Intel ha presentado una nueva familia de chips diseñados especialmente para la inteligencia artificial (IA). Se trata de los procesadores Intel Nervana Neural Network Processor (NNP, por sus siglas en inglés), los cuales surgen como una respuesta a las necesidades del aprendizaje automático.

“Estamos encantados de tener a Facebook en estrecha colaboración compartiendo sus conocimientos técnicos a medida que traemos esta nueva generación de hardware de AI al mercado”, dijo Brian Krzanich, CEO de Intel, durante la inauguración de la conferencia anual WSJDLive.

A diferencia de sus procesadores para ordenadores, los nuevos chips Intel Nervana NNP tienen un circuito integrado de aplicación específica (ASIC) especialmente diseñado para la formación y la ejecución de algoritmos de aprendizaje profundo. “La velocidad y la eficiencia computacional del aprendizaje profundo pueden ser muy avanzados por los ASIC que están personalizados para … esta carga de trabajo”, explicó Naveen Rao, vicepresidente de inteligencia artificial de Intel.

Una de las mayores novedades es que Intel ha eliminado el caché estándar que normalmente se ve en las CPU, el cual ha sido reemplazado por un software especial que administra la memoria del procesador con un algoritmo determinado. “Esto permite que el chip alcance nuevos niveles de densidad de cómputo y rendimiento para el aprendizaje profundo”, señaló Rao.

También está diseñado con interconexiones de alta velocidad, tanto dentro como fuera del procesador, lo que le permite realizar transferencias masivas de datos bidireccionales. Eso significa que si unes un montón de estos chips, pueden actuar juntos como un gran chip virtual, permitiendo modelos de aprendizaje profundo cada vez más grandes.

No obstante, Intel usó una forma de matemática entera de menor precisión, llamada Flexpoint. “Las redes neuronales son muy tolerantes al ‘ruido’ de datos y este ruido puede incluso ayudarlos a converger en soluciones”, agregó Rao. Al mismo tiempo, el uso de números de menor precisión permitió a los diseñadores aumentar el paralelismo, reduciendo la latencia y aumentando el ancho de banda.

El objetivo de esta nueva arquitectura, señala la empresa, es desarrollar un procesador que sea lo suficientemente flexible para lidiar con las cargas de trabajo del aprendizaje profundo y lo suficientemente escalable para manejar los requisitos de computación de alta intensidad al hacer que los componentes de hardware centrales sean lo más eficientes posible.

En agosto pasado, Intel compró por 350 millones de dólares a Nervana Systems, una startup de hardware de aprendizaje profundo, cuyas tecnología está fuertemente vinculada a estos nuevos procesadores. Los chips Intel Nervana NNP estarán disponibles a finales de este año y parece que la empresa planea lanzar toda una línea de productos en torno a estos nuevos procesadores.

Fuente: https://hipertextual.com