El narcotráfico frena el crecimiento de la economía de México; Cárteles financian al campo

- Coca Narcotráfico

La guerra contra los carteles de la droga dejó más de 6.500 muertos en 2009. México va camino ser un “estado fracasado”. Cárteles financian al campo, dotan de semillas, armas y seguridad a los agricultores del país.

image

Crédito: AP

La guerra contra los carteles de la droga dejó más de 6.500 muertos en 2009 y según un estudio va camino ser un “estado fracasado”. El narcotráfico y la delincuencia no permiten a México emerger como potencia

La historia de drogas y crímenes en México son temas de moneda corriente. Con un privilegiado acceso al mercado de los Estados Unidos, un ingreso per cápita que dobla a China y una población de más de 112 millones de personas, México debería surgir como potencia mundial pero las drogas, la delincuencia y las mafias no lo permiten.

La guerra contra el narcotráfico ya dejó más de 6.500 muertos en 2009. En 2008 los EE.UU aseguraron, a través de un estudio del Pentágono, que México estaba camino a convertirse en un “estado fracasado”.

La violencia ligada a las drogas, es tema de moneda corriente, sobre todo en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, en dónde la semana pasada se hizo presente el mandatario mexicano para comenzar un plan anti narcotráfico.

México no sólo cuenta con el problema de los carteles del narcotráfico sino que también el 2009 fue un desastre económico para el país, la economía azteca se contrajo casi 7%. (infobae.com)

Cárteles financian al campo: Tribunal

Dotan de semillas, armas y seguridad a los agricultores del país, asegura

Carlos Avilés

El Universal, 17 de febrero de 2010

El narcotráfico ha suplido la falta de créditos en el campo mexicano y se ha convertido en uno de los principales financiadores de extensas zonas rurales, a las que dota de semillas —principalmente de mariguana y amapola—, de seguridad y hasta de armas, advirtió el presidente del Tribunal Superior Agrario, Ricardo García Villalobos Gálvez.

Esta situación ha generado que en alrededor de 30% de los terrenos del campo mexicano convivan cultivos de productos legales con plantíos de mariguana y amapola, aseguró el magistrado en la inauguración de un seminario organizado por la Barra Mexicana Colegio de Abogados.

Afirmó que los tribunales agrarios han podido constatar la presencia de cárteles incluso cuando han tenido problemas para hacer cumplir sentencias sobre restitución de tierras —especialmente por problemas de límites— en zonas donde es clara la siembra de plantíos ilegales.

“Ellos (los narcos) entregan la semilla de las plantas no lícitas, y muchas veces esto facilita que los campesinos puedan adquirir otro tipo de semillas para otro tipo de productos; por eso digo que la siembra siempre es mixta: no hay cultivos puramente de mariguana o de amapola, siempre están entreverados”.

García Villalobos afirmó que “la delincuencia organizada se está apoderando del campo mexicano, y no siento que exista una política de Estado para apoyarlo como tema de seguridad nacional”.

Como parte de la ponencia que rindió en el “Seminario sobre seguridad jurídica en la inversión, compra y participación en tierras ejidales y su ordenamiento en materia ambiental”, dijo que en este entorno genera inconformidad conocer que funcionarios como el secretario de Agricultura, Francisco Javier Mayorga, y sus familiares, han sido beneficiados con apoyos económicos de programas como Procampo.

Afirmó que la presencia de este problema, sumada a la creciente dependencia alimentaria de nuestro país con respecto al extranjero, hace necesario que el gobierno mexicano vea y atienda al campo como un asunto de seguridad nacional.

Lamentó que ni durante las administraciones priístas ni las panistas se haya podido reactivar este sector, e incluso cuestionó que el ex presidente Vicente Fox haya presumido de ser ranchero y no haya detonado el crecimiento del campo.

En el caso del presidente Calderón, dijo: “Viene de Michoacán y tampoco se entiende que no haya ayudado al campo”.

Producción en declive

García Villalobos recordó que en la década de los 50 México era una nación que exportaba alimentos; en los 80 se convirtió en un país de autoconsumo, donde los campesinos producían sólo lo necesario para comer —como maíz y frijol—, y ahora depende de los alimentos que se producen en el extranjero.

Dijo que 40% de los productos de primera necesidad que se consumen en el país es importado —basta con ir al supermercado y comprobar que casi todos los alimentos vienen del extranjero—, mientras que 60% de lo que produce el campo mexicano ni siquiera abarca productos básicos como maíz, leche y leguminosas.

Lo anterior es preocupante, dijo, porque “se pone en riesgo la seguridad nacional”, pues el país ha perdido su independencia y autonomía alimentaria.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?