Artillería pesada en el Bernabéu

Real Madrid y Milan medirán su pegada sobre la alfombra verde de un Bernabéu que se prepara para lo que promete ser un duelo espectacular. Los blancos llegan al partido con la escopeta cargada de goles tras haber dado un salto evolutivo en su juego. Dos goleadas, ante Deportivo y Málaga, dan fe de ello. Ahora toca corroborarlo ante los ‘rossoneros’, un rival de enjundia con munición de sobra para herir a cualquier enemigo.

1287470351_extras_noticia_foton_7_0

Los tres atacantes del tridente milanista tienen en su expediente antecedentes ‘penales’ ante los madridistas. Ronaldino vuelve al lugar del ‘crimen’ que cometió con el Barça hace unos años, cuando se ganó el aplauso del respetable. No es el que era entonces, desde luego, pero al brasileño no se le ha olvidado jugar al fútbol.

A Ibrahimovic, meter goles, tampoco. Entre las pocas cosas buenas que hizo el sueco en el Camp Nou la pasada temporada destaca el gran gol que le marcó a Casillas en el Clásico. Entre rajada y rajada contra Guardiola, Ibra sigue haciendo goles con su nueva camiseta. Es tan bueno como complicado de meter en vereda.

Problemas también fue lo que dio Pato en su última visita al Bernabéu. El delantero brasileño marcó dos goles a Casillas y dejó la sensación de estar llamado a ser uno de los grandes futbolistas del fútbol europeo durante los próximos años. En el bando contrario, pertenece también a ese selecto grupo de elegidos Mesut Ozil.

El alemán explotó en La Rosaleda ante el Málaga con un partidazo y en el Bernabéu se frotan las manos con él. También Higuaín y Cristiano Ronaldo, que han recuperado el olfato goleador perdido en el arranque liguero y que encima han empezado a entender que al fútbol se juega en equipo con el mismo balón. Ante el Milan, tratarán de llevarlo de nuevo a las redes de un veterano de guerra como Abbiatti al grito de "apunten, disparen, fuego".

Fuente: Marca.com