Más pintura que mojazón en el Carnaval

- Sin categoría, Sociales

24522Con banda, pintura y mojazón, así despidieron ayer el tercer día de Carnaval en la capital cruceña. Tanto en el centro como en los barrios, las calles, casas y garajes se convirtieron en los puntos de concentración para que los carnavaleros dieran rienda suelta a la diversión en compañía de los miembros de sus comparsas o simplemente entre amigos y familiares.
La calle Ballivián, una de las más tradicionales en el Carnaval, abarrotó sus espacios ante la gran congregación de personas que llegaron hasta el lugar desde los diferentes barrios de la ciudad. Ahí el estruendoso sonido de las bandas y los musicones que paralelamente tocaban en los diferentes garajes de esta calle, y las que colindan con ellas como la Cobija, la plazuela Callejas, la Warnes y La Paz acogían a todos quienes buscaban pasarla bien, aunque no faltaron quienes con las ‘copas encima’ provocaron algunos disturbios que afortunadamente no pasaron a mayores.
En la Villa Primero de Mayo, La Pampa de la Isla y el Plan Tres Mil, el Carnaval también se vivió a lo grande, pues durante los tres días, los comparseros de estas tres ciudadelas se congregaron para compartir una churrasqueada y bailar. Sin embargo los más chicos fueron los que más disfrutan esta celebración, pues no solo el agua es un elemento para carnavalear, sino también el barro, costumbre que a pesar del tiempo no desaparece.

TRADICIONAL C’HALLA
La costumbre andina del martes de ch´alla, cada vez más se posesiona en Santa Cruz. En los mercados, los comerciantes cumplieron este ritual como un tributo a la Pachamama para conseguir a cambio favores y prosperidad en sus negocios.
Según la tradición, la ofrenda principal a la naturaleza es ‘la mesa’, la cual tiene una mezcla de incienso, copal, dulces, preparados con diferentes figuras para expresar pedidos de diversas intenciones, confites, hojas de coca, cigarrillos, mixtura, serpentina, pétalos de flores y bebidas como cerveza, chicha, singani y otros la usan para agradar más a la Pachamama, al igual que los cohetillos que sirben para ahuyentar a los malos espíritus.

“Han sido tres días de mucha diversión junto a mi comparsa”
Roxana del Río-Reina

“No solo collas siguen la tradición, ahora también cambas”
Marcela Quispe – Curandera

Fuente: La Estrella del Oriente




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?