Gobernación de Santa Cruz asegura fondos para la encuesta regional

Emergencia por los datos. Un sector de la FUL y de la Fedjuve saldrá en marchas y alista piquetes de huelga en rechazo al censo. La Asamblea Legislativa cruceña debe aprobar el POA 2014 hasta el 6 de septiembre.

image

La autoridad cruceña participó ayer del festejo por los 53 años de la ciudadela Pampa de la Isla.

EL DEBER

La Gobernación cruceña asegura la designación de recursos económicos para realizar la encuesta regional de población para 2014 a fin de contrastar con los resultados del censo 2012, que se dieron a conocer el 31 de julio, en que Santa Cruz baja al segundo lugar en cuanto al crecimiento poblacional.

Esa designación de la partida económica estará dentro del proyecto del Programa Operativo Anual 2014 que remitirá el ejecutivo de la Gobernación cruceña al pleno de la Asamblea Legislativa Departamental, que hasta el 6 de septiembre deberá aprobar el presupuesto para la próxima gestión, explicó el presidente del legislativo regional, Alcides Vargas.

Al margen de los recursos económicos, el asesor general de la Gobernación, Víctor Hugo Áñez, explicó ayer que el gabinete analizará la parte técnica y logística para ejecutar la encuesta regional que fue aprobada como un mandato por la Asamblea de la Cruceñidad. La idea de la encuesta fue lanzada el 31 de julio por el gobernador Rubén Costas, tras conocer las cifras oficiales del censo que daba a Santa Cruz solo 2.655.084 habitantes y no ratificaba la cifra preliminar de 2.776.244 ciudadanos.

Sin embargo, el ex vocal electoral Jorge Lazarte opinó que los resultados de una encuesta regional solo servirán para contrastar las cifras con las del censo 2012, pero no podrán ser aplicados para la distribución de recursos económicos y políticos, pues ese mecanismo es avalado por una ley nacional.

Opinó que pudieran lograr algún resultado positivo en el poder central siempre y cuando las regiones ‘disconformes’ con los datos finales del censo logren articular medidas de presión de manera conjunta.

Acercamiento

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Castedo, dijo que una vez que la Asamblea de la Cruceñidad aprobó la agenda, el siguiente paso es comenzar desde mañana un acercamiento para socializar la propuesta y evitar el desgaste de los paros, pero si no hay entendimiento se llamará a una nueva asamblea cívica para definir las acciones a seguir.

“Mientras tanto, cada sector social puede movilizarse, realizar las protestas que vea conveniente, pero hemos optado primero por dialogar y por la vía institucional para evitar el desgaste. En su momento, si hay que protestar convocaremos al pueblo. Aquí no importa si son verdes, rojos o azules”, afirmó el cívico.

Esa posición fue bien vista por algunos masistas como el diputado Darwin Choquerive, que calificó la resolución del ente cívico como mesurada y que antes de ejecutar medidas de presión busquen el diálogo.

Se desmarcan del Comité

Un sector de la FUL y de las juntas vecinales se desmarca de las determinaciones del ente cívico y anuncian movilizaciones a partir del martes. Los vecinos anuncian la instalación de un piquete de huelga de hambre en el atrio de la catedral en rechazo a los datos finales del censo. Los guaraníes cruceños no descartan protestar para reclamar transparencia en los datos censales respecto a las naciones indígenas de Santa Cruz. Las medidas se ejecutarán luego de la reunión que sostendrán en los próximos días con sus pares de Tarija y Chuquisaca

Los preparativos

En otras regiones  alistan medidas

1  La institucionalidad beniana se reunirá el martes para definir las medidas en rechazo a los datos finales del censo. El líder cívico de esa región, David Coca, dijo que hay propuesta de exigir la anulación del estudio censal y de pedir la renuncia de los directivos del INE.

2  Chuquisaca, Tarija y Potosí, cívicos del bloque sur, se reunirán el jueves en el municipio de Camargo a fin de analizar los datos censales que podrían afectar a la distribución de escaños políticos.

3  Los cívicos de Chuquisaca anuncian defensa a la actual representación política en la Asamblea Plurinacional.

ANÁLISIS

Legalmente no tendrá incidencia

Reymi Ferreira Vilar / Analista

Una encuesta regional es una pérdida de tiempo y de dinero porque solo se censará lo que hay en Santa Cruz. Para que una cifra tenga valor tiene que tener relación con el resto porque se toma porcentaje de población para la distribución de recursos económicos y escaños.

Puede salir una cifra neta, pero no tendrá ningún sentido si es que no tiene correlación en términos porcentuales con el resto del país. Esta propuesta es como la del referendo autonómico que se hizo en 2008 para decir cómo iba a ser el cuarto, pero sin tener el modelo de la casa.

Repiten el mismo error porque cuando salga el resultado de la encuesta no tendrá ningún valor porque no se sabrá qué porcentaje es al del resto del país y cuando se haga ya las cifras de otras regiones habrán cambiado.

Para que tenga exactitud tiene que ser un censo nacional, porque de seguir con la encuesta regional, ya sea junto con cinco departamentos, vamos a causar una distorsión peor que la del censo. Técnicamente no tiene sostenibilidad y legalmente no tendrá ninguna incidencia porque el Gobierno no aceptará esos resultados ni serán validados en la Asamblea Legislativa. Esto no tiene pies ni cabeza.

 

Categorías Política