Barbaschocas ya no contaba con custodios; se hizo famoso por el narcoavión, tenía nexos con el MNR

Hace cuatro meses falleció su madre, con quien vivía antes. La autopsia determinó que murió por una descarga eléctrica doméstica. Hace una semana que su amigo, con quien vivía en un departamento de Irpavi, desapareció.

Barbaschocas ya no contaba con custodios desde este año

image Página Siete / La Paz – 08/03/2012

El cadáver de Amado Pacheco va rumbo a la autopsia. Foto Luis Salazar / Página Siete

El ex narcotraficante Luis Amado Pacheco, alias Barbaschocas, ya no era vigilado por custodios en su domicilio ni en las calles desde principios de este año. Después de haber cumplido la mitad de una condena de 24 años de cárcel por narcotráfico, fue beneficiado con libertad condicional.

En la cocina de su departamento, ubicado en el tercer piso del inmueble 123, entre las calles 15 y 16 de la zona de Irpavi, fue encontrado sin vida la noche del martes 6 de marzo.

La portera del edificio donde vivía Barbaschocas contó ayer a Página Siete que desde principios de este año el ex narcotraficante ya no contaba con custodios policiales. “Salía siempre solito. No lo veía casi nadie pero ya no venían los policías”, señaló.

Su madre vivía con él en el departamento cuando Pacheco aún era vigilado por custodios. Sin embargo, hace cuatro meses que la mujer falleció por lo que Barbaschocas llevó a un amigo suyo a vivir con él, quien, extrañamente, ya no regresó al departamento hace una semana.

“Estaba su amigo aquí, viviendo con él, pero hace una semana que ya no aparece. Con él siempre salía todas las mañanas, se iban juntos. En las tardes, regresaba don Luis primero y luego su amigo”, contó la mujer quien prefirió no dar su nombre.

De acuerdo con el abogado Alaín Canedo, no existe una norma que establezca el tiempo en que la custodia policial debe permanecer con un detenido. “Depende del caso y del análisis que realiza el juez de ejecución penal que lleva adelante el proceso. Generalmente quien paga a la custodia es el Estado, pero hay otros en que el sentenciado debe pagar”, explicó.

Luis Amado Pacheco fue sentenciado a 24 años de cárcel por el delito de narcotráfico luego de haber sido detenido el 15 de septiembre de 1995 en Lima, Perú, cuando trasladaba cuatro toneladas de cocaína.

El año pasado cumplió 16 años de condena y estaba con libertad condicional, pero se encontraba aún con custodia policial. “Hasta el año pasado tenía policías que venían y estaban con él siempre, pero ya no. Sólo lo venía a visitar su abogado de vez en cuando, nadie más”, contó la portera del edificio donde vivía.

Un amigo se mudó a vivir con él hace cuatro meses, pero hace una semana que desapareció. La noche del martes, su abogado fue a visitarlo y nadie le abría la puerta ni atendían el teléfono.

“Llamó a su ex empleada porque ella tenía la llave y cuando abrieron la puerta, lo encontraron muerto”, contó la portera.

Causa de la muerte

De acuerdo con el informe forense tras realizar la autopsia la mañana de ayer, se determinó que la causa de la muerte de Luis Amado Pacheco fue electrocución que provocó un paro cardiaco, según informó Adolfo Cárdenas, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la zona Sur.

Las manos del fallecido estaban quemadas y tenía un golpe en la cabeza. Minutos antes cambiaba un foco; sin embargo, el jefe policial aclaró que el traumatismo en la cabeza fue por la caída que tuvo tras recibir la descarga eléctrica en el cuerpo.

De acuerdo con el ingeniero electrónico Carlos Valda, una persona puede soportar una descarga de hasta 100 miliamperios (unidad de intensidad eléctrica que equivale a la milésima parte de un amperio) que existe en una toma de corriente simple.

Sin embargo, “un cable de conexión de un foco puede tener hasta 500 miliamperios, lo que puede provocar la muerte de una persona luego de que la descarga llega al corazón y causa un paro cardiaco”, explicó ayer el profesional a Página Siete.

De conocido caporal a abogado

En la década de los años 90, Luis Amado Pacheco era conocido y también querido por amigos que compartían el gusto por la danza de caporales, pues durante mucho tiempo Barbaschoca perteneció a los Caporales Centralistas San Miguel.

Mucho antes de su detención, cuando transportaba cocaína, Luis Amado Pachecho viajó a Estados Unidos junto con el grupo de danzarines a realizar diferentes demostraciones de caporal. Durante su estadía, los participantes de la agrupación regalaron prendedores con la imagen de una hoja de coca y con la inscripción que decía ‘Coca no es cocaína’.

Después de haber sido detenido, Barbaschoca estudió derecho y logró salir profesional. Llevó adelante algunos casos.

En junio de 2006 el padre de Luis Amado Pachecho, Alejandro Pacheco Sotomayor (de 72 años), fue detenido en Perú con dos mexicanos y tres peruanos cuando llevaban 864 kilos de cocaína de alta pureza, valorada en un millón de dólares.

Luis Amado Pacheco se hizo famoso por el narcoavión

El 15 de septiembre de 1995, Luis Amado Pacheco, Barbaschocas, fue aprehendido por la Policía antidroga de Perú, en coordinación con la DEA, cuando transportaba cuatro toneladas de cocaína en Lima, Perú. Por la cantidad de la droga encontrada el caso se denominó como narcoavión.

Ese día, Barbaschocas llegaba de La Paz hasta el aeropuerto Jorge Chávez, de Lima, en un avión de la empresa Aerobol. La droga tenía como destino final México; sin embargo, un operativo de la Policía antidroga del Perú (Dinadro) con la participación de la DEA (Drug Enforcenet Adminstration) de Estados Unidos terminó con la detención de Luis Amado Pacheco.

La droga estaba valuada en más de 100 millones de dólares en el mercado estadounidense y estaba camuflada en muebles que pasaron los controles.

En esa oportunidad, las autoridades destacaron el operativo antidroga y lo calificaron como un gran golpe al narcotráfico. En Bolivia fue uno de los casos más bullados de compatriotas involucrados en narcotráfico luego del caso Tauro, en el que estuvo involucrado Jorge Roca Suárez.

En 1985, en el Gobierno de Víctor Paz Estenssoro, la Policía antidroga retuvo en el aeropuerto Jorge Wilsterman de Cochabamba un avión del tipo Tauro que llevaba una tonelada y media de cocaína. En ese operativo once narcotraficantes pertenecientes al clan de Jorge Roca Suárez, alias Techo de paja, fueron detenidos. Entre ellos se encontraba la hermana de Roca, Tita.

El fallecido tenía nexos con el Gobierno del MNR

Tras la detención de Luis Amado Pacheco, alias Barbaschocas, la Policía logró establecer que era el líder de una organización de narcotraficantes que transportaba cocaína al exterior del país y que logró penetrar en el primer Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada por vínculos con la secretaria del entonces ministro de Gobierno, Carlos Sánchez Berzaín.

Después de una investigación se detectó que Barbaschocas se dedicaba al narcotráfico desde 1982 y durante la década de los años 90 tenía una relación sentimental con la asistente de Sánchez Berzaín.

Los informes policiales determinaron que la secretaria fue la encargada de realizar todos los trámites para que Pacheco pudiera viajar en un avión de la empresa Aerobol con cuatro toneladas de cocaína hasta Perú.

De hecho, en mayo de 1997, el líder del partido NFR, Manfred Reyes Villa, en declaraciones a un medio escrito de Santa Cruz, dijo que presentaría pruebas de las vinculaciones de Sánchez Berzaín con el narcotráfico y con la mafia italiana. La denuncia no logró ser verificada posteriormente y quedó en nada.