Periodistas de Cochabamba proponen marchar desde Patacamaya a La Paz

- Política

Contra 2 artículos de la ley antirracismo. Los periodistas volvieron a acudir a la manifestación vestidos de luto. En Santa Cruz Hay nuevos ayunadores y los familiares sufren el drama. Los ayunadores respondieron por escrito a la Iglesia. Percy Suárez, Gary Áñez y Guider Arancibia abandonaron el piquete. El gobierno acelera aprobación del reglamento de su cuestionada ley.

image Periodistas y ciudadanos en la plaza 14 de Septiembre de Cochabamba, ayer. – José Rocha Los Tiempos

Periodistas de Cochabamba proponen marchar desde Patacamaya a La Paz

La Prensa. La idea surgió en el mitin protagonizado por cientos de periodistas y adherentes en Cochabamba, ayer desde el puente de Quillacollo a la plaza 14 de Septiembre: marchar 100 kilómetros, entre Patacamaya y La Paz, para exigir la anulación del artículo 16 y la modificación del 23 de la ley antirracismo y antidiscriminación.

Los periodistas volvieron a acudir a la manifestación vestidos de luto. La protesta contó con la participación de los estudiantes de la carrera de Comunicación de la Universidad Mayor de San Simón, otros sectores y personas que marcharon.

Una de las consignas más repetidas a lo largo del trayecto fue “con mordaza, no hay democracia”, mientras varios transeúntes se sumaban a la marcha durante su recorrido.

La periodista Darinka Sánchez, integrante del Comité de Defensa de la Libertad de Expresión, dijo que “los trabajadores de la prensa de todo el país queremos realizar una marcha desde Patacamaya a La Paz en señal de unidad y protesta contra estos dos artículos”.

Al finalizar la marcha, representantes de varias instituciones que participaron en la movilización hicieron uso de la palabra para apoyar la iniciativa de la recolección de firmas y anunciaron otras medidas pacíficas de protesta.

La propuesta será puesta en consideración de las federaciones del interior del país para ser aprobada.

Al mediodía de ayer, las redes televisivas de Cochabamba realizaron una transmisión satelital en cadena y en vivo desde la plaza 14 de Septiembre dirigida a todo el país y varias radios reportaron la vigilia que hicieron los manifestantes en el centro cochabambino.

La localidad de Patacamaya, perteneciente a la provincia paceña Aroma, está ubicada a 100 kilómetros de la sede del Gobierno, sobre la carretera que une La Paz con Oruro.

Entretanto, en la plaza 24 de Septiembre, de Santa Cruz de la Sierra, 24 personas se mantienen en huelga de hambre con la misma finalidad.

Pese a la solicitud de la Iglesia Católica, los ayunadores mantienen la extrema medida en plena vía pública.

“El 16 vulnera la Carta Magna”

El diputado Fabián Yaksic, del Movimiento Sin Miedo (MSM), afirmó ayer que el artículo 16 de la ley antirracismo vulnera la Constitución.

El legislador advirtió ayer de que “cuidado que estemos pretendiendo reglamentar algo que está definitivamente prohibido en la Constitución Política del Estado; el derecho a emitir libremente las ideas por cualquier medio de difusión sin censura previa, esto es lo fundamental. El artículo 16, como está redactado (en la Ley Contra el Racismo), implícita y explícitamente está llevando a la censura previa y no lo puedes reglamentar”.

La Carta Magna garantiza el derecho a la libertad de expresión, de opinión y de información, a la rectificación y a la réplica, y el derecho a emitir libremente las ideas por cualquier medio de difusión, sin censura previa.

Huelgas de hambre

Dos piquetes de ayuno voluntario exigen la anulación y la modificación de dos artículos de la ley antirracismo.

En Santa Cruz de la Sierra, cuatro personas se mantienen en huelga de hambre en la plaza 24 de Septiembre.

Una séptima persona se sumó al piquete instalado en la plaza principal de Montero, en puertas de la catedral.

Otras dos periodistas se incorporarán hoy a la extrema medida, por lo que los ayunadores sumarán 33 en ambos piquetes.

Ciudadanos comunes expresan constantemente su apoyo a los huelguistas en ambos puntos.

Masiva marcha de la prensa valluna

EL GOBIERNO ACELERA LA ELABORACIÓN DEL REGLAMENTO DE LA LEY CONTRA EL RACISMO

image

La marcha de los trabajadores de la prensa y sociedad civil en su ingreso al centro de la ciudad, ayer. – José Rocha Los Tiempos

15/10/2010 Los Tiempos

Con gritos de “¡libertad de expresión!, ¡no a la ley mordaza!”, cantos, estribillos, petardos y vuvuzelas, medio millar de trabajadores de la prensa, representantes de medios de Cochabamba y de Quillacollo, estudiantes y docentes de la carrera de comunicación social de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) y ciudadanos de la sociedad civil salieron ayer a marchar por el centro de la ciudad contra los “artículos mordaza” (16 y 23) de la Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación.

Simultáneamente, el Gobierno apuraba en La Paz, en la sede del Ministerio de Justicia, la elaboración del Reglamento del artículo 16, referido a la clausura de medios de comunicación que “difundan ideas racistas”.

En tanto, en Santa Cruz, tres periodistas que mantenían su huelga de hambre en la plaza 24 de Septiembre desde el pasado lunes levantaron su extrema medida y otros cuatro ocuparon sus lugares. En La Paz, los periodistas organizaron una vigilia con velas frente a la Vicepresidencia. En el resto de las ciudades del país se mantenía la campaña de recolección de firmas.

En tanto, en la marcha de Cochabamba surgió la propuesta de organizar un recorrido desde el poblado de Patacamaya, en el altiplano boliviano, hasta la ciudad de La Paz, propuesta que tuvo amplia aceptación y se habló de coordinar la medida con trabajadores del resto del país.

La periodista Darinka Sánchez, quien tomó la palabra, durante la concentración final de la marcha, en la plaza 14 de Septiembre, anunció que la propuesta ya contaba con el apoyo de otros departamentos, como los de Santa Cruz y Tarija, como una medida alternativa para que el Gobierno reconozca la demanda de eliminar el artículo 16.

El director del periódico Los Tiempos, Juan Cristóbal Soruco, ratificó que tanto el artículo 16 como el 23 limitan severamente la libertad de expresión e información. “Hemos defendido la libertad de expresión antes, lo estamos haciendo ahora y lo haremos mañana. Estuvimos defendiendo con colegas que ahora incluso están de voceros del Gobierno. Ese tiempo peleamos por la libertad de expresión y todos los intentos que se han hecho por limitarnos, los hemos combatido. Hoy también lo haremos”, dijo Soruco.

La marcha que partió del puente de Quillacollo y que contó con el acompañamiento y el apoyo de todas las personas que se toparon con ella. Paralelamente, se reimpulsó la campaña de recolección de firmas, que hasta ahora ya logró unas 10 mil rúbricas.

Campaña de firmas

A nivel nacional ya se lograron 200 mil firmas de apoyo para presionar a la Asamblea Legislativa Plurinacional a tratar un proyecto para modificar la ley antirracismo, a través de la iniciativa legislativa ciudadana vigente en la Constitución. El fiscal general de la Asociación de Periodistas de La Paz, Antonio Vargas, explicó que al no existir reglamento para esa iniciativa legislativa ciudadana, reconocida por la Constitución, una vez que se considere como suficiente el número de firmas recolectadas, se procederá a presentar la demanda ante los legisladores.

Según las mismas leyes, si los legisladores no cumplen su deber, se procederá a la convocatoria a referéndum para que por esa vía la ciudadanía pueda modificar la norma con la que no está de acuerdo. Durante la movilización de ayer, los periodistas ratificaron que no son racista y que las personas que expresaron ciertos criterios a través de medios que ofendieron la integridad de las autoridades, no son periodistas de profesión, sino simples aficionados.

Hay nuevos ayunadores y los familiares sufren el drama

Protesta. Los ayunadores respondieron por escrito a la Iglesia. Percy Suárez, Gary Áñez y Guider Arancibia abandonaron el piquete. Hay alerta en los familiares de los afectados

image Baja. Guider Arancibia (EL DEBER) fue asistido luego de nueve días en ayuno

Carmela Delgado, El Deber

Un grupo de trabajadores de la prensa de Santa Cruz cumplió ayer con el duodécimo día en huelga de hambre en la plaza 24 de Septiembre y continúan sumando respaldo de la población, que hasta ayer había estampado 110.000 firmas en los libros que están ubicados en los alrededores del paseo principal.

En la jornada de ayer se produjo la baja de tres ayunadores, pero ingresaron otras cuatro personas al piquete, mientras que los huelguistas agradecieron por escrito a la Conferencia Episcopal de Bolivia por el apoyo brindado en esta lucha, a tiempo que piden comprensión por no haber suspendido la medida cuando lo solicitaron, el martes 12 de octubre.

Las expresiones culturales también están a la orden del día. Llegan artistas y toman micrófonos para animar no sólo a los huelguistas, sino también a la gente que se congrega en la plaza. Entre los que estuvieron ayer se destacan la cantante Tola Claudio y el humorista David Santalla.

La extrema medida, además de desgastar la salud de las personas que están en huelga, mantiene en vilo a sus familiares que han tenido que combinar su rutina con la atención a los que ayunan.

El caso del camarógrafo Percy Suárez Suárez (40), el primero en iniciar la huelga, es particular. Su esposa y sus tres hijos (20, 19 y 13) se enteraron de su decición a través de la televisión. Comenzó la medida junto a Franz Araúz, y para solventar los primeros gastos pusieron en prenda un televisor y una cadena. Fueron ayudados por otros periodistas, como Milton Montero, que también estuvo en la huelga durante nueve días. “Mi familia se preocupa, al extremo de que me quieran llevar preso por estar en esta lucha”, indicó Suárez.

Comenzaron la movilización con la intención de recolectar por lo menos 20.000 firmas, pero ahora superan las 110.000. “Me voy a descansar, para después unirme con mayor fuerza a la recolección de firmas”, dijo Suárez, que ayer fue dado de baja después de 12 días en ayuno.

El periodista Guider Arancibia, de EL DEBER, también asumió la decisión sin comentársela a sus familiares para evitar preocupaciones. “Hemos cumplido y este movimiento se irradió a otras ciudades”, indicó Arancibia, que ayer dejó el piquete después de nueve días.

Pura Gonzales cumple su cuarto día de huelga y ha dejado a Luana, su hija de diez meses, al cuidado de madre, Eva Velázquez, que la lleva una vez al día.

La esposa y los dos hijos de Gonzalo López, periodista de EL DEBER, han tenido que ajustarse al movimiento de la huelga. Por la mañana, se da modos para llevar a su hijo de dos años para que vea a su padre, y por las tardes, al otro de seis años.

Movilización

- Ayunadores. Se  sumaron tres periodistas de Concepción (Víctor Hugo Tapia, Miguel Ángel Bailaba y Javier Hurtado) y Javier Coronel (EL DEBER). Hubo cuatro bajas: Gary Áñez, Percy Suárez, Guider Arancibia y Álex Soté.

- Montero. Hay siete huelguistas. Cumplen el cuarto día de ayuno.

- Movilización. Los trabajadores de la prensa anuncian para el mediodía de hoy un bocinazo en toda la ciudad. Invitan a que todos los conductores, desde lugar donde se encuentren, se sumen a esta manifestación.

Una manera de recordar días de cuartel

Gonzalo López / Periodista en huelga

Al amanecer, el alborotado concierto de las aves que habitan en los árboles de la plaza 24 de Septiembre es el encargado de invitarnos a dejar nuestra posición horizontal.

La mayoría de los 20 hombres y mujeres de prensa que vivimos en medio de las sofocantes temperaturas durante el día y los frentes fríos de algunos amaneceres, comienza sus actividades antes de la 6:00.

Nuestro cobijo es un toldo, en cuyo interior se tendió una gran lona color azul sobre la que se acomodaron, una seguida de otra, colchonetas de todo color y grosor de un metro de ancho. Cada uno acomoda de la mejor forma sus pertenencias en su pequeño espacio.

Desde niños de kinder hasta personas de la tercera edad, de todos los rincones de Santa Cruz, llegan a la plaza para aplaudir y decir ¡viva la libertad de expresión!  Los artistas tampoco quedan indiferentes.

Una vecina que no quiso quedarse de brazos cruzados y preparó medio centenar de bolos de agua en su casa, los acomodó en una bandeja y se vino en micro para, personalmente, obsequiar su delicioso producto. Ese gesto fue premiado con fuertes aplausos.

El aseo personal, a medias, es la primera actividad de cada  jornada. Digo a medias, puesto que los (las) periodistas que deseamos darnos un baño completo, debemos esperar a que el manto de la noche sirva de ´paredes´ en las tres duchas que hay disponibles. El duchazo es como en tiempos de cuartel,  como Dios lo mandó al mundo y lo más rápido posible.