El Tribunal Electoral fija fórmula que regirá en la redistribución de los escaños

- Política

La oposición teme un fraude electoral en las elecciones de 2014 en Bolivia y el oficialismo ve con cautela la iniciativa del Tribunal Electoral sobre la fórmula de redistribución de escaños.

El TSE fija fórmula que regirá en la redistribución de los escaños

El anuncio fue dado por el vocal del ente electoral, Ramiro Paredes, quien dijo que la Sala Plena aprobará en un mes la fórmula, para enviarla a la Asamblea Legislativa. Remarcó que el avance se encuentra en 90%. “Ya tenemos el modelo, pero lo estamos ajustando”.

image Distribución actual de diputados

LA RAZÓN / La Paz, Bolivia.- El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ya cuenta con una fórmula técnica para reasignar escaños parlamentarios entre los departamentos para 2014. El mecanismo basado en la Constitución, fija una asignación directa para regiones con menos habitantes y desarrollo. 

El anuncio fue dado por el vocal del ente electoral Ramiro Paredes, quien dijo que la Sala Plena aprobará en un mes la fórmula, para enviarla a la Asamblea Legislativa. Remarcó que el avance se encuentra en 90%. “Ya tenemos el modelo, pero lo estamos ajustando”.

La  última redistribución territorial de escaños fue en noviembre de 2005, sobre la base de los resultados del censo de 2001 y mediante el Decreto Supremo 28429, aprobado en el gobierno de Eduardo Rodríguez Veltzé. Entonces, a La Paz se le restó dos diputaciones, una a Cochabamba, otra a Oruro, una a Potosí y tres a Santa Cruz.

La Constitución determina que la Cámara Baja está integrada por 130 diputados, uninominales y plurinacionales. El parágrafo V del artículo 146 otorga al Órgano Electoral la facultad de distribución del total de escaños sobre la base del número de habitantes en cada uno de los departamentos, según ley.

MATEMÁTICA. Además, ese artículo dispone que, por equidad, la ley asignará un número de escaños mínimos a los departamentos con menor población y menor grado de  desarrollo económico. Paredes explicó que el trabajo en curso precisamente perfila los parámetros que permitirán al TSE identificar a los departamentos que tendrán una asignación directa de escaños, lo que no implicará —aclaró— que los beneficiarios dejen de participar del resto de la redistribución.

“Para saber qué departamento tiene menor desarrollo económico nos estamos introduciendo en esa noción como en la de crecimiento económico y qué variables incluye, como por ejemplo el PIB (Producto Interno Bruto). Para el desarrollo, sin embargo, el PIB no funciona para medirlo. Entonces, son aspectos que están siendo aclarados. Es difícil llevar a las matemáticas ese precepto constitucional”, adelantó, evitando ingresar en mayores detalles.

Remarcó que, antes, el proceso de redistribución “no se realizaba de manera enteramente matemática. (Ahora) este proceso es estrictamente técnico, no tiene componentes políticos”. El “modelo matemático” funciona, indicó, independientemente de los resultados del censo y puede ser aplicado en cualquier escenario en el que hayan futuros cambios demográficos.

Actualmente, La Paz cuenta con 29 diputaciones; Santa Cruz, con 25; Cochabamba, con 19; Potosí, con 14; Chuquisaca, con 11; Oruro, con nueve; Tarija, con nueve; Beni, con nueve, y Pando, con cinco. Y la reasignación de curules regirá para las elecciones de 2014.

Según los resultados preliminares del censo de 2012, la población en Chuquisaca creció de 531.522 a 600.728 personas (13%); La Paz de 2.349.885 a 2.741.554 (17%); Cochabamba de 1.455.711 a 1.938.401 (33%); Oruro de 392.769 a 490.612 (25%); Potosí de 708.695 a 798.664 (13%); Tarija de 391.226 a 508.757 (30%); Santa Cruz de 2.029.471 a 2.776.244 (37%); Beni de 362.521 a 425.780 (17%), y Beni tuvo un crecimiento poblacional de 52.525 a 109.173 habitantes entre 2001 y 2012.

Una vez determinado el número base de “asignación directa por equidad, el restante de los 130 escaños” será redistribuido entre los nueve departamentos bajo el criterio de proporcionalidad, es decir, “a mayor población mayor representatividad”, adelantó el vocal Paredes. Aclaró que no se puede tener una proporcionalidad exacta, pero sí un algoritmo que distribuye con mayor proporcionalidad, o sea, “un modelo técnico”.

Salvador Romero expresidente de la ex Corte Nacional Electoral, recordó que siempre se hizo distribuciones flexibles. “Nunca se aplicó la proporcionalidad a rajatabla, se daba un piso al más desfavorecido”. A diferencia de los diputados, en el Senado la distribuición es igualitaria: cada departamento tiene cuatro escaños.

MAS expresa cautela; MSM habla de fraude

En el oficialismo destacan aspectos de la fórmula; el MSM plantea un debate

En el oficialismo ven con cautela la iniciativa del Tribunal Supremo Electoral (TSE) sobre la fórmula técnica de redistribución de escaños, mientras que en la oposición surgen voces de temor ante la posibilidad de un fraude electoral en las elecciones de 2014.

Marcelo Elio, diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), expresó tener cautela en el tema, aunque consideró importante la incorporación del análisis socioeconómico de las regiones en el proceso de redistribución de escaños en la Cámara de Diputados.

Los departamentos con menor población e índices de desarrollo serán beneficiados con una base de escaños. El resto será distribuido entre los nueve departamentos sobre la base del factor poblacional, de acuerdo con la fórmula que ultima el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La opositora Marcela Revollo, diputada del Movimiento Sin Miedo (MSM), expresó preocupación en el tema. “No quisiera pensar que se empieza a activar una estrategia para escamotear la votación en ciudades en las que el MAS no tiene suficiente votación. (Estaría) diseñando el fraude electoral por la vía del peso de la representación”, dijo.

Actualmente, La Paz cuenta con 29 diputaciones; Santa Cruz, con 25; Cochabamba, con 19; Potosí, con 14; Chuquisaca, con 11; Oruro, con nueve; Tarija, con nueve; Beni, con nueve y Pando, con cinco escaños parlamentarios.

Elio explicó que los departamentos que registran menor población frente al resto es porque sus habitantes migraron a regiones del eje central de Bolivia.

“No es que tienen menor población, aportan con población a otros departamentos del eje central. Oruro y Potosí son aportantes.

Revollo planteó el inicio de un debate público sobre el tema antes de definir la recomposición.

Se usó un criterio de flexibilidad

Por Salvador Romero (*)

En la asignación de escaños en el Parlamento (Asamblea Legislativa) siempre se ha distinguido, por un lado, el Senado como instancia de representación territorial y, por lo tanto, con una absoluta igualdad de todos los departamentos, independientemente de su extensión poblacional o niveles de desarrollo (en el Senado antes de la nueva Constitución habían 27 escaños y ahora, 36).  

La Cámara de Diputados ha sido el espacio de representación poblacional; por lo tanto, la cantidad de diputados asignados a cada uno de los departamentos tenía una lógica demográfica: a mayor población, mayor cantidad de diputados. Sin embargo, en Bolivia ese principio nunca se aplicó a rajatabla, ya que siempre se asignaba a los departamentos que tenían menor población un piso, que implicaba en términos prácticos que iban a tener más escaños de los que les habría correspondido por simple población. Se utilizó un criterio de flexibilidad.

(*) Expresidente de la ex Corte Electoral




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?