La quiebra amenaza a otras dos cooperativas en Bolivia

- Economía

Santa Cruz. La ASFI recomendó una liquidación voluntaria a la cooperativa Piraí y a la Cotoca. Hay indicios de irregularidades y manejos dolosos. A comienzos de mes quebró la San Luis.

Inversiones de cooperativas se realizaron en empresas. Infórmese sobre la cooperativa de ahorro y crédito que elija.

La quiebra amenaza a otras dos cooperativas

Finanzas. La Autoridad de Regulación del Sistema Financiero recomendó una liquidación voluntaria a la cooperativa Piraí y a la Cotoca. Hay indicios de malos manejos. A comienzos de mes quebró la San Luis.

image Fachada. Este es el frontis de la oficina principal de la Cooperativa Societaria Piraí Ltda., ubicada en el edificio Premier de la calle René Moreno, en el mismo lugar donde antes funcionaba la Cooperativa Sudamérica.

EL DEBER, Santa Cruz

Surgen nuevas revelaciones económicas y financieras ligadas a una serie de irregularidades y supuestos manejos dolosos en dos entidades societarias que no cubrieron a cabalidad las correcciones advertidas por la Autoridad de Regulación del Sistema Financiero (ASFI) ni en algunos casos, comunicaron a sus socios sobre la delicada situación. Algo casi similar a lo de la Cooperativa San Luis, que está en situación de quiebra técnica y que ahora deben acogerse al cierre forzoso y ordenado.

Informes emitidos por la ASFI, desde septiembre de 2010 hasta mayo de 2012, reportan situaciones financieras delicadas en las cooperativas de Ahorro y Crédito Societarias Piraí, y Nuestra Señora de Cotoca. En ambos casos, según la última disposición regulatoria, la instructiva puntual fue que consideren, junto a sus socios, la liquidación voluntaria.

El lunes se conformó una comisión mixta de diputados y senadores de la Brigada Parlamentaria Cruceña para investigar los presuntos actos dolosos en la San Luis y, de entrada, coincidieron en la necesidad de investigar a varias entidades que están enfrentando problemas de liquidez.

En el caso de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Societaria Piraí Ltda., según el informe de gestión reportado por la ASFI a fines de mayo de 2012, sus activos se redujeron en Bs 8,3 millones (22%), su patrimonio mermó en Bs 8,3 millones (23,4%) y sus pérdidas acumuladas llegaron a Bs 23 millones (56,5%).

Además, el 85% de su cartera vigente es vinculada y su iliquidez, preocupante, porque los activos líquidos apenas llegan al 0,8% y la razón de liquidez al 0,5%, por lo que bajo esta estructura financiera, según el informe de la ASFI, la Cooperativa Piraí Ltda. presenta situación de quiebra técnica, sin viabilidad financiera y cuyo deterioro financiero patrimonial cada vez es mayor.

Con la firma de la directora, Lenny Valdivia, el 25 de mayo del año en curso la ASFI instruyó a directores y a ejecutivos de la Cooperativa Piraí la realización inmediata de una asamblea de socios, en la que se haga conocer la situación financiera y las deficiencias de gestión determinadas para que dicha instancia considere la liquidación voluntaria de la entidad.

De acuerdo con el detalle del informe, dos son los motivos de fondo que deterioraron la situación financiera de la Piraí entre abril y junio de 2011: una cartera de créditos de Bs 17,9 millones otorgada a una sola persona, por cuyo desembolso se emitió certificados de aportación remunerados, y el contrato de compraventa de activos y pasivos de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Comunal Sudamérica Ltda., por un total de Bs 8 millones; esta entidad cerró cuando era manejada por Miguel Ángel Linares.

Además, la cooperativa no cuenta con documentación relacionada a su gobernabilidad porque no existen actas de consejos ni de asambleas generales de socios, por lo que refleja incertidumbre respecto al accionar de sus Consejos de Administración y de Vigilancia.

Respecto al personal, si bien el informe no consigna los nombres de los responsables de las malas prácticas administrativas, se conoció que por lo menos una docena, entre ejecutivos, administrativos, técnicos y personal de apoyo logístico, pasó de la Cooperativa Sudamérica a la Cooperativa Piraí.

El presidente del Consejo de Administración, Erwin Justiniano, dio la cara y reconoció la delicada situación, atribuyéndola a gestiones pasadas, pero también explicó que la entidad incursionó en la intermediación del ex-Plan de Vivienda Social (PVS) con 4.384 viviendas, a un costo aproximado de Bs 272 millones.

Según Justiniano, la Piraí es la única cooperativa que ejecuta más de 10 proyectos del ex-PVS lanzado por el Gobierno a escala nacional y en breve planean entregar 714 viviendas en Yacuiba (Tarija), con lo que generarán un intenso movimiento económico que les permitirá revertir la complicada situación.

Otro de los justificativos de la delicada situación financiera de la Piraí “es el costoso proceso de adecuación ordenado por la ASFI, que mide a las cooperativas societarias con los mismos parámetros que a los bancos, por lo que eso repercute en los resultados catastróficos”. 

No menos complicada es la situación de la Cooperativa Nuestra Señora de Cotoca, que también, en el último informe de 2012, la ASFI le exigió que convoque una asamblea extraordinaria para que muestre a sus socios las malas prácticas que carcomieron la situación patrimonial de la entidad hasta en más del 80% y que sus pérdidas acumuladas superan los Bs 42 millones. Esta entidad cuenta con 15.500 socios.

El gerente general de la Cooperativa Nuestra Señora de Cotoca, José Antonio Sandóval, reconoció que evidentemente la ASFI les sugirió que consideren el cierre; sin embargo, aclaró que se debe tomar en cuenta que se encuentran en pleno proceso de adecuación, lo que implica ajustes y gastos para la entidad, y que este objetivo no es a corto plazo, sino bastante complejo y acarrea una serie de gastos.

Con relación a las pérdidas, Sandóval se descargó al señalar que las mismas corresponden a gestiones pasadas.

Respecto a inversiones o transacciones con empresas de dudosa estabilidad y prestigio, el gerente general dijo que la cooperativa, a la fecha, no cuenta con inversiones en empresas porque no es socia o inversora de ninguna privada.

Si bien estas entidades se acogieron al proceso de adecuación ordenado por ley, a través de un asterisco la ASFI las muestra con observaciones en el proceso, por lo que deberán ponerse acordes a ciertas exigencias.

Cuando se conoció la quiebra de la Cooperativa San Luis, la directora de la ASFI la calificó  como un hecho aislado que de ninguna manera afectaría al conjunto del sistema financiero del país, porque los resultados del primer semestre de 2012 hablan de una gran solidez.

Para el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, el tema de fondo es que se trata de cooperativas cerradas en que un grupo de personas se organizaron para poner dinero, captar recursos y prestarse entre ellos  sin que nadie pueda controlarlos, por lo que este tipo de hechos deberá ser evaluado por la ASFI para establecer qué tipo de acciones se tomarán.

Sin embargo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, considera que cuando hay mayor circulación económica también se genera especulación y fraude, por lo que hay que ampliar los mecanismos de control de las cooperativas, porque ya van dos casos, uno en Santa Cruz y otro en Beni, y obviamente el perjuicio es grande para la población. “No lo hemos tratado todavía en el Gabinete, pero hay que esperar que la ASFI tome las medidas que corresponda”, adelantó.

Planes de fortalecimiento de ambas entidades   

- Descargo. El presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Piraí, Erwin Justiniano, y el gerente general de la Cooperativa Nuestra Señora de Cotoca, José Antonio Sandóval, informaron de que ya presentaron a la ASFI sus planes de fortalecimiento institucional y, aunque todavía deben realizar algunos ajustes, todo está encaminado para restablecer la salud financiera de ambas entidades y concluir con éxito el proceso de adecuación.

- Piraí. La Cooperativa Piraí fue creada en abril de 2003. Su primera asamblea de constitución se hizo con 32 socios fundadores. Al 20 de  agosto de 2012 cuenta con alrededor de 6.000 asociados. Tiene una oficina central en Santa Cruz, otra en Montero y un punto en Yacuiba, donde hace intermediación en un plan de vivienda.

- Gestión. La Piraí ha presentado un plan de acción a la ASFI para hacer reflotar la entidad y actualmente realizan una auditoría, que culminará en 30 días, pero hace ocho meses dejaron de captar recursos del público. Calculan que en 45 días convocarán una asamblea. Justiniano está seguro de que los socios rechazarán el cierre de la institución porque son “querendones del sistema cooperativo y societario”.

- Cotoca. La Cooperativa Nuestra Señora de Cotoca se fundó en 1961 en el municipio de Cotoca. Actualmente cuenta con más de 15.500 socios y participan de las operaciones 12.288, entre ahorristas y prestatarios.

- Predios. En Santa Cruz cuenta con una oficina central y cuatro agencias, además de una oficina en Trinidad. Actualmente se encuentra en la tercera fase de la primera etapa (Evaluación del Plan de Acción y emisión del Certificado de Adecuación por parte de ASFI) del Proceso de Adecuación.

- Acciones. El plan de fortalecimiento presentado por la Cotoca se basa en dos pilares: el primero, incrementar la cartera de créditos de una manera responsable, generando mayores ingresos financieros para la entidad, y el segundo, la reducción de los gastos administrativos y operativos.

- Achicamiento. En la Cotoca creen que achicando un 50% la entidad e inyectando recursos frescos, hasta un monto de $us 3 millones, encararán un proceso de recuperación a cuatro años plazo. La cooperativa ha creado diferentes productos destinados a varios mercados, siempre en el ámbito del microcrédito, en el que está consiguiendo buenos resultados. 

Denuncias contra Miguel Ángel Linares

Tal como sucedió en la Cooperativa San Luis, donde se inmiscuyó el exgerente general de la cerrada Cooperativa Sudamérica Miguel Ángel Linares, ahora surgen denuncias sobre el traspaso de su gente de confianza a la Cooperativa Piraí, que también está con cifras en rojo.

Esta conexión del personal fue calificada por ajenos a la entidad como una sucursal que respondía a los intereses de Linares, pero además fue confirmada por el presidente del Consejo de Administración, Erwin Justiniano, que reconoció que en la asamblea del 7 de enero de 2012 “echaron a más del 90% de la gente de Linares y que quedaron solo dos funcionarios de bajo rango”.

Según Justiniano, el verdadero motivo por el que la ASFI les pidió que se acojan al cierre es porque compraron la cartera de la Cooperativa Sudamérica, que  resultó que la mayoría estaba en mora y no contaba con garantías reales suficientes, por lo que la recuperación era incierta.

Linares cobró notoriedad por su participación en la quiebra del Banco Bidesa y después por los supuestos manejos dolosos en la Cooperativa Sudamérica, por lo que el exsuperintendente de Bancos y Entidades Financieras (SBEF) Marcelo Zabalaga lo demandó en 2009 por varios delitos. “Hay gente canalla acostumbrada a quedarse con dineros ajenos. En mi gestión en la SBEF combatimos la estafa piramidal de Roguel, por ejemplo, enraizada en las ciudades del eje, y también denunciamos para que se castigue a los gestores que estafaron a la gente. El caso más patético que conocimos y al que le instauramos un juicio fue a Miguel Ángel Linares, que se metió en muchas cooperativas y fue parte de un proceso de estafas muy grande; personas como él deben ser juzgadas y castigadas”, sostuvo el ahora presidente del Banco Central de Bolivia (BCB).

El descargo de Fecacruz   

- Crítica. El presidente de la Federación de Cooperativas de Santa Cruz (Fecacruz), Hoggier Hurtado, considera que el desmarque de las cuatro cooperativas cruceñas que señalaron diferencia entre las abiertas y las societarias buscan proteger sus intereses. “Percibimos en su conducta poco espíritu solidario y de cooperación entre cooperativas, que es parte de nuestra identidad”.   

- Unidad. Es una autocrítica que como sector se debe realizar. La fortaleza del cooperativismo está en la integración, porque las cooperativas sirven mejor a sus socios cuando están unidas.

- Regulación. En los últimos días han salido restricciones de la ASFI para que las cooperativas societarias dejen de emitir publicidad. En contrapartida, han estimulado a las cooperativas abiertas a hacer publicidad y por eso se ve la diferencia.

Cifras    

Cooperativas

25

Son las que tienen licencia en todo el país

Pérdidas

23

Millones de bolivianos se acumularon en la Cooperativa Piraí

Pérdidas42

Millones de bolivianos suman las acumuladas en la Cotoca

Inversiones de cooperativas se realizaron en empresas

Investigación. Una pesquisa institucional en tres cooperativas confirmó que en la gestión 2009 se hicieron erogaciones permanentes a Sidereste, una empresa creada para la minería.

imageEl Deber

Reserva. La concesión otorgada a Sidereste está ubicada en Santiago de Chiquitos; allí hicieron los estudios de factibilidad

En el informe emitido el 22 de octubre de 2009, la Autoridad de Regulación del Sistema Financiero (ASFI) detectó que en el registro de la cuenta contable 166.03 de la Cooperativa San Luis Ltda.,  dentro del grupo de inversiones permanentes, existía una estrecha vinculación de tres entidades financieras con la empresa Siderúrgica del Este (Sidereste SA): Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis, Cooperativa de Ahorro y Crédito Nuestra Señora de Cotoca y Cooperativa de Ahorro y Crédito Internacional.

De acuerdo con el esquema verificado por la ASFI en esa gestión, la Cooperativa San Luis tenía una inversión permanente de Bs 211,4 millones (53,77% del activo al 31-12-2008), de los que Bs 197,5 millones son inversiones en Sidereste, que fueron activadas contra la constitución de reservas en el patrimonio.

En el caso de la Cooperativa Nuestra Señora de Cotoca, el informe de ASFI da cuenta de que sus inversiones permanentes eran de Bs 17,5 millones (27,2% del activo al 31-12-2008), de los que Bs 16,3 millones corresponden a erogación en Sidereste, que fueron activadas contra la emisión de Certificados de Aportación a favor de varios ejecutivos de la entidad.

Respecto a la Cooperativa de Ahorro y Crédito Internacional Ltda., su registro de inversiones permanentes alcanza los Bs 2,1 millones (26,2% del activo al 31-12-2008), de los que Bs 1,6 millones corresponden a inversiones en Sidereste, que fueron activadas contra la emisión de certificados de aportación en favor de Jorge Rivero Sarmiento.

Antes de que salga a la luz pública la crisis financiera de la San Luis, en marzo de 2012 la gerencia de esa entidad publicó un aviso de prensa con una lista de 44 supuestos deudores, entre los que figuraba Mario Sandóval Rosales, director general de geología y minería de Sidereste, y sus dos hijos (uno de ellos  José Antonio Sandóval Aquin, gerente general de la Cooperativa Nuestra Señora de Cotoca).

Hace poco, el presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa San Luis, Lucio Mercado Banegas, declaró que la entidad tenía invertido $us 5 millones en Sidereste, pero que “había pocas posibilidades de cobro debido a que es una empresa fantasma”.

Por esta afirmación de Mercado Banegas, el presidente ejecutivo de la empresa, Alfredo Villegas Eguía, presentó el 24 de agosto de 2012 una querella por difamación y calumnia; la causa radica en el Juzgado Octavo de Sentencia Penal de la Corte Superior de Distrito de Santa Cruz.

Sobre los préstamos contraídos con la San Luis, Sandóval Rosales reconoció que solo tiene un crédito, que no precisó, pero que está pagando en los plazos acordados. Entretanto, Sandóval Aquin comentó que sacó $us 20.000 de esta entidad, pero fue para canalizarlos a su padre.

Entre Sandóval Rosales y Villegas Eguía señalaron que nunca registraron acciones de Sidereste en las cooperativas y que si alguna vez se hicieron transacciones fue entre terceros que tenían acciones registradas al portador. Eso sí, con la salvedad de que no es delito contraer deudas, Villegas Eguía también reconoció que tiene un crédito con la San Luis de $us 60.000.

Respecto a la relación de la Cooperativa Nuestra Señora de Cotoca, el gerente, José Antonio Sandóval, Aquin aseguró que al 24 de agosto 2012 la entidad no tiene ninguna vinculación con personas, parientes ni empresas. “La cooperativa nunca compró acciones de Sidereste. Lo que se hizo fue dar una donación sobre una posible inversión y capitalización a futuro. Fueron Bs 14 millones en acciones que poseía mi persona a la cooperativa; la ASFI sabe que fue una donación y que no está consignada en ningún asiento contable y no refleja un peso de los socios que se haya invertido ni en Sidereste ni en ninguna otra empresa”, afirmó el ejecutivo.

EL DEBER buscó la versión de los ejecutivos de la Cooperativa Internacional, pero no encontró registro alguno de la entidad aludida.

Para conocer    

- Expectativa. Los ejecutivos de Sidereste afirman que se trata de un proyecto de largo aliento, que permitirá la generación de 3.000 empleos directos y de 15.000 indirectos. Con toda esta repercusión socioeconómica quieren arrancar la verdadera industrialización de hierro.

- Negocio. Las acciones o valores que pueda tener la Cooperativa San Luis o cualquier otra en Sidereste, tienen que haber sido adquiridas de socios de segunda o tercera mano y a diferentes precios; la empresa no vende acciones ni a mayor ni a menor precio del valor nominal.

- Proceso. Independientemente de la querella de Sidereste contra el titular del Consejo de Administración de la Cooperativa San Luis, Lucio Banegas, corre otra denuncia por parte de Claudia Beatriz Palma en la que también incluye el gerente Daniel Fernández Daza; contra ambos, el fiscal Javier Cordero emitió un  requerimiento de aprehensión.

- Reclamos. A propósito de procesos judiciales, ayer, en la reunión de los ahorristas afectados por la quiebra de la San Luis, surgió la moción de enjuiciar a la ASFI por negligencia y complicidad; el asunto será definido en la asamblea del jueves.

Sidereste aduce la legalidad

Los ingenieros Alfredo Villegas Eguía y Mario Sandóval Rosales, presidente ejecutivo y director general de geología y minería de la empresa Siderúrgica del Este (Sidereste SA.), respectivamente, defendieron y justificaron la legalidad, constitución, inversiones, patrimonio, reservas y concesiones mineras por las que pueden generar más de $us 1.000 millones en los próximos años.

Según informaron ambos ejecutivos, la empresa Sidereste fue creada en 2006 con un capital inicial de Bs 20.000, y en poco más de un año, agosto de 2007, pasó a valorizar sus acciones en Bs 960.000. Meses más tarde realizó la primera modificación de capital, llegando a sumar los Bs 2,9 millones.

Sidereste tiene reservas de hierro concesionadas por el Estado en la serranía de Santiago de Chiquitos y agrupadas en Naranjos, San Lorenzo y Roboré. Según estudios realizados, la cuantificación de las reservas es de 1.359 millones de toneladas de hierro entre probadas, probables y posibles.

Después de realizar los estudios y pruebas pertinentes, el 17 de marzo de 2011 el Viceministerio de Medio Ambiente le otorgó su ficha de impacto ambiental. Las diligencias y pericias previas se hicieron durante casi dos años, a un costo aproximado de $us 500.000.

De acuerdo con el trámite 515.491, realizado en Fundempresa, concesionaria del Registro de Comercio de Bolivia, Sidereste realizó la actualización de su matrícula de comercio el 31 de agosto de 2011. En la ficha técnica se reporta que registró su matrícula el 1 de marzo de 2007 bajo el tipo de sociedad anónima y con el objeto de la fabricación, comercialización, transporte y manejo de productos siderúrgicos, subproductos energéticos y materiales de construcción.

La certificación da cuenta también de que el capital autorizado de Sidereste es de Bs 15.287 millones, el capital suscrito Bs 7.643 millones, equivalente a $us 1.080 millones y similar monto consigna como capital pagado.

Fundempresa concluye la certificación al señalar que cumplidas las formalidades requeridas por el Código de Comercio y habiéndose registrado la actualización de la matrícula, Sidereste puede ejercer actividades comerciales en su área; su matrícula es válida hasta el 31 de agosto de 2012.

Entre Villegas y Sandóval confían en que con la ficha ambiental en la mano podrán concretar acuerdos con empresas internacionales para explotar y exportar hierro.

Infórmese sobre la cooperativa de ahorro y crédito que elija

INVESTIGACIÓN. La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) y la Federación Boliviana de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Febocac) le dan datos para tomar en cuenta.

image

Sabe cuántas Cooperativas de ahorro y crédito existen en Bolivia?

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) informa de que hasta 2010, la Dirección General de Cooperativas contaba con un registro de 471 Cooperativas de ahorro y crédito.

Según la ASFI, actualmente funcionan en Bolivia 25 cooperativas supervisadas, con licencia de funcionamiento como ‘abiertas’ otorgada por esa entidad y con presencia en los nueve departamentos del país.

Por otro lado, indicó que hay 59 cooperativas societarias en proceso de adecuación a la Ley de Bancos y Entidades Financieras, establecido en la Ley 3892 modificatoria, que no cuentan con licencia de funcionamiento y están en siete  departamentos del país (menos Potosí y Pando).

Las restantes, según la ASFI,  pueden corresponder a cooperativas laborales, cooperativas que cerraron, otras que nunca iniciaron operaciones y las que funcionan y aún no iniciaron el proceso de adecuación (para estas últimas se amplió el plazo hasta el 1  de octubre).

La Federación Boliviana de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Febocac) señala que en Bolivia existen 104 cooperativas de ahorro y crédito (25  abiertas, 59 societarias y 20 laborales) de las cuales 9 no están afiliadas a esa institución.

Febocac indica que 36 de las cooperativas afiliadas están en Santa Cruz, 26 en Cochabamba, 8 en La Paz, 8 en Sucre, 8 en Tarija, 4 en Potosí, 3 en Oruro y 2 en Beni.

CONSEJOS DE LA ASFI   

Verifique

Situación de la cooperativa

A la hora de llevar su dinero a una cooperativa de ahorro y crédito asegúrese que la entidad tenga Licencia de Funcionamiento, lo cual significa que está bajo supervisión de la ASFI o que cuente con Certificado de Adecuación, lo que implica que la cooperativa tiene un avance en su proceso de adecuación. En la web de la ASFI (www.asfi.gob. bo) puede verificar en qué situación están.

Participe

Asambleas de socios

Las personas que son socias de una cooperativa, deben participar en las Asambleas de socios que estas organizan para estar informados de la situación financiera y de los problemas que pueda presentar su cooperativa. De esa forma podrá participar en las decisiones que regirán el destino de la misma.

Denuncie

¿Tiene quejas o reclamos?

Si tiene alguna queja o reclamo de su cooperativa de ahorro y crédito en primer lugar debe acudir a la propia entidad, que debe contar con un Punto de Reclamo para la atención del consumidor financiero. Cuando agota esa instancia puede acudir a la ASFI, a la Central de Reclamos dependiente de la Dirección de Derechos del Consumidor o llamar a la  línea gratuita:  800-103-103.

Cifras   

Cooperativas abiertas

25

Cuentan con licencia de funcionamiento otorgada por la ASFI, y tienen presencia en los nueve departamentos del país.

Cooperativas societarias

59

Están en proceso de adecuación a la nueva norma. De ellas, 18 ya tienen certificado de adecuación y 41 están en la etapa 1.

La institución que aglutina a las cooperativas   

- Inicio. La Federación Boliviana de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Febocac) nació el 10 de octubre de 1998. Sus objetivos: promover, integrar, representar y defender al movimiento cooperativo.

- Afiliados. Aglutina a 6 federaciones de Santa Cruz, La Paz, Tarija, Sucre, Oruro y Cochabamba.

- Socios. Las cooperativas cuentan con alrededor de 1,2 millones de socios a escala nacional.

- Empleo. Las cooperativas afiliadas a Febocac generan 3.600 empleos directos y 14.500  indirectos. A través del microcrédito generan unos 300.000 autoempleos.

- Alerta. La Febocac enfatiza que los socios de todas las cooperativas tienen derechos y responsabilidades. Tienen la potestad de elegir a sus consejeros y/o representantes. Deben vigilar que haya asambleas de socios, exigir que allí se presenten estados financieros auditados y elegir a representantes capacitados.

DATOS PARA TOMAR EN CUENTA   

- ¿Qué son las cooperativas societarias? Las cooperativas de ahorro y crédito ‘societarias’, antes llamadas ‘cerradas’, son aquellas que han iniciado un proceso de adecuación a la Ley de Bancos, el cual se encuentra en diferentes etapas. Esas entidades, constituidas como ‘sociedades cooperativas’, desarrollan operaciones de intermediación financiera interna, solamente con sus socios. Las cooperativas societarias en ‘proceso de adecuación’, para ser consideradas como entidades de intermediación financiera no bancaria y estar sujetas al ámbito de aplicación de la Ley de Bancos y Entidades Financieras deben obtener su licencia de funcionamiento.

- ¿Qué son las cooperativas abiertas? Las cooperativas ‘abiertas’ están autorizadas a realizar operaciones de intermediación financiera y prestar servicios financieros con el público sin necesidad que sean socios, en el marco de la Ley de Bancos y Entidades Financieras. Están supervisadas por la ASFI que les otorgó licencia de funcionamiento.

- ¿Qué dicen las leyes? El Artículo 24 (derogado) de la Ley General de Sociedades Cooperativas del 13 de septiembre de 1958, reconocía a las ‘sociedades cooperativas de crédito’. Luego el Decreto Supremo (DS) 24439 del 13 de diciembre de 1993 define a las cooperativas de ahorro y crédito ‘cerradas’ y ‘abiertas’. El 14 de marzo de 2000 con el DS  25703 se define la categorización de cooperativas de ahorro y crédito como ‘cerradas comunales’ y  ‘cerradas laborales’. Con la Ley  3892, modificatoria de la Ley de Bancos y Entidades Financieras, del 18 de junio de 2008, se determina que toda cooperativa de ahorro y crédito ‘cerrada comunal’ para todos los efectos se denominarán Cooperativa de Ahorro y Crédito Societarias y pasan a supervisión de la ex Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras hoy Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

- Adecuación. La ASFI en ejercicio de las potestades reglamentarias otorgadas por la citada Ley 3892 y en el marco de las atribuciones establecidas en la Ley 1488 de Bancos y Entidades Financieras emitió varias resoluciones que reglamentan el proceso de adecuación de las cooperativas ‘societarias’. Su última resolución amplía de manera excepcional el plazo para que las cooperativas de ahorro y crédito en funcionamiento al momento de la promulgación de la Ley 3892, puedan iniciar el proceso de adecuación hasta el 1 de octubre de 2012.