las multas y la merma de ingreso.

Puntos de vista

“Bolivia deja de ser confiable”

ÁLVARO RÍOS.

Ex ministro de Hidrocarburos.

“Bolivia está perdiendo esa calidad de suministrador confiable de energía y de gas que había sido para Argentina y Brasil, por nueve años. Eso redunda en que los vecinos estén viendo la seguridad de abastecimiento, independientemente del precio menor que tiene el país. Esto hace que los países, incluso Argentina, miren esto con algo de recelo y se pregunten qué pasa si esto hubiera sido algo más grave. Esto no es positivo, porque no sólo afecta al Brasil, sino afecta también a las regalías e impuestos en Bolivia, además a los inversionistas que quisieran apostar todavía por el país”.

“Lo más grave es la imagen”

CARLOS MIRANDA.

Ex Súper de Hidrocarburos.

“Si el volumen que se dejó de enviar fue del 10%, creo que no se aplica multa, de acuerdo al contrato. Dejaríamos de percibir ocho millones de dólares por día. Pero lo más terrible es que se perjudica la imagen del país. Por primera vez en la vida hemos dejado de cumplir religiosamente con el contrato con Brasil. Ahora le hemos fallado y va ratificando la figura de que no somos un país confiable y éramos el país más confiable que ha habido. Es una pena, pero nos va a tomar mucho tiempo el borrar esa imagen. Los 8 millones los recuperaremos, pero lo más grave es la imagen”.

 

BRASIL ALISTA UN ‘PLAN B’ SI FALLA LA PROVISIÓN DE BOLIVIA

ALTERNATIVA • El Gobierno de Lula Da Silva podría recurrir a sus reservas y energía hídrica.

El Nuevo Día

• GASYRG • Así luce la válvula 3 en la zona de Palmar Grande. El Gobierno dice que están en riesgo comunidades aledañas.

El gobierno de Brasil podría poner en práctica un “plan de contingencia” en caso de que falle el suministro de gas natural de Bolivia a causa de los problemas en ese país, afirmó ayer el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao.

Para Lobao hasta el momento no es posible cuantificar la pérdida de gas no suministrado, pero afirmó a periodistas que la situación “no crea problemas” porque Brasil tiene reservas y puede evitar el desabastecimiento y aplicar un plan contingencia, que consiste en sustituir la electricidad de origen térmico por la de origen hídrico, desconectar algunas plantas a gas y, en “última hipótesis”, utilizar el propio gas natural, que la petrolera estatal Petrobras reinyecta en sus yacimientos, para dirigirlo al abastecimiento del mercado comercial interno

“Habrá un gran perjuicio para Bolivia y algunas dificultades para Brasil”, que recibía hasta hoy 31 millones de metro cúbicos, afirmó Lobao

Los principales diarios (Globo y Folha) hicieron seguimiento en sus ediciones en la Internet a los hechos sucedidos en Bolivia y el posible incumplimiento en la entregas de gas.

Bolivia abastece más de la mitad del mercado de gas natural de Brasil, a través de ese gasoducto de 1.970 kilómetros de longitud, manejado por una empresa binacional, con capacidad nominal de 30 millones de metros cúbicos por día del combustible.

El gas abastece la mitad del mercado comercial brasileño y el 60 por ciento del estado de Sao Paulo. El embajador de Brasil en La Paz, Frederico Araújo, dijo que en 48 horas se sentiría el efecto de la toma del gasoducto. Río de Janeiro, EFE.