Con el MAS no hubo nacionalización, dos transnacionales dominan producción de gas y minerales en Bolivia

- Monitoreo

Noticias. Con el gasolinazo ha desaparecido la retórica socialista y nacionalista que mantuvo el MAS en el discurso.

clip_image001

Petrobras concentra el 63% de la producción de hidrocarburos y Sumitomo el 70% de la producción minera, con lo que queda al descubierto que no hubo una verdadera nacionalización en Bolivia, asegura un informe del analista económico Carlos Arze.

En el informe “Antecedentes, contexto y orientación del gasolinazo del MAS”, publicado en el sitio web de Plataforma Energética, Arze sostiene que el gobierno del presidente Evo Morales no realizó una verdadera nacionalización en Bolivia.

“En la fase de la producción de hidrocarburos, que es la decisiva, la participación de las empresas transnacionales como operadores es dominante: Petrobras Bolivia produce más del 60 y con su subsidiaria Petrobras Energía superan el 63%. Esta compañía era responsable en el 2004 del 46% de los hidrocarburos y ahora lo es por el 63%”, se lee en el documento.

“Además de Petrobras destaca Repsol (compañía española que tiene, además, el 49% de las acciones en la empresa YPFB Andina S.A.) con 8,1% de la producción de hidrocarburos. Atrás están Chaco con 12% y Andina con 7,5%, empresas donde la estatal petrolera de YPFB participa como socia mayoritaria”, indica el informe.

“Por eso –asegura Arze– concluimos que con el MAS no hubo nacionalización. Es decir, con el mal llamado proceso de “nacionalización” del MAS, las empresas transnacionales son las ganadoras, particularmente Petrobras que, no debe olvidarse, fue la empresa que impulsó la misma privatización durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, logrando el control del campo San Alberto, bajo el pretexto de que tenía que garantizar el cumplimiento del contrato de venta de gas a Brasil”.

En el análisis de Arze, “la presencia dominante de las empresas extranjeras en el sector hidrocarburos es análoga a lo que acontece en la minería. En ésta, en el año 2009 aproximadamente el 70% de la producción estaba en manos de la empresa San Cristóbal (subsidiaria de la transnacional japonesa Sumitomo Corporation, que explota la mayor mina de plata, zinc y plomo del mundo), que con su ingreso en el sector duplicó la producción y compensó constantemente la caída en la producción de las otras grandes mineras como Inti Raymi”.

“Petrobras y San Cristóbal (Sumitomo Corporation) dominan sus respectivos campos en este período gubernamental, reflejando otra característica del régimen capitalista, como es la concentración del capital”.

En el informe citado por la Plataforma Energética, el economista Arze sostiene que, “con el gasolinazo ha desaparecido la retórica socialista y nacionalista que mantuvo el MAS en el discurso. La “nivelación” tiene una lógica capitalista 100 por 100, pues lo que se estaba haciendo era garantizar mayores ganancias para las transnacionales, a costa de los bolsillos del pueblo. El gobierno del MAS garantizaba la ganancia de las transnacionales aplicando el precio de los EEUU a un consumidor boliviano miserable”. (Erbol)

Ref. fotografía. Los Tiempos.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?