General Motors ya forma parte del grupo de fabricantes de automóviles que aumenta su apuesta por los vehículos eléctricos. La compañía ha anunciado este lunes 2 de octubre que fabricará 20 nuevos modelos de coches eléctricos para 2023. El proyecto se iniciará con dos nuevos vehículos, los cuales se lanzará en los próximos 18 meses.

El director general de desarrollo de produtos de General Motors, Mark Reuss, afirmó en una conferencia de prensa que el futuro del fabricante es “completamente eléctrico” pero aclaró que la transición total se hará de manera progresiva en los diferentes mercados.

General Motors se compromete a impulsar un mayor uso y aceptación de vehículos eléctricos a través de soluciones sin compromiso que satisfagan las necesidades de nuestros clientes.

Reuss explicó que los nuevos eléctricos de la compañía se construirán en base a lo aprendido con el Chevrolet Bolt EV y que su apuesta se basa en fabricar modelos totalmente eléctricos que actúen como una mezcla de coches eléctricos de batería y vehículos con pilas de combustible.

El fabricante de automóviles reveló también un nuevo concepto de vehículo, el SURUS (Silent Utility Rover Universal Superstructure), alimentado por motores eléctricos de celdas de combustible y que podría ser utilizado como “un vehículo de entrega, camión o incluso una ambulancia”, agregó el director general de desarrollo de produtos de General Motors.

Volvo dice adiós al vehículo 100% de combustión y apuesta todo por el híbrido y el eléctrico a partir de 2019. Lanzará cinco vehículos diferentes.
 Hipertextual Nicolás Rivera  5 jul.

El anuncio del fabricante se ha producido después de que otras compañías como Volvo notificaran que todos sus vehículos tendrían motores eléctricos a partir de 2019. Por su parte, Volkswagen afirmó que destinaría 20.000 millones de dólares para que cada uno de sus 300 modelos tenga su propio motor de combustión cero.

Volswagen destinará 20.000 millones para 80 nuevos modelos eléctricos en 2025 y para que sus 300 modelos tenga su propio motor de combustión cero.

Las apuestas de los fabricantes de automóviles se han llevado a cabo en un contexto en el que ciudades como Francia y Reino Unido han iniciado sus planes para acabar con los motores diésel y gasolina. China fue el último país en unirse a esta iniciativa y a partir de 2019, las compañías de automóviles deberán fabricar un mínimo de 30.000 vehículos eléctricos anuales.

Fuente: https://hipertextual.com