La injerencia rusa empieza a tener consecuencias legales para las compañías tecnológicas. El Congreso de Estados Unidos ha anunciado un proyecto de ley para regular empresas como Facebook, Google y Twitter, las cuales fueron víctimas de la influencia del Kremlin durante las elecciones presidenciales de 2016. La nueva medida pretende regular los anuncios políticos en internet con el objetivo de saber quien está detrás de los mismos.

Google descubre que Rusia también hizo uso de los servicios de su plataforma para implementar anuncios con los que influir en las elecciones de 2016.

La Honest Ads Act (Ley de Anuncios Honestos) exigirá a compañías como Google que divulguen la información sobre el público potencial de los anuncios registrados en la plataforma, así como datos sobre el comprador y las tarifas que han pagado por publicar el anuncio. Por otro lado, las empresas también deberán guardar la información sobre cualquier persona que gaste más de 500 dólares anuales en anuncios con fines políticos.

Asimismo, otro de los puntos de la ley obliga a hacer “esfuerzos razonables” para evitar que este tipo de publicaciones no sean compradas por ciudadanos extranjeros de manera directa o indirecta.

Los artículos del proyecto de ley se aplicarán para las redes sociales o compañías tecnológicas que cuenten con más de 50 millones de usuarios, las cuales deberán hacer pública toda la información detallada sobre los anunciantes.

La Honest Ads Act ha sido impulsada por los senadores Amy Klobuchar, Mark Werner y el antiguo candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2008 John McCain. Klobuchar afirmó en una conferencia de prensa la importancia de esta nueva medida. “Los estadounidenses merecen saber quién paga los anuncios en línea”, apuntó.

El proyecto de ley, de aprobarse, conseguiría regular las grandes plataformas tecnológicas con los mismos estándares que se utilizan para la publicidad política en la radio y la televisión en Estados Unidos.

Mark Zuckerberg anunció que regulará la publicidad de la plataforma y que entregará 3.000 anuncios de propagando rusa al Congreso de Estados Unidos.

Facebook informó que descubrió más de 470 cuentas falsas que provenían de Rusia y que se compraron alrededor de 3.300 anuncios durante las elecciones de 2016. Por su parte, Google también identificó anuncios rusos en YouTube y Gmail, y Twitter fue la plataforma para la difusión de tweets de bots y cuentas falsas con mensajes propagandísticos del Kremlin. A pesar de que Mark Zuckerberg afirmó que regularía la publicidad en la red social y que entregaría los 3.000 anuncios al Congreso, la senadora Amy Klobuchar destacó que eso no es suficiente:

El problema es que tiene que cubrir a todos. No es suficiente que algunas empresas lo hagan voluntariamente. También es necesario que esté en nuestras leyes.

Las compañías tecnológicas no se han pronunciado sobre el proyecto de ley, mientras que los senadores que la han propulsado esperan contar su apoyo para la aprobación, poniendo de relieve la importancia de este esfuerzo para regular las grandes plataformas tecnológicas y su poder publicitario.

Fuente: https://hipertextual.com