Galaxy Note Edge y su pronunciada curva.

Son ya incontables los prototipos y conceptos de pantallas plegables, flexibles y enrollables que han nacido de las manos de Samsung. En muchos casos no han pasado de la anécdota, quedando en estados avanzados pero previos al lanzamiento, pero en otros, según ciertas informaciones, han sido prácticamente una realidad, sin llegar a alcanzar el ámbito comercial como sí hizo el Note Edge como padre de todo lo que vendría después.

Tras todos estos años trabajando en diversos proyectos, parece que en 2017 se podrá celebrar el momento en que, tras casi tres años desde la aparición de la curva del Note Edge, el smartphone reinvente sus formas y pueda ser doblado, es decir, que permita que se pliegue la pantalla. Para hacerse una idea, lo mejor es, además de observar las imágenes de las patentes, pensar en un smartphone actual como si se tratara de un terminal de “concha” que se puede poner completamente recto y formar una sola pantalla.

galaxy-x

Son varias las fuentes que apoyan la idea de que será el próximo año cuando vean la luz, y si de algo tienen hambre los usuarios, es de novedades en un mundo móvil en el que la innovación se ha convertido (positivamente) en evolución iterativa año a año.

A falta de conocer el sentido de las pantallas plegables, más allá de lo obvio, como puede ser el volver a disponer del espacio en los bolsillos que los smartphones han devorado, es una verdadera incógnita saber qué va a aportar tecnológicamente que el smartphone pueda doblarse, o más adelante enrollarse. Otro aspecto que genera muchas dudas es saber cómo de suave será la integración entre las dos partes y sus juntas una vez en la forma vertical estándar.

samsung-galaxy-x-patent-d

En el caso de la curva, al principio Samsung liberó lo que llamaron Revolving UI, la interfaz situada en la curva para la que se podía desarrollar. Más tarde, en el S6 Edge fue sustituida por Apps Edge, y en el S7 Edge refinada. Es el ciclo de vida de una novedad en la compañía surcoreana. Experimentar, comercializar, y madurar.

Aunque la curva es un gran símbolo de identidad para Samsung, ha comenzado a comercializar sus pantallas a otros fabricantes. El smartphone con pantallas plegables devolvería todo al IFA 2014, donde la prensa pudo conocer la curva que ahora puebla el mercado y brilla en los nuevos diseños.

Recomendados