Jennifer Lopez suele ser una de las famosas más explosivas sobre la alfombra roja, con sus vestidos atrevidos y su voluminosa melena. Sin embargo su novio, Casper Smart ha difundido una imagen mucho más casera de la cantante.

El bailarín ha publicado hace unas horas un vídeo en su cuenta de Instagram en el que la pareja hace un Dubsmash —una aplicación que permite hacer playback de canciones o escenas de cine y televisión y grabarlo—.

En él Jennifer Lopez sale al natural, sin rastro de maquillaje y un tanto despeinada, con un moño alto.

Este es el controversial material publicado en Instagram: