Alcalde Revilla le dice a Evo que no podrá derruir casa antigua para nuevo “palacio”

- Política

Anexo. El Alcalde amenazó con procesar a quien dañe el inmueble comprado por la Presidencia.

image Proyecto. El Gobierno compró este inmueble patrimonial para edificar la Casa Grande del Pueblo. Foto: Archivo Angel Illanes

La Razón / Micaela Villa / La Paz

Revilla le dice a Evo que no podrá derruir casa antigua

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, advirtió ayer que la Presidencia no podrá derruir el inmueble que adquirió detrás del Palacio de Gobierno para construir la llamada Casa Grande del Pueblo, porque fue declarado patrimonio en 1980,  y amenazó con  procesos técnico-administrativos.

“La Casa Alencastre, que está detrás del Palacio, es un inmueble que fue declarado patrimonio monumental,  y en un inmueble patrimonial no se pueden hacer intervenciones, salvo las que impliquen tareas de restauración”, expresó la autoridad edilicia.

“No se puede —agregó— construir un edificio  sobre un inmueble que es patrimonio monumental, porque forma parte del conjunto patrimonial histórico del centro de la ciudad. 

La toma de posición del Alcalde fue calificada como precipitada por la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, quien señaló que aún no hay un proyecto, y que, por ahora, el Ejecutivo recibe las propuestas arquitectónicas, que comenzaron a llegar desde el jueves 23 de febrero.

Su declaración, sin embargo,  contradice a la del viceministro de Coordinación Gubernamental, Javier Baldivieso, quien informó —según publica La Razón en su edición del 24 de febrero— que en el predio que compró el Gobierno nacional se pretende levantar un nuevo edificio, que tendrá una altura de entre 10 y 12 pisos. 

Dávila insistió en que sólo se lanzó la convocatoria  para  tener ideas de construcción, tomando en cuenta el entorno del casco urbano central. “Es absolutamente falso todo lo que se maneja de manera malintencionada; es un absurdo decir que se van a hacer 14 pisos, diez o uno, no hay un proyecto, se han lanzado ideas”, expresó.

El 14 de febrero, el presidente Evo Morales anunció la construcción de la Casa Grande del Pueblo y anticipó que tendrá un helipuerto.  El Gobierno adquirió este predio en $us 500 mil.

La decisión de construir un nuevo palacio —aunque ministros de Morales hablan sólo de un anexo— se debe a la imposibilidad de ampliar el actual Palacio Quemado y a la erogación anual de millones de bolivianos para pagar el alquiler de los inmuebles donde funcionan los ministerios.

“El Estado está gastando $us 8,5 millones por año, equivalentes a Bs 60 millones, porque a nadie en la década pasada se le ocurrió comprar edificaciones propias. Las entidades gubernamentales no tienen un patrimonio”, sostuvo Dávila.

El Alcalde de La Paz volvió a solicitar ayer al Ejecutivo que, si quiere construir un nuevo palacio, lo haga fuera del casco histórico de la ciudad y sugirió los sectores del Estado Mayor o la plaza Villarroel, en Miraflores.

“La normativa municipal nos obliga a iniciar procesos técnico-administrativos si es que se llegara a concretar la intencionalidad de hacer un edificio. Nadie y bajo ningún motivo, sea cualquiera su causa, puede destruir el patrimonio de la ciudad”, dijo Revilla, quien solicitó a la población y a los medios de comunicación imágenes para identificar a los infractores.

Algunos datos del inmueble

PatrimonioSegún Ximena Pacheco, directora del Patrimonio Cultural de la Alcaldía, el inmueble que el Ejecutivo compró es la Casa Alencastre, de valor monumental. La edificación pertenece al periodo republicano y data de 1821. “Tiene un patio principal, que cuenta con una portada de piedra de alta relevancia”.

Dávila dice que el Alcalde sólo ‘adelanta prejuicios’

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, dijo ayer que las declaraciones del alcalde Luis Revilla (ver nota principal) son adelantos prejuiciosos, y anticipó que el inmueble adquirido por el Gobierno no será derruido.

“El Alcalde se está adelantando innecesaria y prejuiciosamente. porque ni siquiera hay una idea sobre cómo hacer un anexo en un patrimonio histórico cultural. Hay casos de patrimonios que conservan su estructura y se han habilitado para un uso actual de las cosas. Sólo se ha lanzado una convocatoria para recibir ideas, mal podemos adelantarnos de manera prejuiciosa”, insistió.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?