Violan y asesinan a la hija de 10 años de un concejal de Uyuni

- Seguridad

Los autores confesaron el hecho.

image

Erlinda Colque Reyes de 10 años de edad, hija del presidente del Concejo Municipal de Uyuni (Potosi) Freddy Colque Albornoz, desapareció el martes después de haber salido de su casa rumbo a la escuela y la madrugada del viernes su cuerpo fue encontrado en la vivienda de uno de los dos autores del crimen, ubicada en la calle Tomás Frías, reportó la radio El Salar de la Red ERBOL.

Las primeras investigaciones del hecho –tras el operativo llevado adelante por la policía local a la cabeza del comandante Marcelo Tejerina– confirmaron que la menor fue violada y asesinada en ese domicilio. Los sujetos fueron capturados y conducidos a celdas policiales.

Después de que el hecho fue conocido mediante las radios locales, cientos de vecinos de Uyuni se concentraron frente a las instalaciones de la Policía Fronteriza exigiendo la exposición pública de los autores de la violación y asesinato.

La Policía local cedió ante la presión de la población y mostró a los autores subiéndolos a uno de los techos y ese momento fue aprovechado por la multitud, que finalmente terminó rebasando la capacidad de los uniformados.

Los enardecidos vecinos ingresaron violentando el garaje de las instalaciones policiales y los autores del hecho, pese a que fueron refugiados en el calabozo, fueron sacados del lugar por la fuerza.

“Maldito animal, cómo vas a hacer eso, hay que cortarte (tu pene) y ponerte de chupón”, aseveró una de las indignadas vecinas. Ambos detenidos recibieron una brutal golpiza de parte de la turba.

Mientras esto sucedía, de manera sorpresiva, un grupo de instructores militares lograron ingresar al patio de las instalaciones policiales y empezaron a dispersar a la gente con gases lacrimógenos y balines de goma.

La intervención dejó a tres vecinos heridos, pero esta acción enfureció más a la población, que luego procedió a destruir parte de las instalaciones policiales. Incluso voltearon una camioneta.

“No nos vamos a callar, así en otra los policías nos maten”, manifestó otra indignada pobladora de Uyuni.

Finalmente los dos detenidos fueron obligados a recorrer por las calles de Uyuni hasta el reloj público y a presión de los vecinos confesaron la violación y asesinato.

Uno de ellos dijo: “Salí como una hora (de la casa) y al volver encontré a la niña así (violada), luego apreté con mi mano su boca”. El otro sujeto respondió: “Por qué no dices que vos violaste a la niña”.

El comandante departamental de la Policía en Potosí, coronel Freddy Villarroel Gómez, identificó a los dos sujetos como Luis Alejo Gómez e Ivan Flores Mercado.

Horas más tarde, llegó el fiscal departamental José Luis Barrios, para atender en persona el caso y los autores fueron conducidos a la cárcel de Cantumarca.

El concejal Colque, completamente consternado por lo sucedido con su hija, dijo entre lágrimas que estos sujetos trabajaron como albañiles en la casa de su abuela por dos semanas.

La menor estudiaba en la unidad educativa Juana Azurduy de Padilla y el velorio se hizo precisamente en esa escuela. Los restos de la pequeña fueron enterrados el sábado.

ERBOL, Bolivia




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?