Matanza San Ramón. Policía deduce que William Rosales aún está con vida

- Coca Narcotráfico

Pericia balística refuta a Maraz sobre matanza de 4 esbirros de Rosales. Se abre más dudas sobre cómo 2 de los sobrevivientes pudieron salvarse de la matanza. Un extracto de llamadas muestra que algunos de ellos se mantuvieron comunicados.

image

Reporte. Miguel Gonzales detalló lo que arrojó el análisis de balística. El fiscal debe sacar conclusiones al respecto

Berthy Vaca Justiniano, El Deber

Pericia balística refuta a Maraz sobre matanza

Datos. Cuatro esbirros de Rosales fueron asesinados en un vehículo y dos en el suelo. Tras el hecho hubo un nutrido flujo de llamadas de Rosales con un piloto y otros cuatro sujetos

El estudio de balística, aplicado a los cuerpos de tres ciudadanos serbios y de tres bolivianos para esclarecer cómo fueron acribillados a tiros por sicarios que supuestamente secuestraron a Willian Rosales Suárez en una emboscada perpetrada el 14 de mayo, cerca de San Ramón, difiere de la versión de Juan Carlos Maraz Gutiérrez (37), uno de los dos sobrevivientes. Asimismo, la Felcc reveló que tras el hecho hubo un nutrido flujo de llamadas entre siete implicados, tres de los cuales están prófugos, según la Policía.

En esa ocasión fallecieron Pedrag Cancovic, Sasa Turcinovic, Bojan Bakula (serbios), Mauricio Méndez Santistevan, Rafael Douglas Cuéllar Loras y Diego Guardia Vía (bolivianos); se salvaron Maraz con tres balazos, y el colombiano Jair Repizo Rengifo (35), que resultó ileso.

Maraz detalló el viernes, en una reconstrucción realizada en la Felcc, que Méndez y Cancovic estaban en el asiento delantero; Repizo, Cuéllar Loras y Turcinovic en el trasero, mientras que él, Guardia y Bakula en el maletero cuando tres matones dispararon desde atrás y los costados.

El director de la Felcc, Miguel Gonzales, explicó que, conforme a la trayectoria de las balas, sincronizada con los impactos en el motorizado y los orificios en los cadáveres, se tiene que en el vehículo asesinaron a Cuéllar, Méndez (enmanillados en el asiento trasero), Guardia y Turcinovic (en el maletero). Asimismo, Cancovic y Bakula fueron acribillados en la orilla del camino.

Gonzales cree que Maraz miente al decir que en el vehículo había ocho personas y afirma que Repizo no hubiera sobrevivido a las balas si hubiera estado dentro de la vagoneta, pues indicó que los tres sicarios dispararon al menos 23 proyectiles, buena parte de ellos a la cabeza de sus víctimas. La autoridad reveló que antes y después de la matanza hubo un intenso cruce de llamadas telefónicas entre Rosales, Maraz, Repizo, Édgar Suárez T., Juan Carlos Suárez S., José Antonio Suárez N. y Jorge Velarde N., piloto que, a decir de González, estuvo en Guarayos el día del hecho y aterrizó una nave en la colonia Chihuahua. Los tres últimos están siendo buscados por la justicia.

En la cárcel están presos Repizo, Édgar Suárez, el policía Dagoberto Burgos Durán, el Tte. Dagner Paz y el capitán Orlando Araujo Becerra.

Willian mató a una joven, según informe

El director de la Felcc, Miguel Gonzales, informó de que el desaparecido Willian Rosales Suárez es sospechoso de haber matado a una joven, de 24 años, en un hotel de Trinidad poco antes del asesinato de seis de sus secuaces.

De acuerdo con la autoridad, el 1 de mayo Rosales y su grupo alquilaron la pieza 207 del hotel Aguaí y por algún motivo le disparó en la cabeza a la muchacha, identificada como Curi Z., cuyo padre es de origen libanés.

El caso no trascendió, pero se sabe que la Fiscalía beniana abrió una investigación. Lo cierto es que 13 días después ocurrió la matanza en proximidades de San Ramón (Santa Cruz), donde Rosales supuestamente fue secuestrado.

La Policía no descarta que el hecho de sangre ocurrido en tierra cruceña se trate de una venganza por la muerte de la joven, pero tampoco se desestiman otras hipótesis, como que Rosales, presunto narcotraficante, hubiera urdido su escape; su familia cree que lo han matado.

Policía deduce que William Rosales aún está con vida

Un informe balístico abrió más dudas sobre cómo dos de los sobrevivientes pudieron salvarse de la matanza. Un extracto de llamadas muestra que algunos de ellos se mantuvieron comunicados.

imageFoto: informe • El director de la Felcc, Miguel Gonzales mostró en detalle la trayectoria de los proyectiles.

El Día, 27 de Julio, 2010

El jefe de la Felcc, coronel Miguel Gonzales, afirmó ayer que William Rosales Suárez se encontraría con vida, después de su desaparición el 14 de mayo de este año, en San Ramón. La escueta declaración la hizo al finalizar una exposición del informe balístico sobre la matanza que hubo en esa localidad, donde murieron seis personas, y sobrevivieron otras que habrían visto el presunto secuestro de Rosales.

La autoridad policial explicó en detalle la trayectoria de los proyectiles usados en la matanza y encontró una serie de contradicciones en comparación a las declara- ciones de los dos únicos sobrevivientes a la matanza.

El informe balístico mostrado ante los medios, deja entrever -según la Policía- que alguien planificó con lujo de detalles lo acontecido el pasado 14 de mayo por lo cual dos oficiales de la Policía se encuentran con detención preventiva,  el teniente Dagner Paz Mendoza en la cárcel de Palmasola y el capitán Orlando Araujo Becerra en la cárcel de Chonchocoro de La Paz.

Existen dos gráficos que reflejan la cantidad de personas que viajaban en el vehículo de Rosales, al momento de ser interceptados horas antes de la matanza por supuestos policías antidrogas que muestran la trayectoria de los proyectiles disparados donde supuestamente se encontraba como rehén  el cuerpo de seguridad de Rosales incluyendo los serbios Bojan Bakula (28), Sasa Turcinovic (31) y Predrag Stojkov (35).

Además, muestra el número de personas que viajaban en el vehículo donde la Policía no entiende cómo el colombiano Jair Repizo Rengipo (detenido) y  Juan Carlos Maraz Gutiérrez salieron casi ilesos de la matanza. “De acuerdo a la trayectoria de los proyectiles, el colombiano que viajaba en la parte delantera del vehículo debía recibir al menos un impacto de bala. Uno de los ejecutores hizo dos disparos que termina de asegurar la muerte de los que viajaban adelante y con mayor razón este hubiese sido víctimado”, explicó el oficial.

Se comprobó que dos de los serbios fueron asesinados afuera del vehículo desmintiendo la versión de los sobrevivientes que los ejecutaron adentro. Asimismo, existe un flujo de llamadas realizadas antes y después de la matanza donde se constata que el colombiano Jair Rengipo se comunico vía celular con el piloto Juan Carlos Velarde, José Antonio Suárez y Juan Carlos Suárez. “Del fiscal dependerá si emite una orden de aprehensión contra Maraz”, indicó Gonzales.

‘Rosales se encuentra con vida’

Víctor Camacho Ochoa, abogado del capitán Orlando Araujo Becerra, principal sospechoso de la matanza de San Ramón y desaparición de William Rosales Suárez, dijo que lo expuesto por la Policía sobre el estudio balístico desvirtúa que su cliente haya encabezado la matanza y comprueba que Rosales se encuentra con vida.

El jurista anunció interponer una querella contra Juan Carlos Maraz Gutiérrez (sobreviviente) y otras tres personas del entorno de Rosales quienes no han sido habidos para citarlos a declarar.

Para hoy se tiene previsto que se lleve la audiencia de cesación a la detención del teniente Dagner Paz a quien los únicos dos sobrevivientes identificaron de haber participado en la matanza. “Los Rosales fueron a ofrecerle dinero a Dagner Paz como resarcimiento por los perjuicios”, indicó.

Este 30 de julio solicitará que el capitán sea puesto en libertad.

Casos

Caen dos bolivianos con 70 kilos de droga

La Policía peruana de Juliaca zona que conecta con el Desaguadero-La Paz, detuvo a dos bolivianos que transportaban 70 kilos de droga camuflada en la camioneta 4×4 donde viajaban. 40 kilos estaban en el interior de las botellas escondidas dentro del tanque de gasolina de la camioneta, mientras que los otros 30 kilos, estaban ocultos encima de la tolda de la unidad y los asientos traseros del vehículo.

Los detenidos fueron identificados como los bolivianos Nelson Limachi Ñaupa (25) y Félix Collana Kasqui (44) enviados a la cárcel peruana./Perú.