¿Racionamiento de combustible en el 2013?

- NotiShots

El gobierno de Evo Morales acaba de anunciar por medio de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que a partir del 1 de enero de 2013 se controlará la cantidad de combustible que cargue a diario cada movilidad, a través de un “Tag” o etiqueta electrónica a ser colocada en todos los vehículos del país.

La ANH afirma que la iniciativa pretende disminuir el desvío de combustible hacia el contrabando y el narcotráfico, pero también habla de reducir la subvención a los hidrocarburos, lo que sugiere que el denominado Sistema Boliviano de Autoidentificación y Control de Combustible (B-Sisa) podría ser la punta de lanza para implementar algún tipo de racionamiento en la venta de diesel y gasolina.

El proyecto se completará con un programa informático que será instalado en las 700 estaciones de servicio de Bolivia, con hardware que llegará al territorio nacional antes de fin de año.

Para nadie es desconocido que la administración evista pretende revisar el precio de los combustibles para el mercado interno, pero al mismo tiempo teme provocar otra oleada de protestas sociales como la de diciembre de 2010, cuando intentó imponer el “gasolinazo”.

En ese contexto, el gobierno estaría buscando mecanismos para salir del entuerto. Teniendo en cuenta su visión dirigista de la economía, está dentro de lo probable el tratar de aplicar un sistema de racionamiento que le permitiría, además, controlar el reparto de cupos de acuerdo a sus intereses políticos.

Nada como una nueva prebenda para mantener viva la llama del populismo.

Dudamos que un sistema de cupos reduzca el desvío de combustible hacia el contrabando y el narcotráfico, dados los altos niveles de corrupción en la administración pública.

Lo que sí es seguro es que esta “cubanización” introduciría un nuevo elemento de distorsión en la economía, que tarde o temprano se traduciría en perjuicios para la productividad o en aumentos de precios en distintos bienes y servicios…

notishots@gmail.com