Tráfico de armas. Gobierno de Evo solicita ayuda al FBI para investigar

- Seguridad

Policía interceptó cargamento de armas en Santa Cruz. Traficantes posaban para la foto con fusiles de asalto. Cuatro acusados fueron al penal de  Palmasola.

Gobierno solicita ayuda al FBI para investigar

Los Tiempos

El Gobierno solicitó la ayuda del FBI para investigar a los proveedores estadounidenses del armamento que fue interceptado por la Policía el viernes pasado en Santa Cruz, porque no era el primer embarque de armas desde la ciudad de Providence del estado de Rhode Island, dijo ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero a la agencia AP.

Según el ministro, el cargamento de 28 armas, entre ellas 15 fusiles de asalto, procedente de Estados Unidos y destinado a la organización criminal PCC de Brasil que trafica con drogas en las favelas de ese país, llegó por partes escondido y camuflado en electrodomésticos e ingresó por la aduana boliviana.

El arsenal incluía cuatro rifles, dos escopetas, cinco pistolas, dos revólveres y 600 proyectiles. Fue hallado en una casa de un barrio céntrico de la ciudad de Santa Cruz. Cuatro personas, todas bolivianas, fueron detenidas el viernes, entre ellas una mujer.

“Parece ser más bien que el grupo (estadounidense) proveía directamente. Habrá que ver la cantidad de armas que distribuyeron antes y los nexos con grupos de narcos” en Brasil y Bolivia, dijo la autoridad de Gobierno.

La Policía Federal brasileña apoyó con información para detener el cargamento que según Romero estaba destinado a armar a narcotraficantes de las favelas en ese país. Carliño Marañao y Fabio da Silva, del PCC brasileño, fueron identificados como los destinatarios.

Los grupos mafiosos no sólo trafican cocaína boliviana a Brasil, también armamento que ingresa a ese país por una frontera permeable de más de 3.100 kilómetros.“El narcotráfico articula tres delitos: el tráfico de cocaína, de armas y dinero y éste ha sido uno de los golpes más importantes”, señaló Romero.

Traficantes de armas posaban para la foto con fusiles de asalto

Arsenal importado ilegalmente. Se decomisó 31 armas, cientos de proyectiles y cinco vehículos. Se analiza el flujo de llamadas de cinco celulares. Cuatro acusados fueron al penal de  Palmasola (Santa cruz).

image El Deber, Santa Cruz, Bolivia

Dos de los procesados llegan al Palacio de Justicia. La audiencia se prolongó hasta horas de la noche.

Los traficantes de armas aprehendidos por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico en un operativo que culminó el viernes tras cuatro días de pesquisa, según fuentes oficiales, se daban el lujo de fotografiar el arsenal que importaban ilegalmente y de posar para las cámaras con fusiles de asalto, de acuerdo con imágenes halladas en celulares de dos de los procesados.

Los sospechosos son Marco Antonio Pórcel Urgel (37), Ana Salvatierra Montenegro (32), Rubén Paz Ribera (37) y Diego Joffré Paz (23), en cuyo poder los investigadores encontraron 31 armas de alto poder de fuego y de diverso calibre, además de cientos de proyectiles, cargadores y otros artefactos que, a decir del ministro de Gobierno, Carlos Romero, estaban destinados a miembros del Primer Comando de la Capital (PCC) de las favelas de Río de Janeiro y para proteger laboratorios de narcotraficantes.

Fotos y mensajes

Según la imputación del fiscal Álex Osinaga, en el iPhone de Rubén Paz Ribera se descubrieron fotos tomadas al armamento secuestrado y del interior de una secadora en la que camuflaban las piezas de los fusiles para introducirlas al país evadiendo el control aduanero. En las imágenes se ven ambientes del domicilio de Paz, en el condominio Versalles. Asimismo, había mensajes de texto que detallaban el modo de compraventa del armamento con negociantes de nacioalidad norteamericana.

En el Blackberry de Diego Joffré también hay fotografías del arsenal y del modo de importación en electrodomésticos. “Hay tomas fotográficas de Diego Joffré posando de manera desafiante con dos armas de fuego en las manos. También hay una foto en la que una persona porta una ametralladora USI”, refiere el informe fiscal.

La Felcn allanó cinco inmuebles en la urbanización 38 Bancarios, en el barrio Soberanía Nacional (calle Los Mangales), en una barraca del quinto anillo, entre las avenidas Alemania y 2 de Agosto; en el condominio Versalles (km 8½ de la ruta al norte) y en el barrio Magisterio (calle Juan de la Riva).

Audiencia cautelar

Hasta el cierre de edición seguían los alegatos sobre la situación jurídica de los imputados. El fiscal Osinaga solicitó la detención preventiva de los cuatro, petición que el juez José Subieta debía resolver anoche. El ministro Romero dijo en la televisión que se indagan también los posibles nexos del grupo con bandas colombianas y paraguayas

El caso en detalle 

Son 15 fusiles de asalto, la mayoría M4-A15 calibre 5.56; cinco rifles, tres escopetas, cinco pistolas 9mm y tres revólveres.

Se hallaron 20 cajas de munición calibre 5.56, con 600 balas; 35 unidades de proyectiles calibre 25, 44 balas 9mm y nueve cargadores de armas.

Se secuestraron cinco vehículos, cinco celulares, documentos y 10 pasaportes a nombre de Sixto P.S. , cinco pasaportes de Elma M.P y prendas camufladas de uso militar.