Oposición: Gobierno de Evo violó Convención de Viena al detener vehículo diplomático

- Política

Los vehículos y las casas de los diplomáticos son inviolables y ahí se ha cometido una falta grave contra la convención de Viena, dijo el senador Marcelo Antezana.

image Vehículo diplomático de EEUU en oficinas policiales/ Foto archivo.

La embajada norteamericana interpuso el viernes un “incidente” por su condición de vehículo diplomático, por lo que la Fiscalía solicitó que se haga una renuncia a la inmunidad del motorizado para proceder al desprecintado.

La Paz, 1 Abr. (ANF).- El senador de Convergencia Nacional, Marcelo Antezana, manifestó que el Gobierno violó la Convención de Viena al retener el vehículo diplomático de la embajada norteamericana, que fue hallado el 27 de marzo transportando armas, municiones y equipos de comunicación no autorizados, considerando que este convenio al que Bolivia está suscrito, establece que ningún vehículo diplomático podrá ser objeto de ningún registro, requisa, embargo, o, medida de ejecución.

La embajada norteamericana habría interpuesto el viernes  un “incidente” por su condición de vehículo diplomático, por lo que la Fiscalía solicitó que se haga una renuncia a la inmunidad del motorizado para proceder al desprecintado.

“Esta es una más de las metidas de pata del Gobierno nacional que se busca problemas arriba, seguramente  que para quedar bien con su público interno comete aberraciones y faltas hasta llegar al extremo de posibles delitos internacionales contra la diplomacia, los vehículos y las casas de los diplomáticos son inviolables y ahí se ha cometido una falta grave contra la  convención de Viena, entonces habrá que esperar como soluciona este problema la Cancillería”, manifestó Antezana a la ANF.

Por su parte el senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), René Martínez, considera que se debe esperar la aclaración formal de la embajada norteamericana y posteriormente solucionar este impasse bilateral por la vía diplomática, para evitar “controversias judiciales”.

“Habría que esperar la evaluación de las investigaciones y cuando menos, se requiere una aclaración por parte de la embajada norteamericana al Gobierno boliviano (…), si el gobierno norteamericano cree que hubo alguna vulneración, habrá que medir en una misma balanza de Estado a Estado, pare ver también por el otro lado la seguridad del Estado Boliviano. Entiendo que una relación directa de explicación de Estado a Estado, resuelve el problema en la medida que no hay que exagerar la dimensión de este hallazgo”, señaló el ex presidente del Senado. 

VÍA DIPLOMÁTICA: Para el ex canciller Armando Loaiza, el impasse bilateral entre Bolivia y Estados Unidos (EEUU), habría vulnerado la normativa internacional con la retención del vehículo diplomático, por lo que el tema debe ser resuelto por la diplomacia, descartando el proceso jurídico que inició el Ministerio Público a petición del Gobierno. 

“Si ocurriese alguna controversia sobre el uso de los vehículos diplomáticos, tiene que resolverse el tema bajo las normas diplomáticas, este  asunto es estrictamente diplomático, (…). Un vehículo diplomático no puede ser objeto de medidas de detención o retención, porque incluso se puede llegar a niveles controversiales. El estatuto de inviolabilidad de las embajadas impide que el Estado ejerza medidas contrarias a esa inviolabilidad que excluye el tratamiento jurisdiccional, esto podría constituir una grave violación del derecho internacional”, manifestó en contacto telefónico con la ANF.

Efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) secuestraron el martes 27 un vehículo de la Embajada de EEUU, marca Nissan Trail X, de color plateado con placa diplomática 27-MI-30 que llevaba tres escopetas marca Remington calibre 12, un revólver marca Smith yamp; Wesson calibre 38 y cinco cajas con 2.350 cartuchos. 

Ante la denuncia del Gobierno, la Embajada norteamericana con sede en La Paz, a través de un comunicado público, dio a conocer que el traslado del armamento era conocido plenamente por la Policía desde el pasado lunes, puesto que las oficinas de la Agencia Antinarcóticos (NAS) se cerrarían próximamente en Trinidad y se debía llevar las armas a Santa Cruz, por lo que se procedió al traslado.

El Ministerio Público de Trinidad aún continúa con las investigaciones de este hecho por lo que el vehículo continua retenido en oficinas policiales, con precintos de seguridad, mientras el caso espera ser solucionado por la vía diplomática.  

La Convención de Viena de 1964 en el Artículo 22, establece que: 1. Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión.

2. El Estado receptor tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad.

3. Los locales de la misión, su mobiliario y demás bienes situados en ellos, así como los medios de transporte de la misión, no podrán ser objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución.