Iglesia advierte expansión del narcotráfico y cultivos de coca

En inauguración de la Asamblea de Obispos. Iglesia pide a al presidente Morales frenar el narcotráfico y una rigurosa intervención para erradicar la ilícita actividad.

image

Los obispos de Bolivia iniciaron su asamblea con una visión crítica de la realidad social

El Diario

La Iglesia Católica expresa su preocupación por el alarmante crecimiento del narcotráfico y los cultivos de coca.

CEB pide a las autoridades una rigurosa intervención para erradicar la ilícita actividad.

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) advirtió ayer la peligrosa expansión del narcotráfico en distintas regiones del país, debido al crecimiento de cultivos de la hoja de coca, y ve involucrados a grupos criminales de otros países, que recurren a la violencia y a las armas para imponer su ley.

En el mensaje inaugural de la Asamblea de Obispos, el monseñor Jesús Pérez, Vicepresidente de la CEB, lamentó la ausencia del cardenal Julio Terrazas, pero dijo que la cadena del narcotráfico “tiene consecuencias morales y sociales nefastas, que destruyen en especial a adolescentes y jóvenes, disgrega a las familias y nos estigmatiza a nivel internacional.

Frente a este fenómeno, pidió la intervención decidida por parte de las autoridades gubernamentales y la aplicación de medidas coercitivas y de control estricto de la producción y comercio de la hoja de coca.

Iglesia pide a Morales frenar el narcotráfico

La pobreza y la falta de claridad en el proceso de cambio fueron críticas del Episcopado

El Día

Falta de claridad y transparencia en el proceso de cambio, además de la pobreza y el crecimiento del narcotráfico, fueron las críticas que hizo ayer la Iglesia al gobierno de Evo Morales, en el inicio de la Asamblea de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB).

El arzobispo de Sucre, Jesús Pérez, lideró el encuentro en su calidad de vicepresidente de la CEB y ante la ausencia del cardenal Julio Terrazas, que viajó a Europa, reavivó las diferencias entre el Gobierno y la Iglesia católica. Hace 23 días que el vicepresidente Álvaro García Linera mandó a la Iglesia a “salvar almas” y no entrar en el ámbito político reaccionando ante un pronunciamiento de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEP) donde señaló que la Ley Antirracismo no respeta la libertad de expresión.

“Se está dando un clima de desconcierto por la falta de claridad y transparencia en indicar las metas que, a veces, parecen ocultar otras intenciones, por la ausencia de un diálogo sincero, por no escuchar el clamor y la opinión de los grupos, por un lenguaje que alimenta desencuentros entre sectores y regiones”, dijo el monseñor Pérez ante la Asamblea reunida en Cochabamba, aclarando que también existe la exclusión de personas y que inclusive llegan a pisotear derechos como el respeto a la vida y las libertades personales.

Narcotráfico. Pérez continuó señalando que la CEB ya ha llamado la atención respecto al “espinoso problema del narcotráfico” que se extiende y envuelve con sus tentáculos como un pulpo con el crecimiento del cultivo de la hoja de coca y que involucra también a grupos criminales de otros países.

“Ante este fenómeno tan público y difundido nadie puede desconocerlo. Se exige una intervención decidida por parte de nuestras autoridades”, dijo Pérez.

hay pobreza. Para la Iglesia la vida cotidiana de los campesinos e indígenas “pareciera no sólo estar igual sino peor”, explicando que a pesar que los indicadores macroeconómicos son positivos, causa inquietud la situación económica de los sectores pobres marginales donde sufren por la falta de empleos y la alza exagerada de los precios de la canasta familiar.

SIN CAMBIOS. Pérez aclaró que no se puede hablar de una nueva Bolivia si se reeditan los métodos del pasado y explicó que los bolivianos podrán revertir este rumbo si las autoridades y ciudadanos se comprometen a reestablecer un clima de paz y serenidad fomentando la reconciliación buscando los consensos más amplios y escuchando al otro.

LAS FRASES

“El narcotráfico va extendiendo sus tentáculos como pulpo en crecimiento de la coca”

Jesús Pérez- Sucre

image Visitan al Presidente en la clínica

Dos arzobispos visitaron ayer al convaleciente mandatario Evo Morales, que se recupera de una operación de rodilla a la que fue sometido el sábado, olvidando por un momento las encontradas relaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno.

Según detalla el portal católico Infodecom, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Jesús Pérez, y el arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, conversaron el miércoles en la noche con el Mandatario en la clínica Los Olivos de esa ciudad del centro de Bolivia.

"Hemos intercambiado impresiones, nos ha comentado sobre sus partidos de fútbol, no se ha abordado ningún tema en particular, rezamos por el presidente y deseamos su pronto restablecimiento", afirmó Pérez./EFE