Hanali Huaycho: “Me insultaban, me decían india de mierda”

- Vida

La Paz. Hanali Huaycho Hannover, periodista asesinada por su cónyuge Jorge Raúl Clavijo Ovando, denunció el 29 de junio de 2011 que sufrió agresiones físicas y lesiones provocadas por éste y su “acompañante” Helen Kelly Tejeda.

image La periodista asesinada, Hanali Huaycho. Foto archivo elsistema.info

En una nota enviada al Director General de Investigación Policial Interna, la víctima formalizó la comisión de faltas graves y solicitó la apertura de proceso disciplinario contra su verdugo.

En el memorial al que tuvo acceso ERBOL, Huaycho Hannover acusó a Clavijo y Tejeda de maltrato, insulto, hostigamiento y otros daños.

“Estos insultos se vertían en mi contra, dada mi calidad de mujer y madre, además por el origen de mi apellido: “perra de mierda, puta de mierda, hija de puta, india de mierda alteña..etc.etc”.., pretendiendo atacarme en mi calidad de fémina, vulnerando mis derechos protegidos por la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, como son los de igualdad de género y otros”, indica.

Ocho días después del asesinato perpetrado por el teniente de Policía y cuyo paradero aún se desconoce, en las últimas horas aparecieron antecedentes del acusado y que reflejan su conducta violenta.

Agresiones e insultos

En el memorial donde la Policía nunca respondió a su pedido de justicia, Hanali Huaycho explica un hecho de violencia contra la mujer.

“En fecha 11 de junio del presente año (2011), aproximadamente entre horas 07:00 a 07:30, en circunstancias en que me hallaba circulando en un vehículo por las inmediaciones de la avenida Zavaleta, me percaté de la presencia de una motocicleta de color naranja, la misma que se aproximó y repetidamente se atravesaba tratando de que me detuviese; mirando con más detenimiento, me di cuenta de que la persona que conducía la motocicleta era el Teniente JORGE RAÚL CLAVIJO OVANDO; al darme cuenta de ello, evité detenerme, pues conozco de su violencia, más aún cuando él es peligroso y temido debido a sus conocimientos en artes marciales, de lo cual tengo entendido habría sido varias veces campeón.

En este interín, el conductor y su compañante insultaban repetidamente a mi persona con palabras irreproducibles y soeces, además de amenazas repetidas, que son -en rigor de verdad- la constante cada vez que nos vemos o encontramos en cualquier circunstancia; es precisamente por ello que en pasadas oportunidades, logré que se suscribieran en mi favor actas de garantías, por ante la Fiscalía y la FELCC…

…En estas circunstancias, es que llegamos a la calle Villalobos, donde se me atraviesan y estuvimos a punto de colisionar, una vez detenido el vehículo en el que me encontraba, él, acompañado de una ciudadana de nombre Kelli Tejeda, prosiguieron con los insultos y las vejaciones; ante lo cual nos dirigimos a la calles Jerónimo de Soria, domicilio de la indicada joven y sus padres, a efecto de solicitarles que su hija y el novio de ella (a la sazón el Teniente JORGE RAÚL CLAVIJO OVANDO), dejen de hostigarme y maltratarme; sin embargo, ala cercarse JORGE RAÚL CLAVIJO OVANDO, toma el palo de esta señora y procede él mismo a agredirme, propinándome repetidos golpes en el cuerpo y la cabeza con el indicado instrumento contundente; al mismo tiempo me golpeaba con las manos abiertas sobre mi rostro y cerradas (puños) sobre mi espalda y tórax; de igual manera, me golpeaba con las rodillas a la altura de los muslos y glúteos; mientras su acompañante, la señorita Helen Kelly Tejeda me sujetaba por los cabellos y también me golpeaba con los puños y las manos abiertas, jalándome repetidamente de los cabellos, pretendiendo inmovilizarme por unos segundos”.

En el documento, la periodista que fue asesinada por Clavijo solicitó que el denunciado preste su declaración informativa.

Las denuncias de Huaycho también fueron de conocimiento del excomandante de la Policía Jorge Santiestevan.

Erbol




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?