España pone fin a la crisis diplomática al permitir el paso del avión de Evo; Austria registró la aeronave

Caso Snowden. Austria registra el avión y dice que no está el filtrador. Luego, el gobierno español permite a Evo Morales repostar en Canarias tras 13 horas en Viena. El presidente de Bolivia  habla de ‘un error histórico y una agresión a América Latina’.

España permite a Morales repostar en Canarias tras 13 horas en Viena

image El Mundo.es

El presidente austriaco, Heinz Fischer (dcha.), con Evo Morales, en el aeropuerto de Viena. | Efe.

    El presidente de Bolivia estuvo ‘atrapado’ en el aeropuerto de Viena.

    No pudo seguir su ruta por la sospecha de que en él viajaba Snowden.

    Un agente austriaco entra en el aparato y no halla en él al filtrador.

    El mandatario habla de ‘un error histórico y una agresión a América Latina’.

      Agencias | Viena.- Las palabras del presidente federal de Austria, Heinz Fischer, anunciando tras un breve encuentro con el presidente boliviano, Evo Morales, que éste reiniciaría "dentro de poco" su viaje rumbo a Bolivia, iniciado anoche en Moscú, se han hecho realidad poco antes de este mediodía. Finalmente, Morales ha podido despegar de Viena rumbo a La Paz, y haciendo escala en Canarias.

      Fischer dijo a la prensa en el aeropuerto de Viena que "se habían cumplido" todas las condiciones para que se pudiera retomar el viaje, tras 13 horas de retención en Viena, a causa del cierre de varios espacios aéreos europeos por la sospecha de que en el avión presidencial boliviano se encontrara el ex analista de la CIA Edward Snowden.

      Fischer indicó que la ruta de vuelo sería la "normal" y que el espacio aéreo español estaría abierto para el avión presidencial del presidente Morales.

      El Gobierno español ha autorizado finalmente el sobrevuelo en territorio español y la escala técnica en Canarias. La decisión fue tomada a las 9.30 horas, según informa Ana Romero, y tras una fuerte tensión diplomática.

      Paralelamente, las autoridades francesas anunciaron que daban su visto bueno para que el avión del presidente boliviano, Evo Morales, sobrevolara su espacio aéreo.

      "Francia ha acordado dar la posibilidad al avión del presidente boliviano" de sobrevolar el espacio aéreo francés, según explicó un portavoz del Ministerio francés de Exteriores.

      El portavoz no quiso dar más precisiones al respecto, en particular sobre las razones de que se hubiera negado en un principio a que Morales sobrevolara Francia.

      Declaraciones de Morales

      "No ha habido ninguna explicación de por qué motivos no me dejaron pasar por territorio de Francia, Portugal, Italia y después también de España", explicó Morales.

      A juicio del mandatario, lo ocurrido es "un error histórico", "un secuestro" y "una agresión a América Latina".

      "Esto es un pretexto, sobre todo, para tratar de amedrentarme, para intimidarme y escarmentarme. Un pretexto sobre todo para tratar de acallarnos en la lucha contra las políticas económicas de dominación", declaró. Y culminó: "Sólo quiero decir a algunos países europeos que se liberen del imperio norteamericano, ya no estamos en el tiempo de las colonias".

      El ‘café’ del embajador español

      El presidente añadió que, durante la madrugada, el embajador de España en Viena, Alberto Carnero, acudió al aeropuerto y le pidió que le invitara a tomar un café en el avión.

      "No se lo podía permitir. Primero, no soy ningún delincuente. Y, segundo, ustedes saben, por normas internacionales, que un avión oficial, el presidente, tienen inmunidad y es inviolable".

      Registro ‘voluntario’

      Ahora bien, el vicecanciller austriaco, Michael Spindelegger, ha informado de que ellos, por su parte, sí subieron al aparato del líder latinoamericano y que confirmaron, de primera mano, que en él no se encontraba el ex técnico de la CIA buscado por el Gobierno de Barack Obama.

      Spindelegger ha precisado que el registro fue "voluntario" y que, tras él, pudieron "descartar que hubiera una persona a bordo que no tuviera la nacionalidad boliviana".

      "Es una información importante para todos que no haya un polizón a bordo del avión presidencial. Se ha tratado de un rumor tan persistente que ha causado problemas mundiales", reconoció Spindelegger, quien sentenció: "No termino de entender las dudas de otros estados".

      Una fuente del Ministerio del Interior austriaco detalló que el avión estaba vacío y que fue inspeccionado, tras el permiso emitido por el piloto boliviano, por un solo agente de la policía austriaca.

      España pone fin a la crisis diplomática al permitir el paso del avión de Morales

      Bolivia acusa a EE UU de promover que varios países de la UE impidieran el sobrevuelo del aparato presidencial por sospechar que Snowden iba a bordo.

      EL PAÍS, España

      Julieta Rudich / Miguel González, Viena / Madrid

      image

      Ecuador tilda de "ofensa" la retención del avión de Evo Morales. / ATLAS

      Evo Morales ya está volando de vuelta hacia Bolivia, después de 13 horas en las que el caso de Edward Snowden le ha atrapado en un enrevesado conflicto diplomático y le dejara varado en el aeropuerto de Viena. El presidente austriaco, Heinz Fischer, ha informado a la prensa de que "la ruta de vuelo es normal". "El espacio aéreo español está también abierto para él", ha añadido, en referencia al último de los cuatro países europeos que anoche denegaron el sobrevuelo del avión presidencial boliviano, que venía de Moscú, ante la sospecha de que el exanalista de la CIA viajaba a bordo.

      El Gobierno boliviano denunció esta madrugada que Francia, Portugal, Italia y España habían puesto en riesgo la vida del presidente Morales con la prohibición de sobrevuelo. Esta acción, según La Paz, respondería a informaciones infundadas sobre la supuesta presencia del filtrador estadounidense en la aeronave boliviana, que finalmente tuvo que aterrizar de emergencia en Viena.

      El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que España "en ningún caso" prohibió a Morales aterrizar en territorio español, así como tampoco pidió "registrar el avión".  Según la versión de Margallo, el avión tenía autorización para hacer escala en las Islas Canarias, pero al no aterrizar "en el plazo previsto", se tuvo que pedir una "ratificación" del permiso, lo que se llegó a hacer más tarde.

      Según fuentes diplomáticas españolas, el embajador de España en Austria, Alberto Carnero, tuvo un papel clave para el desbloqueo de la crisis, al mediar durante toda la noche con el presidente boliviano para que este diese permiso a las autoridades austríacas para que revisasen el avión "a petición de Estados Unidos". Finalmente, siempre según estas fuentes, Morales accedió a esta inspección.

      Sin embargo, según la versión de Morales, durante la madrugada Carnero acudió al aeropuerto con la petición de acceder al avión. "Me pidió tomar un café dentro del avión para ver el avión. Y, en el fondo, querer controlarlo. Dije que no puede, por normas internacionales. Además, no soy un delincuente como para que controlen el avión".

      El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, acusó durante la madrugada a Estados Unidos de haber promovido “el secuestro de Evo Morales en Europa” y condenó la actitud sumisa de naciones europeas que se prestaron a restringir el derecho de libre tránsito del avión presidencial boliviano.

      La información sobre el conflicto diplomático ha sido confusa durante la madrugada. Mientras Bolivia se quejaba por el trato recibido por su presidente, que asistió en Moscú a una cumbre de países productores de gas, ninguno de los países señalados ofreció su versión. Austria confirmó que Morales se encontraba en el aeropuerto de Viena desde la noche del martes, y que Snowden no había llegado en el avión presidencial. El aparato aterrizó en Viena poco antes de las 22.00 de forma imprevista, "debido a los problemas de los derechos de sobrevuelo por otros países, y debido a aspectos técnicos“, declaró a EL PAÍS el portavoz del Ministerio austriaco del Interior, Karl Heinz Grundböck. Los problemas técnicos, que fueron detectados por el propio piloto, estaban relacionados con el indicador de combustible, explicó.

      Horas después del incidente, el propio Gobierno de La Paz informó de que tanto Francia, Portugal como Italia habían dado marcha atrás y que aceptaban el plan de vuelo de la aeronave FAB 001, un Falcon 900. Quedaba pendiente la respuesta de España. Durante la madrugada, el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, declaró a la prensa boliviana que, aunque en un principio había dado su visto bueno para que, de ser necesario, el avión de Morales repostara en las Islas Canarias, Carnero le había informado de que el Gobierno de Mariano Rajoy aún no lo había autorizado. Fuentes de la Embajada de España en Viena confirmaron a Europa Press que la decisión sobre dejar que el avión de Morales sobrevolase territorio español estaba "pendiente" y que se decidiría "en las próximas horas".

      El presidente boliviano, preguntado sobre lo que pasaría en las próximas horas, dijo: "Estamos esperando el permiso. Seguramente España está consultando con su amigo. Su amigo debe ser Estados Unidos". Entrevistado por Efe en una sala del aeropuerto de Viena, Morales negó que Snowden viajara en su avión. "Jamás lo vimos (en Moscú) y para nada Snowden fue tema de conversaciones con las autoridades rusas (…) No sabía cómo se llama con nombre completo, cómo se llama esa persona, no sabía".

      También el Gobierno austriaco negó la presencia del exanalista de forma contundente: "Desmentimos claramente los rumores sobre la presencia de Snowden en Austria", ha dicho el portavoz del Ministerio del Interior. Grundböck ha explicado que la policía austriaca realizó un control de pasaportes a bordo del avión. "Se trató una excepción, debido a que el avión aterrizó fuera del plan". Sin embargo, no inspeccionaron la nave, ya que recibieron las garantías del propio Morales y del ministro de Defensa de que Snowden no se encontraba en el avión y que las leyes austriacas no lo permiten.