La Asamblea Regional del Chaco

- Opinión

Esteban Farfán Romero

EstebanFarfanRomero94_thumb El 13 de marzo por la mañana, el presidente de la Asamblea Regional Raúl Mansilla en una entrevista en un programa de televisión ha desnudado el total despiste en el que se encuentra sumergida la Asamblea Regional. No sirvió de nada la mano que le dio el periodista haciéndole preguntas intrascendentales.

Hasta la fecha (casi dos años) no ha demostrado/mostrado un norte/derrotero que justifique su razón existencial. A pesar que cuenta con importantes/jugosos recursos económicos (11,5 millones de Bs.) de las regalías, la actividad realizada has ido más que mediocre. Hasta la fecha no la logrado unir la Provincia/Región en torno al Estatuto generando las condiciones para un debate y análisis serio sobre el contenido del mismo. Siguen empeñados en imponer a cualquier precio ese documento que llaman “propuesta básica” ilegal/ilegitimo/irreal. Presionan a Instituciones para que legitimen ese documento apócrifo que no acepta nadie, por su inconsistencia y falso.

Por un lado ha contribuido a este tipo de resultado, la falta de idoneidad/capacidad/destreza/habilidad de sus componentes, la escasa capacidad para entender el importantísimo papel que deberían jugar como la única institución regional que tiene el Chaco y que pertenece a la autonomía regional.

Por responsabilidad/irresponsabilidad de los actuales asambleístas, el Chaco está perdiendo una oportunidad de oro. Estamos perdiendo la oportunidad de construir región, de optimizar los recursos de las regalías, de planificar el desarrollo, de usar las regalías para proyectos de impactos social y económico, de generar mejores condiciones de vida para la gente/pueblo. Los únicos que son beneficiados son ellos con jugosos salarios auto asignados de forma arbitraria.

Por otro lado, la desintegración del PAN ha contribuido a que no existan niveles de coordinación/cohesión política que genere condiciones para una negociación óptima entre Secciones. En el PAN hay una dispersión/desparramo que arranca lágrimas. Un grupo se regodea/deleita con el MAS, otro está en la oposición y otro busca sacarle la mayor ventaja económica al asunto/circunstancia. El PAN es un grupo deleznable de políticos que hicieron de la sigla una S.R.L. No hay proyecto político, no hay programa, y todo está congelado. La autonomía regional solo fue un eslogan marketinero, nada más. Sin contenidos.

Los masistas no le ponen interés (como en la última campaña) a la autonomía, más bien buscan por todos los medios centralizar las decisiones y los recursos. Muchas contradicciones no permiten avanzar en el proceso.

En lugar de distraerse/entretenerse en fruslerías, lo que debería hacer la Asamblea Regional es construir pactos sólidos duraderos sobre los temas sensibles/delicados. Deberían actuar de manera responsable y con un mínimo de seriedad.

Por ejemplo lo temas sensibles son seis: el Ejecutivo Regional/elección/selección, modalidad, mecanismos, número/distribución y tipos de asambleístas, competencias/cantidad/selección/recursos, capital de la región/lugar, el Plan de Desarrollo Regional, el 45%/unificación. Sobre estos temas, he presentado un trabajo en el que propongo una metodología que posibilitaría salir del atasco.

Tan despistados están los asambleístas que uno de ellos presentó hace días un proyecto de ley para los desocupados. Aunque usted no lo crea.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?