Si vas a sacar dinero del cajero o a consultar si tienen un libro en tu biblioteca, notarás que esa computadora te muestra una única aplicación, normalmente un navegador web, desde el que puedes realizar unas acciones limitadas.

Se conoce como modo kiosko o pantalla completa, ya que vemos una aplicación a pantalla completa desde la que realizar ciertas operaciones y no tenemos acceso a las demás aplicaciones o contenido de ese PC.

En el mundo Linux existen distribuciones especializadas en ofrecernos esta función, el modo kiosko. Están pensadas para que configuremos un ordenador para un uso concreto o limitado, como consultar información en la web o ver una base de datos de nuestros productos, por citar dos ejemplos habituales.

Incluso podemos usarlo en casa si tenemos visitas y no queremos andar ocultando carpetas o documentos privados o creando una cuenta Invitado en Windows o Linux.

Porteus Kiosk

Rápido, pequeño y seguro. Así se define Porteus Kioks, una de las mejores distribuciones Linux en modo kiosko y que cuida tanto su aspecto y personalización como la seguridad y el buen funcionamiento en cualquier tipo de computadora.

Para empezar, podemos usar Porteus Kiosk desde un CD/DVD, una memoria USB o desde el disco duro del ordenador, una vez lo hemos instalado. La ISO tan sólo ocupa 80 MB.

El propósito de Porteus Kiosk es mostrarnos únicamente Firefox o Google Chrome a pantalla completa. Podemos configurar la página de inicio, local o de internet, y permite instalar complementos y plugins al navegador como Adobe Flash o Java para que funcione cualquier página o aplicación.

Otro aliciente es que cuenta con drivers para que podamos manejar Porteus Kiosk en pantallas táctiles y no tengas problemas con impresoras si necesitas imprimir contenido. Por otro lado, tiene su propia herramienta, Kiosk Wizard, para personalizar su funcionamiento y qué mostrará en pantalla.

Webconverger

Con versión gratuita y de pago, Webconverger es otra práctica distribución Linux para emplear una computadora en modo kiosko en lugares públicos.

Su instalador ocupa 460 MB y puedes instalarlo tanto en disco como en memoria USB. Además no requiere que configures nada, ya que se configura por su cuenta una vez accedemos a internet.

Si necesitas personalizar la experiencia puedes suscribirte a la opción de pago y solicitar cambios o especificaciones a tu medida.

JustBrowsing

El principal uso de un ordenador en modo kiosko es ofrecer un navegador web para realizar consultas, locales o a través de internet.

De ahí el nombre de JustBrowsing, una distro Linux para navegar por internet. Nada más. Para ello, ofrece dos opciones: Mozilla Firefox o Google Chrome.

No necesita instalación. Puedes ejecutarlo desde un CD o desde un USB. Además de navegador, incluye calculadora, editor de texto, reproductor multimedia y otras herramientas en forma de aplicaciones web preinstaladas.

En caso de querer instalar JustBrowsing, puedes hacerlo directamente en el disco del ordenador o en una máquina virtual.

Por lo demás, tanto Firefox como Chrome tienen extensiones preinstaladas para mejorar la experiencia y, por defecto, emplea el buscador DuckDuckGo en vez de Google.

Can Bike OS

Can Bike OS es un sistema operativo que cuenta con una versión en modo kiosko.

Está basada en la distro Puppy, ideal para equipos con hardware obsoleto (256 MB de RAM), y podemos usarla desde un CD sin necesidad de instalarlo.

Básicamente tendremos acceso al navegador, en este caso SeaMonkey, basado en Mozilla y poco más.

Instant WebKiosk

Para terminar esta lista, Instant WebKiosk, que hace honor a su nombre.

Encientes la computadora, accedes a un navegador web en pantalla completa al que puedes aplicar los cambios que quieras, y cuando reinicies o apagues, se borrará tu configuración y tus datos de navegación (historial, caché, cookies…).

Así que es ideal para espacios públicos donde lo usarán varios usuarios sin miedo a dejar tus datos a la vista de otros.

En Instant WebKiosk encontrarás Google Chromium, la versión en desarrollo de Chrome, con algunas extensiones para poder ver documentos PDF, abrir documentos, etc.

Por lo demás, facilita la impresión de documentos gracias a sus drivers para impresoras USB, y apenas hay que configurar nada si contamos con conexión a internet.

Fuente: https://hipertextual.com