Un boliviano en EEUU desata polémica sobre migración

- Vida

Migrante. Carlos Martinelly provocó un accidente en el que falleció una monja. Religiosas piden no politizar el accidente. El hecho abrió una polémica sobre las normas migratorias.

image

Polémica. Una persona muestra un cartel a favor de la deportación.

Brenda Romero Doria Medina – Nueva York (EEUU), La Razón 

La secretaria de Seguridad Nacional de EEUU, Janet Napolitano, ordenó una inmediata investigación para determinar los motivos por los cuales el boliviano Carlos Martinelly Montaño (23) no fue deportado desde el 2008.

Martinelly provocó un accidente el domingo, cuando, según la Policía, conducía en estado de ebriedad. En el hecho ocurrido en el condado de Prince William, Virginia, murió una monja y otras dos sufrieron heridas graves.

Napolitano cuestionó “por qué estaba este individuo conduciendo aquí todavía? Estaba en procedimientos de deportación. Por qué tomaron tanto tiempo”

Martinelly fue arrestado en dos ocasiones por conducir ebrio y fue entregado a las autoridades de Migración, pero fue liberado bajo fianza el 2008. Estaba a la espera de la decisión de un juez, quien hasta la fecha no emitió su dictamen. Los cargos que ahora enfrenta son homicidio involuntario y por conducir en estado de ebriedad y con licencia revocada.

El vehículo en el que viajaban Connie Ruth Lupton, Charlotte Lange y Denise Mosier (66) fue impactado de frente cuando iban a misa. Mosier murió al instante. Lupton y Lange están hospitalizadas en estado crítico y aún están imposibilitadas para hablar.

Nancy Ávalos, novia de Martinelly, habló con la cadena Fox y pidió perdón a la comunidad por la muerte de Mosier.

Según la agencia EFE, Alejandro y María Martinelly, padres de Carlos, acudieron al convento de Saint Benedict en busca del perdón de las monjas. Ambos aseguran que su hijo estaba trabajando legalmente en el país, pese a haber entrado de forma ilegal en 1996. Sin embargo, la Policía dice que Martinelly es indocumentado.

La conductora del programa al Rojo Vivo, María Celeste Arraras, señaló ayer que el accidente provocado por el inmigrante “ha puesto en bandeja de plata a los racistas una razón para no querer a los indocumentados”.

Angélica Salas, de la organización Chirla, dijo a ese programa que aquellos que están en contra de la legalización de indocumentados “siempre tratan de buscar la manzana podrida para decir que todo el mundo merece mano dura, pero la realidad es otra”.

El congresista republicano Ted Poe pidió justicia y preguntó cuántas vidas tienen que perderse en manos de gente ilegal para que el Gobierno federal actúe.

Religiosas piden no politizar el accidente

El hecho abrió una polémica sobre las normas migratorias

EFE – Washington. Las monjas del convento de Saint Benedict, en Virginia, EEUU, que perdieron a una de sus hermanas en el accidente causado por el boliviano Carlos Martinelly Montaño, pendiente de deportación y que conducía ebrio, no quieren que el caso se convierta en tribuna para el debate migratorio.

“Consideramos desafortunado que esta tragedia se esté politizando tanto”, dijo a EFE la hermana Glenna Smith, portavoz de la orden religiosa.

Smith lamentó que el incidente en el que el boliviano, que según la Policía está indocumentado y ebrio, atropelló mortalmente el domingo a la hermana Denise Mosier, de 66 años, e hirió a otras dos, se haya convertido en foco de críticas de quienes piden endurecer la política migratoria.

Boliviano enciende el debate sobre los indocumentados en Estados Unidos

El accidente de tránsito en el que un ciudadano boliviano estuvo involucrado ha encendido el ya caliente debate sobre los inmigrantes ilegales en Estados Unidos, según publicó hoy el portal www.alobolivia.com. El domingo pasado, Carlos Martinelly Montaño estaba ebrio cuando chocó un vehículo y mató a una monja e hirió a otras dos. La polémica se extiende por territorio estadounidense.

image

La imagen muestra al boliviano Martinelly Montaño en el diario The Washington Post. Este medio abrió un foro en su sitio web sobre el tema de los ilegales en Estados Unidos

El Deber

Un accidente de tránsito en el que falleció una monja comienza a ser el epicentro del debate con relación a los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. Y en medio de todo se encuentra un ciudadano boliviano: Carlos Martinelly Montaño.

Todo se inició el domingo pasado en el condado de Prince William, Virginia.  Martinelly Montaño chocó el vehículo en el que viajaba la religiosa Denise Mossier junto a otras dos integrantes de su congregación. Mossier, de 66 años, falleció en el lugar del hecho, mientras que las otras dos monjas se encuentran en estado crítico.

Martinelly Montaño, de 23 años, se encontraba en estado de ebriedad en el momento del accidente y ha sido acusado con el cargo de homicidio culposo. Actualmente se encuentra en un hospital en la ciudad de Fairfax. Luego será llevado al centro correccional en Manassas.

El accidente del domingo 1 de agosto pudo ser uno más de los tantos que se dan en las autopistas estadounidenses. Sin embargo, medios de comunicación como el Washington Post, Nacional Public Radio y otros le comienzan a dar amplia cobertura el hecho.

El motivo principal es que Martinelly Montaño no sólo se encuentra de manera ilegal en Estados Unidos, sino que tiene antecedentes de haber conducido bajo influencia del alcohol en varias ocasiones anteriores e incluso ya tenía pendiente su deportación debido a eso.

La cadena de radio NPR publicó un artículo en el que asegura que lo que era una simple nota de alcance local “ahora gana espacio a nivel nacional como parte del ya caliente debate sobre inmigración ilegal debido a que envuelve la muerte de una monja por parte de un individuo con antecedentes por conducir alcoholizado y que esperaba su deportación”.

El cónsul boliviano en Washington DC, Ramiro Cusicanqui, lamentó el hecho. “Es una desgracia. Este accidente ha sido el fusible que disparó el debate sobre inmigración en el área y será aprovechado por los republicanos, debido a que se encuentran en un año electoral”, comentó Cusicanqui.

El funcionario consular también lamentó la conducta de Martinelly Montaño. “No podemos manejar ebrios. No podemos poner en riesgo a los demás por nuestros vicios. Si él ha cometido el delito tiene que ir a la cárcel. No lo podemos justificar”.

Según NPR, Martinelly Montaño había sido arrestado por conducir bajo efectos del alcohol en 2007 y 2008. Después de su arresto en 2008, había sido detenido por el Servicio de Aduanas e Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés) y luego fue liberado mientras esperaba su proceso de deportación.

Paul Ebert, abogado del condado de Prince William, dio al Washington Post un resumen de los antecedentes de Martinelly Montaño, quien fue arrestado en varias ocasiones usando diferentes nombres y números de seguro social. Según el reporte, el ciudadano boliviano fue arrestado en 2006 por conducción peligrosa. En 2007 fue detenido dos veces por sobrepasar el límite de velocidad permitida. El mismo año también lo detuvieron por estar ebrio en un lugar público.

En 2008 fue sancionado por conducir un vehículo sin revisión técnica. También se lo había encontrado conduciendo en tres ocasiones, pese a que su licencia había sido revocada (en 2008, el año pasado y en abril de este año).

La pregunta que muchos se hacen ahora es cómo teniendo tantos antecedentes de violaciones de tránsito, Martinelly Montaño no fue deportado.

Incluso, la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo a la agencia AP que el accidente “fue algo totalmente horrible” y luego agregó: “¿Por qué estaba este individuo conduciendo aquí todavía? Estaba en procedimientos de deportación. ¿Por qué tomaron tanto tiempo?”.

Debido a este incidente algunos políticos han aprovechado para criticar al gobierno federal por cómo ha abordado el caso. El congresista republicano Hal Rogers, de Kentucky, criticó a los agentes de inmigración por no haber deportado a Martinelly Montaño.

En declaraciones la agencia AP, Rogers dijo: “A medida que más datos salen a la luz con relación a este caso, se demuestra que es necesario que el Servicio de Aduanas e Inmigración sea más eficiente en sus tareas de deportación.

Según NPR, las integrantes de la congregación religiosa de la monja fallecida se encuentran preocupadas por cómo el caso está siendo utilizado para sacar a la luz el debate sobre inmigración.

El cónsul Cusicanqui recomendó a los bolivianos que viven en Estados Unidos a acatar las leyes del país. “Traten de tener sus documentos en regla, respeten las leyes, no manejen sin permiso de conducir, sin seguro contra accidentes y nunca lo hagan en estado de ebriedad”, expresó.

Fuente: Miguel Souza – Virginia