Van 7 años del caso Rózsa y puede durar varios más

Justicia. Abogados cuestionan la lentitud del proceso. Testigos de Fiscalía declaran hace más de un año.

Van-7-anos-del-caso-Rozsa-y-puede-durar-varios-mas

Ref. Fotografia: Caso Rózsa. Abogados cuestionan el comportamiento del Tribunal de Sentencia en la administración del juicio oral.

EL DÍA / SANTA CRUZ

Abogados de la defensa del caso Rózsa coinciden por separado, que el proceso del caso Rózsa que cumplirá siete años puede extenderse al menos por tres años más. El cálculo lo realizan teniendo en cuenta una serie de interrupciones en el proceso y que aún faltan por declarar varios testigos de cargo y los que todavía presentará la defensa. Después de que concluya la etapa testifical, tocará el turno de la valoración de pruebas, visitas a lugares donde supuestamente ocurrieron los hechos hasta la sentencia final.

Por ello, los juristas Carlos Mariaca y Herman Fríes, a siete años del operativo en el hotel Las Américas, lamentan la lentitud de un proceso que califican como lleno de vicios, con fines políticos y armado por el Gobierno central.

Proceso lento con pruebas irrelevantes. Carlos Mariaca, defensor del acusado Hugo Paz, comentó que es un proceso lento y con pruebas irrelevantes.

“Las personas que han venido a declarar no son testigos del hecho, porque los policías acreditan que no han investigado y no vinculan a ninguno de los acusados y la prueba no acredita su culpabilidad”, afirmó.

Mariaca manifestó que posiblemente durante seis meses más van a seguir declarando los testigos del Ministerio Público.

Dijo que si se toma como ejemplo  10 testigos como mínimo por cada uno de la defensa, se adiciona otro par de años.

Además dijo que una vez se agote esta etapa, empieza la prueba documental, en la que cada documento debe ser leído para conocimiento de las partes.

Relató que de ahí pasan a la defensa, los peritos y luego los alegatos hasta la sentencia final.

Hay un evidente desgaste. En esa línea, el abogado de Ronald Castedo, Herman Fríes, comentó que a siete años del caso, hay un evidente desgaste del proceso.

Indicó que el Tribunal incumple las leyes y hace resoluciones incongruentes.

Dijo que a consecuencia de las suspensiones de las audiencias y la declaración de los testigos, es probable que se sobrepase incluso los tres años.