Las noticias falsas han acaparado la atención de los medios. Como la niña Frida que habría quedado atrapada entre los escombros del Colegio Rébsamen tras el temblor del 19 de septiembre en México y la cual nunca existió, pero a quien los rescatistas incluso “dieron agua de beber”. Esas famosas fake news contra las que combaten Facebook y Twitter con filtros, inteligencia artificial y nuevos algoritmos. ¿Tendrán algún día solución?

El rescate de Frida Sofía se convirtió en la esperanza de los mexicanos tras el sismo de 7.1 aunque se ha confirmado que la niña nunca existió.

Eso mismo preguntaron los investigadores del Pew Research Center a 1.100 expertos en tecnología y académicos a través de una encuesta. La respuesta está prácticamente dividida: 51% opina que el problema de las noticias falsas continuará empeorando en la próxima década, mientras que el 49% considera que hallaremos una solución tecnológica.

¿Cuál es la diferencia entre estas opiniones? Al pedirles que explicaran su punto de vista, el razonamiento de ambos grupos se enfocó en el potencial de la tecnología para prevenir, o no, que las personas promulguen su doble agenda. Un ejemplo de esto sería la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a través de cuentas falsas o bots que compraron propaganda y usaron Facebook y Twitter para difundir mensajes que causaran segregación en la sociedad estadounidense.

El senador Mark Warner asegura que la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 no solo fue a través de Facebook, sino también de Google y Twitter.

El 51% que considera que la tecnología no podrá detener las noticias falsas tenían dos fuertes argumentos. En primer lugar, que la naturaleza humana, llámese deseo o instinto, por el contenido placentero inevitablemente alimentará la creación de noticias falsas, como en el caso de la supuesta niña Frida. En segundo, que los avances tecnológicos superarán nuestra capacidad de comprender y controlarlos. Christian H. Huitema, ex presidente de la Junta de Arquitectura de Internet y quien fue uno de los encuestados, comentó:

La calidad de la información no mejorará en los próximos años, porque la tecnología no puede mejorar tanto la naturaleza humana.

Por el otro contrario, el 49% que opina que sí podremos manejar las noticias falsas apuesta por las soluciones tecnológicas, junto con la capacidad humana para reconocer una amenaza colectiva y organizar colectivamente una solución. Adam Lella, analista senior de marketing de comScore Inc., respondió: “Han habido muchos otros problemas en el pasado relacionados con la industria (por ejemplo, visibilidad, detección de tráfico inválido, medición multiplataforma) que aparentemente eran imposibles de resolver y, sin embargo, se han realizado grandes avances en los últimos años”, a lo cual añadió:

Si hay una gran cantidad de presión de la industria para resolver este problema (la cual existe), entonces se desarrollarán metodologías y se avanzará en la mitigación de este problema a largo plazo. En otras palabras, si hay voluntad, hay camino.

Mientras tanto, los gigantes tecnológicos como Google siguen buscando formas de evitar los anuncios falsos.

Fuente: https://hipertextual.com