Justicia brasileña aprueba acuerdo entre Gobierno y mineras por accidente

Mayor desastre ecológico de Brasil

Un tribunal de Brasil aprobó un acuerdo entre el Gobierno y las compañías mineras responsables del mayor accidente ambiental ocurrido en ese país. El vertido se originó el pasado noviembre, hace exactos seis meses, en una explotación minera de Samarco, en la localidad de Mariana (Minas Gerais), por la ruptura de los diques de contención.

Río de Janeiro.- Un tribunal brasileño dio este jueves su visto bueno al acuerdo firmado entre el Gobierno y las compañías mineras responsables del vertido que el pasado noviembre ocasionó el accidente ambiental más grave ocurrido en el país, informaron fuentes oficiales.

El acuerdo, firmado el pasado marzo, calcula el desembolso de cerca de 20.000 millones de reales (unos 5.600 millones de dólares) por parte de las empresas a lo largo de la próxima década, señaló Efe.

El vertido se originó el pasado noviembre, hace exactos seis meses, en una explotación minera de Samarco, en la localidad de Mariana (Minas Gerais), por la ruptura de los diques de contención de dos depósitos de metales pesados y agua.

La ruptura de los diques causó una gigantesca riada tóxica que provocó incalculables daños a lo largo de 650 kilómetros de la cuenca del río Doce y además dejó a su paso 19 muertos, la mayoría en la propia mina y en el poblado de Bento Rodrigues, que fue sepultado por el barro.

El Ministerio Público Federal (fiscalía) cuestionó la validez de ese acuerdo, que pretendía evitar precisamente que el importe de la indemnización se fijara en los tribunales, y demandó al Gobierno y a las mineras el pago de una suma 7,7 veces superior, de 155.000 millones de reales (unos 43.000 millones de dólares).

Samarco está controlada por dos gigantes mineras, la brasileña Vale y la anglo-australiana BHP Billiton, que también van a formar parte de la fundación que asumirá la recuperación del río Doce, según el acuerdo aprobado hoy por el Tribunal Regional Federal de la Primera Región.

Ese plan prevé la adopción de 22 medidas socioeconómicas y 17 programas socioambientales para la recuperación de las poblaciones afectadas y del ecosistema de esta región del sureste de Brasil.

Fuente: El Universal