Juegos Estudiantiles Plurinacionales

- Deportes

El Presidente inauguró la segunda fase de los Juegos Plurinacionales. La Paz quiere la sede de los nacionales.

Imagen

El presidente Evo Morales les pidió a los competidores de la segunda fase de los primeros Juegos Estudiantiles Plurinacionales del departamento de La Paz que “no hagan ‘chanchullo’” y que compitan con lealtad en procura de la victoria. Evo improvisó su discurso en el acto de inauguración llevado a cabo en el estadio Hernando Siles, ante cerca de 3.000 deportistas y unos 5.000 aficionados.

A partir de hoy se llevarán a cabo las competencias en distintos escenarios de la ciudad, en diez disciplinas deportivas y los vencedores se clasificarán a la fase final que se disputará en Cochabamba. Morales se declaró “gratamente sorprendido por la participación de todas las circunscripciones del departamento de La Paz”.

El Primer Mandatario participó en días pasados en la inauguración de los Juegos en otros departamentos “y me quedé impresionado por la participación de la juventud estudiosa. Por eso, quisiera retroceder a mis tiempos de colegial y participar también yo como lo hacen ustedes”, se dirigió a los deportistas.

Recordó que antes no había este tipo de competencias. Destacó de éstas que sirven para integrar a los estudiantes del campo y las ciudades, y que se da una “sana competencia entre los establecimientos privados y los fiscales” del país. De esta manera —agregó— podemos integrar al pueblo boliviano.

Contó que en un departamento se descubrió que un colegio suplantó a sus jugadores, con la finalidad de sacar ventaja. “Ese establecimiento fue sancionado con la pérdida de los puntos en mesa”.

Por eso les pidió a los deportistas de La Paz y a los profesores no hacer ‘chanchullo’. “Me he dado cuenta, aunque tarde, de que con el deporte estamos alejando a la juventud de la perversión. La mejor inversión por la juventud estudiosa es a través del deporte”.
Sede. Morales no respondió si acepta que la sede nacional de los terceros Juegos, en el año 2012, sea La Paz, ante un pedido que le hizo —durante su participación— el gobernador del departamento, César Cocarico. La autoridad departamental recordó que Cochabamba será la sede de la primera edición y que Chuquisaca albergará la segunda.

El Gobernador dijo que La Paz tiene “una buena infraestructura deportiva, aunque faltan cosas por mejorar, pero hay la predisposición para llevar adelante unos juegos de esta magnitud”. Según Cocarico, el equipo paceño será el ganador a nivel nacional en la próxima cita valluna.
Los datos
Lo mejor

La barra de los Juegos, integrada por cientos de estudiantes, se lució ayer. Los mosaicos en la recta de general fueron lo mejor del espectáculo en la inauguración.
Poco público
Estudiantes de establecimientos educativos fueron mayoría. No hubo más de 5.000 espectadores.
La fiesta
La parte final del evento estuvo a cargo de los grupos Llajtaymanta y Veneno.
El fuego jugó una mala pasada en la inauguración
El momento culminante del acto de inauguración resultó un fiasco, porque el fuego destinado a iluminar la segunda fase de los primeros Juegos Estudiantiles Plurinacionales en La Paz se apagó antes de llegar al pebetero.

El Chasqui, portando la antorcha que había sido encendida en Tiwanaku en horas de la mañana, llegó al estadio Hernando Siles junto con sus acompañantes a las 18.20. Tras dar una vuelta con solemnidad sobre la pista del escenario, se dirigió adonde esperaban los amautas para llevar a cabo un ritual andino.

De pronto el fuego se convirtió en una bola que fue lanzada hacia el cielo por los amautas, pero algo falló y se apagó en el camino. El pebetero no logró ser encendido y, empezando por el presidente Evo Morales, hubo un manto de desilusión en el escenario de Miraflores.

De inmediato, el Primer Mandatario decidió abandonar el palco en donde se había alojado conjuntamente su comitiva y se marchó del escenario. No hubo ninguna explicación oficial acerca de lo ocurrido.

El programa de inauguración sufrió algunas modificaciones que afectaron al acto de encendido, que se hizo por anticipado, pues la luz natural del día todavía no se había marchado. El acto debía contar con la complicidad de las sombras de la noche. Tras el fallido intento, se procedió a la desconcentración de las delegaciones participantes.

Fuente: La Razón




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?