Economía de Pando abandonada

- Opinión

Carmen Eva Gonzáles*

Nuestra preocupación radica en que la pobreza sigue haciendo estragos en Pando. La Fundación Jubileo identificó a tres municipios de Pando: Villa Nueva, Loma Alta y San Pedro, como los “más pobres del país”. Es porque no se está impulsando el desarrollo económico y prevaleció la agenda del copamiento político autoritario.

Tampoco se tiene un cabal conocimiento de ingresos y egresos a las arcas fiscales de Pando. Bolivia debe mirar a Pando ya no como al hermano menor necesitado y abandonado, sino como a la potencia amazónica que representa y que en un futuro muy cercano puede ser la vanguardia de la economía boliviana, porque internacionalmente todos los países están empezando campañas e iniciativas de preservación de la Amazonía. Allí Pando tendrá un rol importantísimo, porque podríamos canjear cada hectárea de Amazonía pandina preservada y bien cuidada por dinero en efectivo que impulse el comercio, la industria y el turismo.

El Estado boliviano a la cabeza de Evo Morales abandonó a Pando. No existen las estrategias y planteamientos correctos para el desarrollo de una que, por características propias de la zona amazónica, podría contar con agricultura de volumen. Vale mencionar que podríamos tener cultivos de maíz, cacao, café, yuca o mandioca, arroz, frutas tropicales, legumbres y hortalizas para mercados internos y hasta para el gran consumidor que es Brasil (el Estado Acre).

En minería, no se conocen planes concretos para que en Pando se desarrollen procesos serios de exploración para certificar y cuantificar reservas de oro, cinabrio, ilmenita, bauxita, columbita, piedras preciosas y semi preciosas, que geológicamente tienen la posibilidad de ser parte de la orografía del departamento y por tanto parte de la economía productiva de Pando.

En navegabilidad, no se han establecido los planes para que los principales ríos sean las “carreteras” de transporte de comercio y personas; todo lo contrario, hoy estamos sin un plan estratégico de utilización de ríos navegables como vías de integración. Tampoco se tienen ideas para explotación racional de peces que se podrían agregar a la canasta familiar boliviana, como las especies pacú, surubí, dorado, palometa, sábalo, bagre y blanquillo.

Ni siquiera vamos a mencionar el tema de hidrocarburos porque no se sabe cuál es el monto destinado por el Ministerio de Energía y por YPFB para exploración de nuevas áreas gasíferas o petroleras en Pando. Ni siquiera si Pando podría ser parte de la promoción que hacen de Bolivia. Sería muy importante que se invierta en el departamento para conocer nuestra realidad geológica-hidrocarburífera.

Tampoco se tiene presente que la Amazonía boliviana es el pulmón natural del continente. Por ello es nuestra queja, a pocos días del aniversario de Pando, del abandono total de nuestro departamento por parte del Estado, que lo único que hizo fue aterrorizar a los pandinos, derrocar a nuestro gobernador, exilar a nuestros parlamentarios y ciudadanos y atormentarnos a todos.

*Senadora de Convergencia Nacional




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?