Oruro opta por dialogar en La Paz y Potosí se radicaliza

- Monitoreo

Presión. Comunarios de Coroma (Potosí) bloquean la ruta Uyuni-Challapata y la línea férrea. Nace diálogo paralelo. Evo dice que líos limítrofes son usados políticamente.

Oruro va al diálogo y Potosí se radicaliza

Oruro dio un paso atrás y resolvió acudir a la convocatoria del Ministerio de la Presidencia para buscar una solución negociada al conflicto de límites con Potosí. Por el contrario, este departamento, tras un paro cívico de 24 horas cumplido ayer, decidió radicalizar la presión.

image Paro. Potosinos bloquean ayer la ruta de acceso a la Villa Imperial, a la altura de Karachipampa.

El domingo, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, convocó a ambos departamentos a una reunión programada para las 15.00 de hoy para comenzar a trabajar en la solución de este conflicto centenario con Naciones Unidas y otras tres entidades nacionales como veedores del proceso.

Comunarios de Coroma, que disputan con Quillacas (Oruro) la posesión de yacimientos de caliza, comenzaron a las cero horas de hoy un bloqueo indefinido de la carretera Uyuni-Challapata y de la línea férrea internacional por la cual la minera San Cristóbal exporta su producción.

El curaca mayor del Consejo de Ayllus del Distrito Indígena de Coroma, Esteban López, dijo a La Razón que se presentará hoy a la cita convocada por la Presidencia, pero para hacer conocer la decisión de los indígenas y cívicos potosinos de no negociar. López dijo que en dicha reunión sólo se hará conocer las últimas medidas de presión asumidas por Coroma, además de recibir información sobre la Ley Especial de Delimitación comprometida por el Gobierno a Potosí.

El presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Celestino Condori, que evaluó el paro cívico de 24 horas cumplido ayer como exitoso, reiteró que este departamento no asistirá a la convocatoria del Gobierno.

Anunció, además, que hoy a las 18.00 se reunirá el directorio ampliado de su institución para asumir “nuevas estrategias” destinadas a no dejar solos a los moradores de Coroma.

Sin embargo, Oruro decidió enviar hoy a La Paz una comisión integrada por el Comité Cívico, la Universidad Técnica de Oruro (UTO), la Central Obrera Departamental (COD) y comunidades afectadas por el diferendo limítrofe y la titulación de tierras.

“Deberíamos participar y evitar enfrentamientos entre hermanos”, reflexionó la presidenta del Comité Cívico, Sonia Saavedra, quien antes de conocer la radicalización de Potosí y de Coroma se declaraba esperanzada en los resultados de este encuentro.

La Comisión Mixta de Oruro hará conocer, de todos modos, el rechazo a la Ley Especial demandada  por Potosí, exigirá la aprobación y promulgación inmediata de la Ley de Unidades Territoriales, el respeto al mapa de Oruro de 1941, la exclusión del ayllu Jilanko-Tayaquira de Oruro de la titulación efectuada por el Instituto Nacional de Reforma Agraria a favor del ayllu Chullpas de Potosí.

Vía paralela. Ayer se conoció de la apertura de una vía de negociación directa entre las comunidades de Coroma y Quillacas propiciada por las federaciones de campesinos de ambos departamentos y que se efectuará al margen de sus dirigencias cívicas.

El ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Oruro (Fesutco), Nelson Corani, confirmó que una comisión de 20 personas de esta organización se hará presente en Potosí este jueves.

El lunes 28 de noviembre, la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Potosí (FSUTCP) enviará una misión a Oruro, con el mismo objetivo: solucionar el problema de límites entre las comunidades indígenas de Coroma y Quillacas.

Apuntes sobre la comisión

La comisión bidepartamental está integrada por 96 personas, 48 por departamento. La cita fue convocada por el Ministerio de la Presidencia a las 15.00 en el piso 5 del edificio 16 de Julio. Estarán invitados como veedores Naciones Unidas, Defensor del Pueblo, Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia y la fundación Unir, además del Gobierno Nacional.

Evo dice que líos limítrofes son usados políticamente

El presidente Evo Morales dijo ayer en La Paz que los problemas de límites son utilizados políticamente por los comités cívicos departamentales para culpar a su gobierno y crear convulsión.

El Jefe de Estado puso de manifiesto que el Gobierno Nacional no debería resolver ningún problema de límites, ya que ésta es una atribución de las gobernaciones o municipios. “(…) los problemas de límites que se nos presentan son problemas intermunicipales y nos echan la culpa a nosotros.

Son problemas de dos departamentos los temas de límites”. “Algunos dirigentes cívicos usan estos problemas con fines políticos, porque se movilizan no para resolver su problema de límites, sino para atacar al Gobierno”, puntualizó.

La Razón – A. Mejía, Y. Donoso – Oruro, Potosí