No hay que hacerse ilusiones, puesto que los 280 caracteres en Twitter son solo un experimento que se ha llevado a cabo para estudiar cómo el límite de caracteres afecta al uso de la red social. Y es que la compañía ha llegado a la conclusión que existen diferencias a la hora de twittear en función del idioma que se utilice. Por ejemplo, tal como apunta la Twitter, idiomas como el japonés, el coreano o el chino puedes transmitir casi el doble de información en un caracter con respecto a otros idiomas como el inglés, el español, el portugués o el francés.

Por ello, la compañía está experimentado con un límite mayor, hasta 280 caracteres para aquellos idiomas que se vean afectados por la necesidad de comprimir idea, que básicamente son casi todos menos japonés, el chino y el coreano que pueden condenar ideas complejas en un carácter, aunque solo estará disponible para un grupo muy reducido de usuarios.

Twitter explica por qué no ha suspendido la cuenta de Donald Trump a pesar de su constante acoso e incitación a la violencia hacia otras personas y otros países.

En este estudio, la compañía ha extraído datos muy interesantes: solo un porcentaje muy pequeño de tuits enviados en japonés alcanza los 140 caracteres (0.4%) frente al 9% de tweets en inglés que alcanzan el límite. Además, de media, la mayor parte de los tuits en japonés tiene 15 caracteres mientras que la mayor parte de los tuits en inglés tiene 34. De nuevo, diferencias en función de uso de los caracteres en el idioma.

Además, según la compañía en aquellos países en los que la gente no tiene que comprimir sus pensamientos en 140 caracteres y de hecho tiene caracteres de sobra, se tuitea más, por lo que ampliar este límite podría ser una buena forma de potenciar la interacción con la red social y la mayor participación de los usuarios.

De momento, eso sí, es solo un experimento, y no hay fecha ni garantías de la llegada de los 280 caracteres de forma general.

Fuente: https://hipertextual.com