Yo también te amo Santa Cruz

- Opinión

Jimmy Ortiz Saucedo

jimmy-ortiz1 Santa Cruz esplendorosa, te amo porque sos la Reina de las llanuras encantadas del Kandire. Te amo porque sos el Tentaguazu del Gran Grigotá, por nuestros chanés de la selva exuberante y el cielo azul, por nuestros chiriguanaes del puma y el jaguar. Te amo por el Chaco del quebracho, los valles floridos y la tierra colorada chiquitana. Te amo por nuestro milenario Peabiru sudamericano, por nuestros ríos caudalosos, por las mariposas multicolores, el rayo y el surazo. Te amo por el Ñandere reko precolombino de nuestros nativos orientales, por el Iyambae de tu alma libre. Por la fresca brisa de la mañana y la fuerza de la tormenta tropical.

Te amo porque fuiste capaz de conquistar al conquistador y trasformar sus espadas en arados. Porque fuiste capaz de encantar, al que venía a desencantarte. Porque lo fijaste para siempre a la selva, y abonaste la tierra con sus cuerpos y con sus sueños.

Te amo porque nuestros indígenas, a pesar de la dureza de la Conquista, supieron marcar a fuego en el alma Camba su amor sin límites por la libertad, su respeto por la naturaleza y su inconfundible hospitalidad y franqueza.

Te amo ciudad de La Cruz porque sos la sinergia del viejo y del nuevo mundo, sin triunfalismos ni rencores. Porque supiste mirar para delante, dejando atrás un difícil comienzo. Porque tuviste la lucidez de comprender que el odio no construye y optaste por el amor que construye. Porque el conquistador y el conquistado terminaron siendo finalmente uno mismo, una misma nación, en busca de un futuro compartido. Porque ambos nos fundimos en un Escudo con coronas y palmeras, con toborochis y leones.

Finalmente te amo tierra camba, porque en tu sagrado seno mis nietos jugarán y serán felices como lo fui yo. Y porque un día mis huesos se fundirán en tu suelo y seremos uno para siempre.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?