Dos estudiosos aymaras tachan a magistrado Cusi de impostor

- Política

Desconoce los ritos de utilización de la coca en la comunidad. La conducta de Cusi demuestra la falta de conocimiento del mundo aymara.

image IMPOSTURA. El tribuno Gualberto Cusi, acompañado por un sacerdote aymara, el 3 de enero en Sucre.

La Prensa - 17/03/2012

La revelación de Gualberto Cusi de que se guía por la lectura de hojas de coca para emitir ciertas sentencias constitucionales fue calificada como una impostura para hacer un uso político de su condición de indígena. Ésa fue la conclusión de los estudiosos aymaras Pedro Portugal y Víctor Hugo Cárdenas. El docente universitario Hernán Clavel tildó al tribuno de abogado sin preparación académica.

Cusi fue elegido magistrado del Tribunal Constitucional en las elecciones del 16 de octubre de 2011. El 4 de enero, anunció una movilización de los “aymaras” en demanda de la presidencia de la instancia judicial ante la elección de su colega Rudi Flores en el cargo. Su movilización nunca se realizó y él fue criticado, incluso, por sectores campesinos del MAS.

Durante el proceso previo a las elecciones judiciales, Cusi fue acusado por las víctimas de octubre de 2003 de abandonarlas después de que el tema dejara de interesar a los medios.

La autoridad judicial sostuvo en varias oportunidades que, “como aymara y perteneciente a esa civilización, en momentos de cansancio acullico coca, para seguir trabajando, y también cuando llega la hora de tomar decisiones, acudo a la coca para que guíe mi accionar. Esta práctica es propia de todos los integrantes de los pueblos indígenas”.

Cárdenas respondió que “las declaraciones de Cusi sólo demuestran su ignorancia e impostura sobre la vida en una comunidad  aymara. Él desconoce el concepto de sabiduría, cómo y quiénes realizan la tarea de consultar la coca. En una comunidad, son los más viejos los que son instruidos para esta tarea y Cusi es muy joven. Además, por lo que muestra la televisión, no conoce cómo se hacen estas ceremonias. En otras palabras, es una pose para congraciarse con el Presidente”.

Un manejo político. El historiador Pedro Portugal explica que “en todas las civilizaciones hay una parte de conocimiento y de esoterismo, pero no se mezclan. Eso también ocurre en el mundo andino. La conducta de Cusi hace un uso político de algunos símbolos externos, que acompaña con su victimización”.

“Es absurdo que alguien quiera determinar decisiones con base en el esoterismo. Eso no ocurre en ninguna sociedad”. Portugal sostuvo que Cusi sigue la corriente a los funcionarios del Gobierno que “calcaron mitos de otras civilizaciones para generar un discurso político de una sociedad que no conocen y pretenden representar. Un ejemplo de ello son las permanentes ceremonias oficiales, que son una impostura”.

Sin condición académica. A su turno, el docente de la carrera de Derecho de la UMSA Hernán Clavel dijo que “Cusi no sólo se desprestigia como autoridad, sino defenestra su condición académica y de la universidad que lo formó. Al no entender un conflicto jurídico, recurrir a un recurso metafísico demuestra la poca capacidad profesional de quien lo hace”.

“Lo que más extraña es que ninguna facultad de Ciencias Jurídicas diga nada ante las afirmaciones del señor Cusi, porque son un ataque a la forma de enseñanza de las universidades”.

Cusi obtuvo su título en la Universidad Mayor de San Andrés.

56 autoridades judiciales fueron elegidas el 16 de octubre como parte del proceso de renovación de la justicia boliviana.

“En mi calidad de aymara, seguiré usando, seguiré acullicando la coca, porque además, para nosotros, la coca nos permite comunicarnos, no sólo entre las personas”.

Gualberto Cusi / TRIBUNAL CONSTITUCIONAL