Los empleados de Ford tienen libertad para desarrollar e inventar nuevas aplicaciones para los coches como parte de su proyecto de innovación y transformación en una empresa que crea algo más que coches. Doug Martin, ingeniero en Ford, tuvo una idea tras leer acerca de cómo la humedad se convierte en agua potable para dotar de agua a una población en Lima, Perú, ¿y si los coches pudieran ofrecer agua potable a sus ocupantes?

La condensación del aire acondicionado de los coches genera pequeñas gotas que seguro has visto cuando, en verano, tras un largo viaje con el aire acondicionado, al aparcar has visto cómo se ha formado un pequeño charco bajo tu vehículo. Es la condensación del agua y lo que usa este experimento para ofrecer un grifo de agua potable en tu coche.

Martin descubrió que un lugares con climas muy cálidos, como el interior de Australia, un coche puede generar hasta 2 litros de agua por hora, casi cuatro botellas de agua dulce. Doug Martin pensó en esto para crear un sistema para recoger este agua, filtrarla y servirla a los ocupantes del coche mediante un grifo convencional. Se acabaron las paradas a por botellas de agua.

No está claro que este sistema llegue a los coches, pero la idea es muy interesante y seguro que muchos usuarios la valorarían muy positivamente. Y tú, ¿cuánto pagarías por tener un grifo de agua potable dentro de tu coche?

Recomendados