Video de la extorsión de Ormachea a Roca

- Seguridad, Videos

Fabricio Ormachea fue arrestado en Miami tras recibir parte de un soborno que exigió a un empresario.

Un coronel que ejercía como zar anticorrupción de la Policía de Bolivia, arrestado en Miami por el FBI bajo cargos de pedir un soborno a un hombre de negocios boliviano, dijo que contaba con el consentimiento del presidente de Bolivia, Evo Morales, y el vicepresidente Álvaro García Linera, según el abogado del empresario en Miami.
En un video secreto de la presunta extorsión grabado por el FBI, al cual tuvo acceso exclusivo Univisión, se escucha al coronel Mario Ormachea pedir un pago de $30,000 al empresario boliviano Humberto Roca, asilado en Miami, a cambio de retirarle los cargos criminales en su contra en Bolivia.

El video, según Michael Díaz, abogado de Roca, tiene otra sorpresa: Ormachea aseguró al empresario que su conexión con el alto gobierno boliviano garantizaba el cumplimiento de su compromiso de borrar las acusaciones de lavado de dinero y evasión de impuestos que Roca tiene pendientes con la justicia boliviana.

“Ormachea vino con esta intención de extorsionar al señor Roca con el consentimiento y el conocimiento no de la república en términos generales, pero él nombró al presidente Morales y al vicepresidente de la república de Bolivia”, afirmó Díaz a Univisión.

El itinerario

El teniente de la policía, que también fue jefe antidrogas, arribó a Miami el pasado 29 de agosto en un vuelo procedente de Lima, ciudad en la que había hecho escala desde Quito, con el objetivo de llevar a cabo la extorsión de Roca, propietario de la aerolínea Aerosur, según la acusación.

Siguiendo el consejo de su abogado, Roca se comunicó con el FBI y explicó la situación. De inmediato agentes federales instalaron cámaras y micrófonos secretos en la casa de Roca en Miami Lakes para grabar el encuentro.

Tras contactar al empresario, Ormachea aceptó reunirse en casa de Roca el viernes 30. Este primer encuentro fue grabado por el FBI.
En un segundo encuentro, el sábado 31, el video registra una conversación reveladora entre Ormachea y el empresario presuntamente extorsionado. La reunión se realizó en el garaje de la casa que Roca convirtió en un estudio.

En el minuto 28 de la grabación revisada por Univisión, se escucha a Roca preguntarle al zar anticorrupción cuánto pedía por exonerarlo y culpar a otros. Ormachea le responde que unos 30,000. Roca entonces le pregunta al funcionario si se trata de dólares. Ormachea, en medio de una carcajada, le responde: “Estamos en Miami, Humberto”.
Audio deficiente
Aunque el audio es deficiente, en algunos segmentos del video se escucha a Ormachea hablar preocupado de la infiltración del narcotráfico en Bolivia y de algunos funcionarios que se habían dejado corromper. En un punto el policía alardea de la importancia de su papel como investigador de varios casos de corrupción en el país. También da a entender al empresario que conoce al detalle su caso.

En un momento Roca le pregunta qué pasaría con su caso si lo despiden después de llegar a un acuerdo y Ormachea responde: “A mí no me van a botar, yo conozco mucho este caso, no solo tengo este caso, tengo otros”.

Más adelante el funcionario comenta, refiriéndose a funcionarios corruptos, que “el ladrón piensa que todos son de su condición”. Ormachea menciona los nombres del presidente Morales y el vicepresidente García, pero debido a la deficiencia del audio, Univisión no pudo corroborar en qué contexto los implicaba. El abogado Díaz aseguró a Univisión que su cliente le había confirmado que el policía citó los nombres del presidente y el vicepresidente como garantía de que cumpliría con el acuerdo a cambio del dinero.
De acuerdo con la acusación federal, Ormachea aceptó un pago inicial de $10,000. A final del segundo encuentro, Roca le adelantó los primeros $5,000 en billetes de $100, previamente marcados por el FBI.

El arresto
A los pocos minutos de haber salido de la residencia de Roca, el vehículo que conducía Ormachea fue detenido por una unidad de la policía de Miami Lakes. En ese momento, arribaron agentes del FBI que detuvieron al policía boliviano y confiscaron los $5,000 que había recibido momentos antes.

Luego de ser interrogado en la sede del FBI en North Miami, Ormachea admitió haberse reunido dos veces con Roca, pero negó que estuviera tratando de extorsionarlo. Confirmó que era un miembro activo de la Policía Nacional de Bolivia y aclaró que, sin embargo, no estaba en visita oficial sino particular.

Los agentes federales confirmaron que, efectivamente, Ormachea había ingresado a Estados Unidos con un pasaporte normal y con una visa de turista legítima.
Univisión solicitó al Despacho de la Presidencia de Bolivia y al Ministerio de Comunicaciones una versión del caso Ormachea y no obtuvo respuestas. Correos enviados a la embajada de Bolivia en Washington no fueron respondidos.
Acusado de “deserción”

Autoridades de la Policía Nacional negaron en un comunicado este jueves que Ormachea estuviese al frente de la unidad anticorrupción, y aseguraron que el oficial había “desertado” de sus funciones, y que abandonó el país sin permiso de sus superiores.
En Bolivia, miembros de la oposición sospechan que Ormachea no estaba actuando solo.

“Ormachea no va a irse hasta Miami a negociar que termine el proceso de Humberto Roca si no hubiese tenido la venia de arriba, de un ministro, que junto con un fiscal iban a poder sacarlo del proceso siempre y cuando pague él esta suma”, dijo Jessica Echeverría, congresista opositora por el partido Convergencia Nacional.

No es la primera vez que Ormachea es implicado en casos de extorsión. En octubre de 2012, le exigió a uno de sus investigados el pago de $20,000 a cambio de excluirlo del proceso judicial en su contra. El ex comandante de la Policía Víctor Hugo Escobar, procesado por apropiación indebida de un apartamento adquirido con dinero del fondo de pensiones policiales, se negó a pagar y en cambio lo denunció ante la Fiscalía boliviana.

“No hicieron nada porque alguien de arriba le protegía a Ormachea”, dijo Echeverría a Univisión.
Ormachea fue presentado el viernes en una corte federal de Miami en una audiencia para definir su fianza, pero su abogado pidió un aplazamiento.
“Necesitamos más tiempo para analizar la petición de fianza”, dijo a Univisión Sowmya Bharathi, la defensora pública asignada a Ormachea por el juez federal Barry Gaber.
Vestido con un uniforme caqui de la prisión federal contigua a la corte y una barba de pocos días, Ormachea parecía tranquilo.

Fuente: Univision noticias

Video.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?