A principios de septiembre Facebook informó que descubrió más de 470 cuentas falsas que provenían de Rusia y que se compraron alrededor de 3.300 anuncios durante las elecciones de Estados Unidos de noviembre de 2016. Ante la polémica por el nexo ruso en los comicios que dieron la victoria a Donald Trump, Mark Zuckerberg ha anunciado que la red social hará cambios para asegurar que los anuncios políticos en la plataforma sean más transparentes.

En una publicación en Facebook, su fundador afirmó que van a lleva la red social a un nivel aún más alto de transparencia. A partir de ahora, los usuarios no solo tendrán que revelar la página que pagó por el anuncio, “también haremos que puedas visitar la página de un anunciante y ver los anuncios que están corriendo actualmente a cualquier audiencia en Facebook”. Los cambios, según Zuckerberg, se realizaron con el objetivo de establecer un nuevo estándar en los anuncios políticos en internet y se pondrán en práctica en los próximos meses.

El fundador de la red social destacó que este es “quizás el paso más importante” que están tomando dentro de la compañía y señaló que los anuncios en internet no están regulados de la misma manera que en la televisión, haciendo hincapié en la necesidad de regulación en este ámbito. Asimismo, la compañía contratará a más de 250 empleados para poder regular los anuncios en la plataforma.

Este mismo nueves 21 de septiembre, Mark Zuckerberg accedió a compartir en el Congreso de Estados Unidos más de 3.000 anuncios con los que Rusia intentó influir en las elecciones de 2016. Hasta ahora, el abogado de la compañía, Robert Müller, era el único que tenía conocimiento sobre esta información y la red social se había resistido a hacerlo pública para evitar violar la privacidad de los anunciantes.

Varios miembros del Congreso afirmaron que los datos que compartirá Facebook ayudarán a entender mejor lo que sucedió con la compra de anuncios de Rusia.