Golpe quirúrgico al capitalismo militar de Estado cubano


Emilio Martínez Cardona*

Donald Trump anunció sus nuevas medidas en relación a Cuba, entre las que sobresale la prohibición de comerciar con empresas de los militares castristas (el 60% de la economía de la isla). La decisión supone un golpe quirúrgico al modelo de capitalismo castrense de Estado que estaba montando el dictador Raúl Castro.

A partir de esta medida, el comercio bilateral tendrá que hacerse entre emprendedores privados, lo que presiona al castrismo para ampliar los espacios de economía ciudadana independiente.

“Antes vimos a un presidente (Obama) dándole la mano al régimen. Ahora vemos un nuevo presidente (Trump) dándole la mano al pueblo cubano”, dijo acertadamente el senador republicano Marco Rubio.

El anuncio presidencial se hizo en un mitin con el exilio cubano en Miami, donde el mandatario norteamericano puso énfasis en los derechos humanos y mostró una notoria empatía con la disidencia.

La Ostpolitik incondicional del obamunismo ha terminado. Ya veremos cómo los spin doctors de los media mainstream le buscan un significado negativo a esta jornada histórica.

*Escritor y analista político

Categorías Opinión