(Reuters)

Se llama Christopher Steele, tiene 52 años y, desde que dejó los servicios secretos del Reino Unido, se dedicó al rubro en el campo privado: actualmente es codirector de la agencia Orbis Intelligence, con sede en Londres. En esa posición habría recibido el pedido de los opositores a Donald Trump durante la campaña electoral —primero, los propios republicanos; luego los demócratas— de crear un dossier con información comprometedora sobre la vida privada y las finanzas del mandatario que llegará a la casa Blanca en menos de diez días.

The Wall Street Journal reveló que el compilado de 35 memos que el presidente electo calificó de “noticia falsa” y que también Rusia negó tener, pero que las cuatro dependencias principales de la seguridad nacional de los Estados Unidos poseen e investigan para determinar si es legítimo, es autoría de Steele, según el prestigioso diario.

Los documentos cuya autenticidad está pendiente de verificación sostienen el Kremlin también se mantuvo en contacto con la campaña presidencial de Trump, a los efectos de perjudicar a su contrincante, Hillary Clinton.

Fuente: Infobae