Policías custodios del brasileño son enviados a la cárcel; sigue búsqueda del sicario

- Coca Narcotráfico

El asistente del abogado del reo también irá preso. Para la esposa del sicario, que se encuentra embarazada, la juez dictó arraigo y una fianza de Bs 5.000.

Custodios del brasileño son enviados a la cárcel

Prófugo. Las versiones de la recaptura del extranjero en la localidad de Pozo del Tigre no fueron confirmadas por la Policía. La concubina de Magalhaes está en libertad

imageDefensa. Los abogados de los policías que debían resguardar al presunto sicario dijeron que ellos no ayudaron en la fuga.

Christian Peña y Lillo H.,  El Deber

Los dos custodios que estaban a cargo del reo brasileño Marco André Magalhaes Oliveira (30), acusado de ser un peligroso sicario, integrante del grupo delictivo comando M-16 y que se fugó la tarde del jueves, fueron enviados preventivamente al penal de Palmasola. Junto a los policías también fue encarcelado el asistente del abogado del extranjero, mientras que la concubina del prófugo no puede salir del país, pues está arraigada, debe pagar una fianza de Bs 5.000 y presentarse las veces que lo requiera la Fiscalía.

Los dos agentes que visten el uniforme verde olivo, el teniente Wálter Patzi Rojas y el cabo Rogelio Alcócer Rodríguez, fueron imputados provisionalmente por los delitos de incumplimiento de deberes, favorecimiento a la evasión y cohecho activo. Respecto al estudiante de Derecho Eddy Ticona Saca y a la concubina de Magalhaes, Nilmara Martins Santos, el Ministerio Público considera que cometieron los dos últimos ilícitos imputados a los policías.

La audiencia se realizó bajo un fuerte resguardo policial y en medio de una serie de rumores de que la Policía había conseguido dar con el paradero del extranjero, situación que fue descartada horas después.

La jueza Valeria Salas fue la encargada de valorar la argumentación en favor y en contra de los aprehendidos, que evitaron cualquier contacto con los medios de comunicación que acompañaron el procedimiento judicial.

Adam Arteaga, fiscal que lleva adelante las investigaciones, durante su argumentación hizo un relato pormenorizado de lo ocurrido la tarde del jueves, día en el que Magalhaes fue rescatado por un grupo armado del restaurante de pollos Kiki, mientras comía antes de ir a una audiencia de cesación a la detención, que debía desarrollarse, a las 16:00, en el Palacio de Justicia. 

Arteaga señaló que el actuar de los efectivos policiales no fue adecuado. La autoridad indicó que tanto en la salida del aeropuerto de Cochabamba como en el arribo a El Trompillo debía haber personal de Inteligencia haciendo seguimiento del caso, situación que no ocurrió en este oportunidad y que el fiscal considera un hecho extraño.

Los juristas de los policías aseguraron que ellos no tuvieron nada que ver con la fuga del extranjero y que lo ocurrido fue un hecho fortuito, sobre el cual ellos no tuvieron ninguna participación.

El abogado de la concubina de Magalhaes afirmó que la mujer se someterá a las investigaciones que sean necesarias y apuntó que ella no sabía nada sobre el operativo de los cómplices del extranjero para facilitar su fuga.

Por su parte, Otto Richter, abogado del brasileño y que defendió ayer a su asistente en la audiencia, no pudo convencer a la jueza de que el estudiante de Derecho no tuvo participación en lo sucedido y que se vio envuelto en lo ocurrido sin quererlo.

Pese a las atenuantes que los defensores quisieron hacer ver a la jueza Salas, ella consideró suficientes los elementos expuestos por el Ministerio Público para ordenar las detenciones, aunque la concubina, que tiene un nexo directo con el buscado, se mantendrá en libertad mientras el proceso continúe y su pareja sea recapturada.

La búsqueda aún no tiene resultados

Como sucedió horas después de la fuga de Marco André Magalhaes Oliveira, al que sindican de haber asesinado a Riquelme Soria Parada, Roxana Áñez Aguilera, Daniel Antonio Petruzzello y a Hiroshi Agustin Nakashima, crímenes ejecutados presuntamente por encargo de personas vinculadas al tráfico de sustancias controladas, la Policía se mantiene movilizada.

Ayer se supo que grupos operativos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) estuvieron recorriendo las poblaciones que están a lo largo de la ruta que une a Santa Cruz con Puerto Suárez. Incluso se conoció que Magalhaes había sido detenido en una estancia de la comunidad de Pozo del Tigre, información que se mantuvo solo en un rumor, ya que hasta el cierre de esta edición ninguna autoridad policial confirmó este extremo.

El fiscal de Distrito, Isabelino Gómez, viajó ayer por la mañana hasta Cochabamba y antes de partir, dijo que se entrevistaría con los responsables del penal de El Abra para conocer más detalles de la salida del extranjero.

Extraoficialmente se sabe que Magalhaes cambió su aspecto físico para burlar los controles, ya que se señala que se rapó la cabeza.

   Paso a paso  

Jueves 1 de marzo. Cerca de las 15:00, el reo brasileño Marco André Magalhaes Oliveira es rescatado por sujetos armados cuando comía pollo en el restaurante Kiki, junto a sus custodios, su concubina y el asistente de su abogado. 

Sábado 3 de marzo. Los policías Wálter Patzi Rojas (teniente) y Rogelio Alcócer Rodríguez (cabo), Nilmara Martins Santos (concubina del brasileño) y Eddy Ticona Saca (asistente del abogado del extranjero) fueron presentados ante la jueza Valeria Salas.

Policías que custodiaban al brasileño van a Palmasola

Justicia determinó cárcel.

Otros. El asistente del abogado del reo también irá preso. Para la esposa del sicario, que se encuentra embarazada, la juez dictó arraigo y una fianza de Bs 5.000.

image El Día

Ref. Fotografia: Audiencia. Los imputados, sus abogados y el fiscal asignado frente a la juez Valeria Salas, en la audiencia ayer.

Con un retraso de más de tres horas, ayer se llevó a cabo en el piso séptimo del Palacio de Justicia, la audiencia cautelar de los dos policías que escoltaban al sicario confeso Marco André Magalhaes, la esposa de este y el asistente del abogado defensor. La juez Octavo de Instrucción en lo Penal, Valeria Salas, ordenó la detención preventiva en la cárcel de Palmasola para los escoltas y el diligenciero; dejando en libertad y con arraigo más una fianza de Bs 5.000 a la mujer del prófugo.

Imputación. El Ministerio Público imputó a los funcionarios que vinieron como escoltas por los delitos penales "de favorecimiento de evasión, incumplimiento de deberes y el concurso real del delito. A los particulares se los imputó por cohecho activo porque fueron a comer alimentos ofrecidos por la esposa del imputado prófugo, Magalhaes", dijo el fiscal asignado al caso, Adan Arteaga.

Los escoltas de Magalhaes que trasladaban al brasileño, desde la cárcel del Abra de la ciudad de Cochabamba hasta la capital cruceña en un vuelo del TAM: cabo Rogelio Alcócer Rodríguez y el subteniente Wálter Patzi Rojas; así como el asistente del abogado defensor del sicario, Eddy Ticona, fueron enviados al penal de Palmasola preventivamente, mientras se investiga la fuga del reo.

La juez señaló que en el caso de los policías, no se siguieron con los protocolos correspondientes que exige el procedimiento, más aún tratándose del traslado de un imputado de un distrito policial a otro. No dieron parte a sus superiores en grado, por lo que la Policía cruceña desconocía el traslado. "Lógicamente la conducta de los mencionados ciudadanos como controladores de la seguridad boliviana, contraviene la Constitución Política del Estado y las funciones que tienen los servidores de la institución verde olivo. Incumplieron sus deberes", explicó Salas.

En cuanto a Ticona, dijo que la notificación que llevó a Cochabamba no tiene sello de recibido en la Central de Notificación de esa ciudad, por lo que se puede advertir que la defensa no pudo desvirtuar la acusación del fiscal. Lo que si existe es un cargo de recibido del gobernador de El Abra   el primero de marzo", señaló, a tiempo de indicar que además Alcócer, en su declaración, lo sindicó de haber comprado los pasajes para él", añadió la juez.

No obstante, el fiscal que imputó a los cuatro detenidos pidió para  la esposa del prófugo, Nilmara Martins, medidas sustitutivas porque esta se encuentra en estado avanzado de embarazo. Por tanto, la juez dictó arraigo y una multa de Bs 5.000 y la presentación semanal ante el fiscal que investiga el caso. También debe presentar documentos de un domicilio conocido, en un plazo de 10 días.

Salas solicitó que se dé a conocer un informe del flujo de llamadas de los imputados, además de indicar quién compró los pasajes. Se sindica a Ticona de haberlos adquirido, hecho que lo implica como sospechoso de participar en la planificación de la fuga del sicario.

Apelación. Los abogados de los tres detenidos, señalaron que apelarán la orden de la juez. Otto Richter, abogado defensor de Ticona, dio fe que el detenido trabaja en su bufete y que es estudiante de quinto año de la Universidad, y acusó a la juez Salas de tener enemistad con su consorcio, por lo que pidió su recusación.

"Hemos fundamentado los delitos de los detenidos. Existe gente que está trabajando y seguramente daremos con el paradero del prófugo".

Adan Arteaga

Fiscal

Historial

Un temible prontuario de antecedentes

Detenido. El ciudadano de nacionalidad brasileña identificado como Marcos André Magalhaes Oliveira alias "la Bicha", que forma parte del Comando Vermelho (Organización criminal) de Brasil y que fue aprendido en julio de 2011, asesinó a sangre fría a más de cinco personas, de acuerdo al informe policial en esa oportunidad. El extranjero mató a Riquelme Soria Parada y Roxana Áñez Aguilera. El hecho se registró por el cuarto anillo, avenida Virgen de Cotoca, el pasado 25 de enero de 2011. La tercera víctima fue identificada como Daniel Antonio Pitruzello, de nacionalidad argentina y se registró por la calle Monseñor Salvatierra N. 489, el pasado 3 de febrero del mismo año. La cuarta víctima fue identificada como Agustín Nagashima. El asesinato de este sujeto y otros se registró en Pando.

Durante el operativo realizado donde fue aprehendido el brasileño, la Policía secuestró armas y gorras que identificaban al comando.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?