Los cabecillas de la matanza en Palmasola ya están en Chonchocoro

- Seguridad

En el pabellón de la masacre encontraron dos manos y un pie. Los 10 reclusos de la cárcel Palmasola de Santa Cruz señalados como los cabecillas de la tragedia del 23 de agosto fueron trasladados a la cárcel de Chonchocoro de La Paz en una operación policial. Arzobispo celebró dos misas y está impactado por el perdón de los internos que sufrieron el feroz ataque.

Los cabecillas de la matanza ya están en Chonchocoro

CELEBRÓ DOS MISAS Y BENDIJO. En el pabellón de la masacre encontraron dos manos y un pie. El arzobispo está impactado por el perdón de los internos que sufrieron el feroz ataque

image Sergio Gualberti echó agua bendita a los reclusos del pabellón B de Chonchocorito que atacaron a los del A, provocando muertos y heridos. Fotos: Arzobispado y Rolando Villegas.

EL DEBER, Santa Cruz, BOLIVIA

Los 10 reclusos del pabellón B de Chonchocorito señalados como los cabecillas de la tragedia del 23 de agosto fueron trasladados a la cárcel de Chonchocoro de La Paz en una operación policial.

Se trata de Pedro Luis Banegas Galdo, alias "Cindi"; Albert Silva Dorado, "Cambita"; Willam Oporto Miranda; Wálter Romero Lazo, "Muñeco"; Luis Adán Tobías Ortiz, "Wachiturro";  Michel Pedraza Tejada, "Michelote"; Jorge Mauricio Soliz Rojas, Robert Ricardo Prado Oliva, "Bolívar"; Clíver Viera Gutiérrez, "Grandao", y José Carlos Galvis Arce, "Lito".

Los internos fueron trasladados por una orden emitida por la jueza cautelar Ximena Flores,  que ordenó su detención preventiva en Chonchocoro. Fueron imputados por una comisión de fiscales por los delitos de asesinato y lesiones graves y gravísimas.

El director nacional de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, confirmó el traslado en una operación policial que se realizó anoche. Manifestó que por razones de seguridad extrema no era aconsejable revelar detalles si el traslado fue por aire o por tierra. Fuentes policiales aseguraron que los internos fueron sacados del penal en un bus fuertemente custodiados.

“Lo importante es que estos reclusos peligrosos ya están en Chonchocoro y se dio cumplimiento a la orden judicial”, dijo Ramiro Llanos.

imageHallan dos manos y un pie

Los rastros evidentes de la tragedia  del viernes 23 fueron encontrados en el pabellón A de Chonchocorito. Se trata de dos manos y un pie que en una bolsa los reclusos mostraron al arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, que acudió a Palmasola para oficiar dos misas, oportunidad que aprovechó para bendecir todos los ambientes, orar y transmitir a toda la población que hay una sola esperanza, que es el redentor Jesús de Nazaret.

Gualberti ingresó al pabellón de mujeres para oficiar una misa y a régimen abierto donde también ofreció otro servicio. Visitó a los heridos en la parroquia del PC-4 y también ingresó a Chonchocorito para visitar a los del pabellón A y a los del B.

Dijo que a pesar de los momentos de dolor y de la situación de retardación de justicia, nadie les puede robar la esperanza porque Cristo es la resurrección y la vida. Asimismo afirmó que los internos del bloque A decidieron perdonar a los del B.

El monseñor les agradeció a los del bloque A por perdonar a sus verdugos. “Esta es una enseñanza para mí. Yo venía a hablar del perdón cuando veo la publicación en el periódico que ya perdonaron. Dijo que el perdón,  en Dios está por encima de todo.

Aseguró, sin embargo, que el perdón no significa que las investigaciones se paralicen y que la sociedad debe saber la verdad de lo que pasó, y la investigación debe continuar.

En su visita a los ambientes Gualberti señaló que los internos deben salir del penal rehabilitados y que si bien cometieron errores, a pesar de eso, merecen respeto.

imageLos heridos necesitan salir

En la parroquia de régimen abierto están recluidos 17 internos heridos en la masacre. Cuatro de ellos tienen orden para salir a los hospitales, pero no pueden hacerlo debido a la  falta de policías para escoltarlos. Se trata del brasileño Roberto Olivera Barsela, Héctor Cuéllar Bejarano, Brayan Cuéllar y Andrés Téllez Soto.

Monseñor Gualberti también visitó Chonchocorito. En el pabellón A, que están bajo una carpa, oró y bendijo a todos. También entró al pabellón B, donde todos están encerrados en las celdas. Les dio la mano por medio de los barrotes y pudo detectar que no tienen luz 

Informes 

La investigación de la matanza

1 Una comisión de fiscales lleva adelante la investigación en la que se incluyó a unos 50 reclusos que también tuvieron participación en la matanza.

2 En la morgue del hospital San Juan de Dios hay 16 cadáveres de reclusos que no fueron entregados a sus familiares. En los hospitales de la Villa Primero de Mayo y del Plan Tres Mil también hay nueve cuerpos.

3 Dos manos y un pie encontrados en el pabellón A fueron adjuntados a la morgue para su estudio forense.

imageEn reunión de hoy definen el destino penitenciario

En una reunión considerada clave que se realizará hoy por la mañana en el hotel Casa Blanca, se definirá el destino del sistema penitenciario nacional.

El encuentro estará presidido por el presidente Evo Morales, el ministro Carlos Romero representantes de la Iglesia católica y de la Dirección Nacional de Régimen Penitenciario.

Las internas de Palmasola, al igual que los varones, pidieron un perdón judicial en una nueva ley de indulto.

Las peticiones fueron hechas efectivas durante la visita del arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti. Los reclusos coinciden en que hay retardación de justicia. Gualberti manifestó que la mayoría de los sobrevivientes y fallecidos en la masacre no tenían sentencia. Señaló que el sistema penitenciario debe ser mejorado para que se respeten los derechos de las personas.