Logro. Cirugía de corazón abierto salva la vida de mujer embarazada

Santa Cruz. Los médicos de la clínica Foianini realizaron la compleja operación, que es considerada un logro para la medicina. Los costos fueron cubiertos por el SUMI.

image

Aidé Córdova (izq.), junto a algunos de los médicos que participaron de la cirugía y el director del Sedes.

EL DEBER, Santa Cruz, Bolivia

Con un cuadro severo de insuficiencia cardiaca y seis meses de gestación, la vida de Aidé Córdova (29) y del bebé que lleva en su vientre estaban en serio riesgo. Una cirugía normal podía salvar la vida de ella, pero no la de su bebé. Pero un procedimiento de corazón abierto practicado por un equipo médico de la clínica Foianini, en la que fue necesario detener el funcionamiento del corazón de la madre por 18 minutos y remplazarlo por una bomba para que la sangre llegue al bebé, permitió el milagro de salvar la vida de ambos.

El sistema de salud celebra el procedimiento, pues, según este equipo médico, es la primera vez que en el país se realiza con éxito este tipo de cirugía en una mujer embarazada, lo que es considerado un avance para la medicina.

A esto se suma otro logro; por tratarse de un caso especial, los gastos del procedimiento fueron cubiertos por el Seguro Universal Materno Infantil (SUMI), lo que significa que para la familia la cirugía fue gratuita.

La joven madre ingresó el 10 de julio a la Foianini derivada de la maternidad Percy Boland, tenía estenosis mitral severa (obstrucción de la válvula mitral), además de un edema en el pulmón. El jefe de  Terapia Intensiva, Jorge Montero, explicó que había dos opciones de tratamiento, interrumpir el embarazo para disminuir el riesgo de la madre durante la operación o arriesgarse a hacer una cirugía de válvula mitral con el feto en el vientre, y dar una posibilidad de vida al bebé. Se optó por la segunda opción y hace nueve días Aidé ingresó al quirófano, donde le reconstruyeron la válvula para que vuelva a tener la apertura y movimiento normal.

El momento más crítico de la cirugía fue cuando durante 18 minutos se tuvo que realizar la circulación extracorpórea, vale decir, se tuvo que pasar la sangre de la paciente a una bomba para su oxigenación y posterior regreso al organismo para garantizar que esta llegue al bebé.

“Se tuvo que monitorizar los latidos fetales, ir coordinando con la persona que manipulaba la bomba de tal forma que cuando había elementos que podían afectar la salud del feto, ella podía compensar el problema”, explicó la médica Lenny Jordán.

La madre está feliz

“Estoy muy agradecida con los médicos y con el SUMI. No tenía muchas opciones de vida. Cuando llegué a la clínica no podía respirar y gracias a esta intervención salvé mi vida y la de mi bebé. Respiro mejor y ya no tengo esa fatiga”, dijo Aidé, que fue dada de alta hace tres días. Su esposo, Fernando Peña, constructor civil, está contento.  Dice que sin el SUMI no hubiera podido cubrir los gastos de la cirugía. Ambos tienen un niño, de tres años.

Para saber  

Operación

La intervención quirúrgica duró dos horas y diez minutos.

SUMI

Una cirugía como esta cuesta $us 30.000, que en este caso los cubrirá el SUMI. El Sedes indicó que se aprobó una resolución para que los pacientes del SUMI con riesgo de vida puedan ser atendidos en la parte privada.

Entrevista  

“La cirugía fue un gran desafío para el equipo”

Jorge Montero – Jefe de terapia intensiva

E l doctor Jorge Montero, del equipo que operó a Aidé Córdova habla del procedimiento.

¿Cómo califica a la cirugía?

Para nosotros fue un gran desafío porque es la primera vez que realizamos una cirugía de este tipo en una mujer embarazada y sabíamos el riesgo que se corría. Analizamos qué era lo más conveniente para la paciente; valoramos que los riesgos de no hacerlo eran mayores que hacerlo, entonces tomamos la decisión de practicar la operación y todo tuvo un éxito. Es un gran avance porque es una muestra de que estamos haciendo cirugías de alto riesgo como en otras partes del mundo.

¿Por qué se optó por esta cirugía?

Para darle oportunidad al bebé. Se trata de un caso poco común porque el embarazo está contraindicado para las mujeres con insuficiencia cardiaca, pero debíamos ofrecerle un tratamiento. Este problema en la válvula se da por fiebre reumática y ahora solo se presentan casos en países en desarrollo. La válvula se inflama por una inflamación de garganta, si tratamos a los pacientes con inflamación de garganta no habría este problema. Se manifiesta después de 20 años con este grado de estrechez.

Categorías Vida