Caso Gabriela Zapata avanza con lentitud y pierde fuerza

La Paz. Desde que el periodista Carlos Valverde anunció la existencia de un menor, producto de la relación entre el presidente Evo Morales y la exgerente de CAMC, Gabriela Zapata, el caso aún sigue sin resolverse, ni siquiera la Comisión Mixta que investiga el caso confirma si hubo o no tráfico de influencias y los opositores anuncian que habrá dos informes porque tienen puntos de vista diferentes.

%image_alt%

La expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata.

 

Los anuncios de Zapata de qué presentaría pruebas contra el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, hasta la fecha no se concretaron en su cabalidad y palidecen la investigación y restan credibilidad a su testimonio.

Ni siquiera la comisión que está integrada por 12 asambleístas pudo obtener una versión clara de los hechos en la audiencia que se realizó el viernes pasado y sólo se confirmó la ‘amistad’ entre Zapata y Quintana, porque sobre su relación con el Primer Mandatario o su hijo, no declaró.

Ese día la diputada Norma Piérola, la calificó como a una ‘malcriada y altanera’, y reprochó que la joven desperdició la oportunidad para decir su verdad a la población boliviana.

DE 7 A 8 DELITOS

En los últimos días, el Ministerio Público amplió la investigación en contra de Zapata, de siete a ocho delitos. La joven es acusada ahora por “contribuciones y ganancias ilegítimas” por las reuniones que supuestamente sostuvo en dependencias del Ministerio de la Presidencia.

Su abogado Eduardo León, dijo que la nueva imputación no tiene sustento y por eso Zapata decidió acogerse al derecho al silencio.

En reiteradas oportunidades, la expareja de Evo pidió a la Fiscalía convocar al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en calidad de sindicado, ya que aseguró que ingresaba a Gestión Social con su autorización.

Quintana declaró ante las autoridades judiciales, pero en calidad de testigo y negó conocer a Zapata de forma personal, aunque se reveló unos supuestos mensajes vía WathasApp entre el Ministro y la sindicada, en los  que se hablaban de ‘hormonas amazónicas’ y la belleza de Gabriela, al finalizar la conversación Zapata se despidió de con un “Adiós mi rey”, que luego se viralizó en las redes sociales.

Según versiones de León, cuando Zapata se encontraba en celdas judiciales, conversó por teléfono con el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a quien le pidió ayuda, en tanto que la autoridad le pidió “aguantar”.

“La señora Zapata ha señalado que el último contacto que tuvo con el ministro Quintana fue cuando ella estaba en celdas judiciales el 26 de febrero (…) Quintana le preguntó cuál era su situación, ella le pidió que lo colaborara, que no entendía lo que pasaba, que no sabía lo que habría sucedido, pero que él le dijo que aguante, que ya vamos a solucionar este tema”, dijo León en una entrevista en el programa Encontrados del periodista Gonzalo Rivera y difundida por Erbol.

Asimismo, el jurista aseguró que vio al hijo que presuntamente tuvieron el  presidente Evo Morales y la exgerenta de la empresa china CAMC, Gabriela Zapata, aunque precisó que no pudo hablar con él.

EL EXESPOSO Y LA MAMÁ DE ZAPATA DECLARARON

Ayer, el exesposo, H. D. C. declaró a pedido de la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia y según la Fiscalía aportó con elementos importantes que coadyudarán en la investigación. El hombre fue citado debido a la compra, a su nombre, de una oficina ubicada en Calacoto y un terreno en la localidad de Mecapaca, con una superficie de 300 metros cuadrados.

La madre N. Montaño, también prestó su declaración porque a su nombre figura un vehículo que conducía su hija.

Fuente: Oxígeno