Bolivia. Nueva ley eliminará la inversión privada en transmisión eléctrica

- Economía

El borrador de ley otorga de forma exclusiva el transporte de electricidad en el país a ENDE. Actualmente, el 73% de la transmisión de energía pertenece a la española TDE

image

El anteproyecto de Ley del Servicio de Electricidad determina la supresión total de la inversión privada en la actividad de transmisión de energía y otorga esta función de manera exclusiva a ENDE. El 73% del Sistema Troncal Interconectado (STI) está en manos de la española TDE.  

El 16 de octubre de 2009, este medio informó de que el Gobierno decidió estatizar la Transportadora de Electricidad (TDE) para que el Estado participe en toda la cadena productiva de electricidad. “Sólo estamos esperando el mandato”, dijo el entonces viceministro de Electricidad, Miguel Yagüe, autoridad que fue retirada del cargo luego de realizar el anuncio.

Posteriormente, el 1 de mayo del siguiente año, el Gobierno nacionalizó las generadoras Guaracachi, Valle Hermoso, Corani y la transportadora Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba SA (ELFEC).

El borrador final del anteproyecto de Ley del Servicio de Electricidad    —al que tuvo acceso La Razón— señala en su artículo 54: “La actividad de transmisión será desarrollada de manera exclusiva y directa por la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE)”, sin embargo, “la transmisión asociada a la generación podrá ser realizada por el generador”.

TDE forma parte de la empresa Red Eléctrica Internacional (REI),  que a su vez es filial del Grupo Red Eléctrica de España, y es el principal agente transmisor de energía en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) de Bolivia. Actualmente, la firma posee el 73% de las líneas de transmisión del Sistema Troncal Interconectado del país, según información extractada de su página web.

En su oportunidad, el exviceministro Yagüe ya había adelantado que el Gobierno prevé controlar las actuales empresas y cooperativas de distribución de energía eléctrica, porque la Constitución Política del Estado (CPE) no admite la administración privada de monopolios u oligopolios.  

Decisión. El artículo 374 de la Carta Magna establece que “es facultad privativa del Estado el de-  sarrollo de la cadena productiva energética en las etapas de generación, transporte y distribución, a través de empresas públicas, mixtas, instituciones sin fines de lucro, cooperativas, empresas privadas y empresas comunitarias y sociales”.

“La cadena productiva energética no podrá estar sujeta exclusivamente a intereses privados ni podrá concesionarse”, precisa. La red de alta tensión de TDE tiene 1.961,6 kilómetros de líneas que se extienden por los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, Oruro y Potosí.

La red tiene 732,6 kilómetros en 230 kilovatios (kW), 840 en 115 kW y 389 en 69 kW, además de 22 subestaciones en todo el país, para transportar la energía generada por los productores y entregarla a los distribuidores y consumidores no regulados que están ubicados en distintos puntos de la red interconectada.

De acuerdo con el anteproyecto de ley, los requerimientos de la capacidad de transporte a incorporar al Sistema Eléctrico Nacional – SEN (conformado por el Sistema Integrado Nacional – SIN y los Sistemas No Integrados – SNI) se determinarán en base al Plan de Desarrollo del Sector Eléctrico (PDSE).

El artículo 55 de la norma señala que “el consumidor con una demanda superior a los 5 megavatios (MW), que requiera de una línea de transmisión, con un voltaje igual o mayor a 69 kW, solicitará a ENDE la construcción de la misma”, aunque su financiamiento estará a cargo del solicitante.

Las condiciones del repago se establecerán mediante un contrato, “de tal forma que el solicitante pagará una tarifa diferenciada hasta que se recupere el monto de la inversión. La infraestructura será de propiedad de ENDE”, cita la norma.

Por otro lado, en caso de que la construcción de líneas de transmisión excedan en capacidad el requerimiento del solicitante, la diferencia del financiamiento será cubierta por la estatal de electricidad.

Empresas eléctricas en la mira

En el país aún operan siete empresas privadas de generación de energía (Cobee, Guabirá, SDB, Synergia, Hidrobol, Bulo Bulo y Río Eléctrico); tres compañías de transmisión (TDE, Interconexión Eléctrica ISA de Bolivia y San Cristóbal TESA); y seis de distribución (SEPSA de Potosí, SEPSA de Villazón, la Cooperativa Rural Eléctrica de Santa Cruz, la CRE de sistemas aislados, Elfeo de Oruro y Electropaz de La Paz). La Constitución establece que el desarrollo de la cadena productiva energética en las etapas de generación, transporte y distribución de energía “es facultad privativa del Estado”.

ENDE, con 60% de participación en contratos

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) tendrá una participación accionaria no menor al 60% en los nuevos contratos de prestación de servicios que suscriba con empresas privadas que estén interesadas en realizar actividades de generación y distribución de energía.

Así lo establece el anteproyecto de Ley del Servicio de Electricidad que, según el cronograma del Viceministerio de Electricidad y Energías Alternativas, terminó su adecuación final el 25 de noviembre e inició su socialización desde el 5 de diciembre. 

El artículo 34 (relacionado a tipos asociativos con ENDE) señala que la estatal “desarrollará sus actividades por sí misma, mediante sus subsidiarias o a través de asociaciones, con una participación accionaria no menor  al 60%”. Sin embargo, añade, “si excepcionalmente se requiriera de una participación accionaria inferior al 60% el directorio de ENDE deberá autorizarla, responsabilizándose por garantizar la existencia de las condiciones contractuales que permitan asegurar y proteger los intereses del Estado, debiendo precautelar que en ningún caso exista pérdida de la empresa. Esta evaluación estará sujeta a responsabilidad administrativa, civil y penal”.

Los contratos para la generación hidroeléctrica y de energías alternativas se efectuarán con inversión pública o privada, mientras que la generación termoeléctrica será desarrollada “exclusivamente” por ENDE.

Las tarifas urbanas subsidiarán a las rurales

La nueva estructura tarifaria establecida en el anteproyecto de Ley del Servicio de Electricidad incluirá mecanismo de subsidio cruzado para los consumidores del área rural por parte de los usuarios del servicio en el área urbana.

“La fijación de tarifas al consumidor final se regirá por el principio de Tarifas Equitativas, para lo cual las estructuras tarifarias deberán incluir mecanismos de subsidio cruzado entre sectores de consumidores del área urbana hacia consumidores del área rural”, señala el artículo 89 de la norma.

El 22 de agosto, el viceministro de Electricidad, Roberto Peredo, adelantó que el subsidio cruzado sería una de las medidas que se aplicarán para no incrementar las tarifas eléctricas.

La Razón / Wálter Vasquez / La Paz




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?