La feria, como siempre, nos deja una buena visión de lo mejor y lo peor de la industria