¿Cómo robaron dos hackers más de 30 coches?

Dos hackers en Houston, Texas, han sido detenidos por haber robado más de 30 vehículos durante seis meses de un fabricante aprovechando una vulnerabilidad en su sistema informático. ¿Cómo pudieron robarlos?

Tan solo necesitaron un ordenador portátil con el que se conectaban a la centralita del vehículo. Gracias a un error en la seguridad de la centralita pudieron acceder al software del fabricante, el que controla todas las características del vehículo, introducir el número de identificación del vehículo y así poder reprogramar los sistemas de seguridad para poder aceptar una clave genérica. Con la clave podían reprogramar una llave para hacerla compatible con el coche y llevárselo. Pese a que estas dos personas robaron más de 30 coches, las autoridades en Estados Unidos están investigando más de 100 vehículos robados, que acabaron en la frontera con México.

Para poder acceder a la centralita del coche los ladrones tuvieron que abrirlo primero, una tarea que los fabricantes intentan poner lo más compleja posible, pero no es infalible. Estos hackers han demostrado que con el acceso al interior del coche y a la centralita se puede robar un vehículo sin necesidad de romper nada.

Es posible que pienses que ahora, y por culpa de la tecnología, es más fácil robar un coche, pero te gustará saber que no. En Estados Unidos los robos a vehículos se han reducido de más de 1,2 millones que se registraron en 2005 a casi 700.000 en 2014. La tecnología ha ayudado a reducir los robos, pero no los puede evitar al 100%. Con todos los fabricantes poniendo su foco en la conducción autónomo, la seguridad mejorará notablemente y serán, esperemos, mucho más seguros.

Recomendados