El diálogo fracasa por cuarta vez

 

En La Paz, los voluntarios curaron, asearon y cortaron el cabello a los discapacitados.

El diálogo fracasa por cuarta vez

Página Siete / Leny Chuquimia /  La Paz

El diálogo entre el Gobierno y las  personas con discapacidad  fracasó ayer por cuarta ocasión   desde que la   caravana  partió de Cochabamba, el pasado 21 de marzo. El presidente de la Confederación  Nacional de Personas con Discapacidad, David Cayo, informó que no habrá negociación si no se aborda su demanda de 500 bolivianos mensuales.

A las 7:45 de ayer,  el ministro de la Presidencia, Juan Ramón  Quintana,  invitó a los movilizados  a entablar el diálogo dos horas después en el Fondo Nacional de Desarrollo Regional. Ante la ausencia de los miembros de la caravana,  convocó   a las “dirigencias orgánicas” departamentales, que han sido denunciadas como afines al Gobierno,  para sostener una reunión mañana.

“Vemos que hay disputa entre la dirigencia. Vamos a convocar para el día jueves, para no alentar  ningún tipo de conflictividad, a la dirigencia orgánica de los nueve departamentos para  discutir  todas las demandas que tiene este sector”, dijo Quintana.

Cayo explicó que una de las razones para que los movilizados no  asistieran  fue que la invitación desconoce a los “entes orgánicos legales” que están en la caravana. Dicha situación  se evidencia, dijo, en la carta firmada por Quintana, que está dirigida a  los “delegados de  personas con discapacidad”. Además,  reitera que la petición “de los 500 bolivianos mensuales (demanda irrenunciable) es inviable”.

“No ha llegado a nombre de la confederación ni de la caravana nacional de personas con discapacidad y otro de los puntos es que  no quiere hablar de la renta de  500 bolivianos mensuales. No podemos  traicionar a nuestro movimiento”, sostuvo Cayo.

Categorías Economía