Secretario General de la OEA dice que vale la pena ensayar legalizar la marihuana

Propuesta. El primer país latinoamericano en considerar la legalización de esta droga será Uruguay, pues su Parlamento debatirá esta norma a mediados de la próxima semana

image

José Miguel Insulza junto al presidente uruguayo José Mujica. | Oea – Agencia

Montevideo | EFE.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, afirmó ayer en Montevideo que legalizar la marihuana es una estrategia “que vale la pena ensayar” para abordar la lucha contra el narcotráfico.

Insulza se expresó así en una rueda de prensa posterior a su encuentro con el presidente uruguayo, José Mujica, al que presentó el informe sobre el problema de las drogas en las Américas realizado por la OEA justo cuando en el Parlamento de Uruguay se debate una ley que habilitaría el cultivo y la compraventa de marihuana.

“No tenemos objeción a que se lleven adelante (leyes que legalicen la marihuana). No las acompañamos de forma abierta porque no tenemos el mandato de los países miembros, pero entendemos que este es un tema abierto. El camino para la legalización de la marihuana está abierto”, dijo Insulza ante las preguntas de los periodistas.

El responsable de la OEA explicó además que en el informe que le presentó al Mandatario uruguayo, realizado a pedido de los jefes de Estado que forman parte de la organización durante una reunión realizada el año pasado, constató que en toda la región se está dando un debate hacia la legalización de la marihuana, no así a favor de otras drogas consideradas duras.

Insulza apuntó que el proyecto uruguayo, que pretende que el Estado controle la producción y venta de marihuana y que habilita el cultivo de cannabis con fines recreativos, no generará ningún “alboroto internacional” en caso de ser aprobado, puesto que ya existen iniciativas similares en otros lugares.

Además, consideró que en el caso uruguayo, cuyos problemas con la droga derivan de su alto consumo pero que tiene una baja criminalidad y violencia asociadas, es posible hacer “políticas más coherentes” que permitan afrontar el tema desde la perspectiva de la salud. “Este país está en condiciones de tener políticas nuevas, no existen impedimentos para eso. En otras partes los volúmenes de dinero y criminalidad son de tal magnitud que las necesidades son necesariamente otras”, razonó.

En Uruguay, tras un año de debate durante el cual el presidente pidió “educar a la gente” sobre las drogas y sobre los fines de su plan, el Parlamento uruguayo votará a mediados de la próxima semana un proyecto de legalización que de ser aprobado habilitará el cultivo doméstico de plantas de marihuana y creará un organismo público que otorgará licencias para venta y producción de la droga, para arrebatar” el mercado a los narcotraficantes.

Mujica nunca la probó

El presidente uruguayo José Mujica, un exguerrillero tupamaro de 78 años, cuyo Gobierno está embarcado en un controvertido proceso para legalizar la compraventa y el cultivo de la marihuana, reconoció ayer que “jamás” en su vida probó esa droga y que no tiene “idea” de lo que es.

Mujica sorprendió a mediados del año pasado cuando anunció que, como medida para combatir el narcotráfico pensaba impulsar una medida para legalizar el mercado de la marihuana, haciendo del Estado el responsable de su producción y distribución.

El desconocimiento de Mujica sobre la marihuana, la flor que producen las hembras de la planta del cáñamo, contrasta con su profesión, ya que el Mandatario, que dona casi el 90 por ciento de su salario presidencial a fines benéficos, se dedica a cultivar flores en su vivienda rural para venderlas en los mercados de Montevideo. (Los Tiempos).